lunes, 3 de junio de 2013

FUSILAMIENTO SIMULADO Y EN "DIFERIDO"

Tenía pensado hablar de la fotografía que ilustraba la anterior entrada para  no herir susceptibilidades. Lo cierto es que he estado algo ocupado con mis menesteres musicales y he tenido el blog algo olvidado. Poco queda ya por decir sobre la fotografía de marras. Nuestro amigo GERMINAL lo ha aclarado conveniente. La imagen la conseguí de un blog donde dejaban  este escueto mensaje:
Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamondemurió, o lo dejaron morir desconectándolo de la maquinaria que lo mantenía como un vegetal el 20 de noviembre de año 1975. Vamos a celebrar la efeméride con una de sus grandes obras maestras. ¿Les suena este cementerio?. La foto  ha sido publica en el número 2 de la revista Astola. Desconocemos la autoría de la misma ni la fecha, por los uniformes, parece que los ejecutores son “nacionales” llama la atención la presencia entre el público de niños y lo que parece ser una fila de personas (en la parte izquierda) esperando el turno para ser ejecutadas.
Después, los participantes del blog en la sección de comentarios nos aclaraban  lo que tan diligentemente ha investigado GERMINAL. Se trataba de una simulación de un fusilamiento durante la posguerra, que venía a recordar lo malo que fueron los rojos en Durango antes de la entrada de los fascistas.

Salta a la vista que difícilmente pudiera ser una ejecución real, no ya por la presencia de niños, sino por donde están colocados los testigos de la ejecución ficticia. Lo lógico es que estuvieran  a una dictancia prudencial, por si las moscas, pero no, en la instantánea aparecían  todos juntitos, no fuera que los testigos quedaran fuera del objetivo. Según la información del blog donde recogí la foto, no dejan muy clara la fecha en que se realizó el simulacro de fusilamiento. Hay quien decía que fue en el 40 y otro en la década de los 50, sea como fuere lo que está claro, es que Franco necesitaba legitimar su régimen además de justificar la represión de posguerra. Los "rojos" fueron unos asesinos que nos querían llevar al "gulag". Había que castigar semejante osadía y vengar a los "caídos por Dios y por España.

Me llama la atención ver a varios niños vestidos con sus mejores galas para contemplar tan bochornoso espectáculo. Triste  es que se use a la infancia para manipular la verdad. Triste,sí. Sabemos que en ambas retaguardias asesinaron a menores de edad y que muchos niños murieron bajo las bombas asesinas. Las guerra son crueles, por eso el fin no justifica los medios. Fue peor el remedio que la enfermedad.

Es cierto que siempre se trataba de asesinar fuera del alcance de la vista de los civiles, las fosas no dejan lugar a dudas, sin embargo encontramos excepciones, como ya se ha dicho, dos importantes dirigentes pacenses murieron en ejecución pública lo mismo que el alcalde José Lorenzana etc, etc. Eso a lo que se refiere a asesinatos a sangre fría, es decir, días, o meses, o años después de que la plaza quedara bajo el terror fascista. Sin embargo, también hubo ejecuciones "ejemplares" en "caliente". Badajoz recién asaltado contempló como es su plaza principal, se asesinó sin miramientos y por un indeterminado espacio de tiempo. Había gente de los barrios que se refugiaron en los sótanos situados cerca del campo de San Juan, dejaron marchar a las mujeres y a los niños. A los hombres los pusieron contra la pared y empezaron a ejecutar siguiendo las órdenes del alto mando. Se ha comentado que las ejecuciones frente a la catedral no fueron muy abundantes, hay testigos que nos han contado que hubo alguna mujer que le dio tiempo de buscar un aval para salvar a su cónyuge de morir bajo las balas rebeldes, quiero decir que no estuvieron 20 minutos castigando para que el terror paralizara a los malvados "rojos". Saturnino Medina logró salir vivo de la matanza, un oficial moro no los dejó pasar y tuvieron que contemplar la masacre. Se preguntaran porque Saturnino fue "absuelto" de morir en las paredes de la catedral, la arbitrariedad de la (in) justicia rebelde es imprevisible. El ayudante del camión que estuvo recogiendo los cadáveres de la plaza de toros también se salvó de la masacre. Lo dejaron marchar a él junto a su familia. Otros no corrieron la misma suerte.

En la plaza del ayuntamiento de Baena también hubo ejecuciones en plena luz diurna y durante varias jornadas. Un testimonio dejaba este relato:
Nada más llegar Buruaga a la Plaza, se fusiló una primera tanda de 80 personas, tendidos en el suelo, boca abajo, matados personalmente por el teniente Pascual Sánchez. Aquella misma tarde hubo varias tandas más, y otras el día 29, y alguna más el 30. Después, comenzaron a llevarlos al cementerio.
Según historiadores que conocen esa masacre no es difícil encontrar testigos de esa matanza, aunque ya deben de quedar pocos. Otro decía que:
Estaban todos aquellos campesinos tendidos en el suelo. No cabía un garbanzo, tendidos delante del Casino de los señores, y sólo habían dejado una vereda entre los cuerpos para poder pasar. En el ambiente había un silencio sepulcral. Sólo se escuchaba de vez en cuando, al paso de algún señorito: "¡Don Fulano, sáqueme de aquí!". Y les respondían: "¿Ahora acudes a mí, granuja? ¡Ya recibirás tu merecido 

También son conocidas las ejecuciones de Valladolid en el lugar conocido como el Campo de San Isidro. El espectáculo llegó a ser tan dantesco que la prensa tuvo que emitir el siguiente comunicado:
 "Por el Gabinete de Censura y Prensa del Gobierno civil, se hace pública la siguiente nota:
 Uno de los fines principales que se propuso alcanzar el glorioso movimiento a que se ha lanzado el Ejército español, secundado con todo entusiasmo por el pueblo sano, es indudablemente el de la educación ciudadana en todos sus aspectos. Y uno de éstos es la nobleza de sentimientos y la generosidad para con el vencido. En estos días en que la justicia militar cumple la triste misión al dar cumplimiento a sus fallos, de dar satisfacción a la vindicta pública, se ha podido observar una inusitada concurrencia de personas al lugar en que se verifican estos actos, viéndose entre aquéllas niños de corta edad, muchachas jóvenes y hasta algunas señoras. Son públicos, es verdad, tales actos, pero la enorme gravedad de los mismos, el respeto que se debe a los desgraciados, víctimas de sus yerros, en tan supremo trance, son razones más que suficientes para las personas que por sus ideas, de las que muchas hacen ostentación, deban abrigar en sus pechos la piedad, no asistiendo a tales actos, ni mucho menos llevando a sus esposas y a sus hijos. La presencia de estas personas allí dice muy poco en su favor; y el considerar como espectáculo el suplico de un semejante, por muy justificado que sea, da una pobre idea de la cultura de un pueblo. Por esto precisamente, es de esperar de la nunca desmentida hidalga educación del pueblo de Valladolid, que se tendrán en cuenta estas observaciones.
Valladolid, 24 de Septiembre de 1936."
Nótese la siguiente frase:  "Son públicos, es verdad, tales actos, pero la enorme gravedad de los mismos, el respeto que se debe a los desgraciados víctimas de sus yerros... deban abrigar en sus pechos la piedad, no asistiendo a tales actos, ni mucho menos llevando a sus esposas y a sus hijos." No querían público en las ejecuciones, no obstante las ejecuciones eran públicas. Ya hemos comentado alguna vez que la lógica franquista era ilógica.

Siempre respetamos y respetaremos en este blog a las víctimas de los asesinos, tanto franquistas, como los que se suponen que tenían que defender al Gobierno de la República. Un asesinato jamás puede tener justificación alguna. Los que cayeron en Paracuellos por  desidia republicana, Melchor Rodríguez demostró que no era tan difícil parar las sacas, los que murieron por simple venganza y por los odios acumulados durante décadas. Todos merecen nuestro más sentido homenaje. Aquí nunca oirán: "algo habrían hecho" o "se lo tenían merecido". De todas formas, somos conscientes de que una memoria fue consecuentemente dignificada y la otra consecuentemente vejada y olvidada. Nunca es tarde para corregir errores. Por eso a la vez que glorificamos a todas las víctimas, mandamos nuestro más sincero apoyo a todos los que están trabajando para recuperar la memoria republicana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.