miércoles, 24 de septiembre de 2014

Extraña forma de escribir la historia



Revisando la Red por si encontramos algo nuevo sobre la Matanza de Badajoz, nos topamos con una noticia vieja del Periódico de Extremadura:"Dos historiadores descubren la primera filmación de Franco en Cáceres, de 1936". Nos quedamos algo perplejos ante tan rimbombante titular.

 En realidad, estos dos historiadores, no descubren nada, más bien se percatan de que en las imágenes que ofreció el noticiario Pathé sobre Burgos (Cuartel General de Franco), se les coló otras imágenes que correspondían a Cáceres, más concretamente del palacio de los Golfines.

Ningún historiador había reparado en tal situación, por ser este un tema, menor. Se sabía de sobra que Franco había pasado por el palacio cacereño. Hasta un blog en 2010 publicó algo al respecto: http://florentinoareneros.blogspot.com.es/2010/03/otras-plazas-caceres-1-parte.html

Estos dos historiadores, uno de ellos residente en Cáceres, se percatarían con total facilidad de que René Brut pudo filmar a Franco en el palacio de los Golfines, ya que la puerta de dicho palacio aparece con total nitidez. Eso sí hay, que ser observador.

La prensa, como tantas veces, pecó de sensacionalista: "DESCUBRIMIENTO TRASCENDENTAL LA RECUPERACIÓN DE UNAS IMÁGENES PERDIDAS". Trascendental hubiese sido descubrir una lista con los fusilados en la plaza de toros mientras Yagüe permaneció en Badajoz, este "descubrimiento" no dejaría de ser anecdótico.

Para explicarle al mundo tamaño "descubrimiento" estos dos historiadores publicaron un trabajo disponible en la red. Click aquí...

En un extenso artículo nos descubren las andanzas de Franco por Cáceres y de René Brut. Aquí hacemos un pequeño inciso debido a una información que nos ofrecen algo tergiversada.

En el artículo titulado: "Algunas notas sobre la estancia del general Franco en Cáceres en agosto y septiembre de 1936 y las imágenes recuperadas de René Brut", decían que: "Pese a lo que se ha venido publicando [47], Brut gozó en todo momento de libertad de movimientos por el territorio controlado por los rebeldes. De esta forma nunca se hubiera podido desplazar a Antequera el 19 de agosto, o a Córdoba el 25 de ese mismo mes". Según nos cuentan los dos historiadores, otros investigadores han dejado escrito que René Brut no gozaba de libertad de movimientos en la España de Franco. Dicen que:  "Pese a lo que se ha venido publicando", insinúan. sin disimulos, que desde que alguien escribió por primera vez tal "mentira" hasta nuestros días, nos han seguido diciendo que Brut no se pudo mover por la España franquista. Para confirmar tal afirmación nos dejan una nota:[47]  TENORIO, R. «Las matanzas de Badajoz», en Tiempo de Historia, nº 56, julio 1979.

Nosotros que tenemos la suficiente paciencia para comprobar la veracidad de tal información acudimos al trabajo de Rafael Tenorio (también disponible por Internet):
El fotógrafo francés René Bru fue detenido por haber filmado los cadáveres que yacían por las calles y los prisioneros que ingresaban en masa en la Plaza de Toros, y pasó varias semanas en la prisión de Sevilla. Luego, René Bru fue liberado y expulsado de la zona rebelde, pero sus películas y sus fotos se quedaron en poder de los rebeldes.
Rafael Tenorio no nos dice que a René Brut le pusieran cortapisas para moverse por el territorio franquista, sencillamente cuenta lo que le pasó al reportero Francés después de que grabará las imágenes de Badajoz y estas fueran publicadas en la prensa.

Tenorio se equivoca, Brut no estuvo varias semanas en la cárcel. Según contó, él mismo, pasó 6 terribles días en una cárcel donde todos los días se sucedían sacas sin parar. La imágenes que tomó René Brut no fueron las de los cadáveres que yacían en las calles, ya que estos pudieron ser retirados cuando llegó a Badajoz el día 17. Solo se conocen imágenes sin trascendencia alguna por las calles de Badajoz y las famosas de los quemados del cementerio, y las de los carabineros asesinados en las tapias del cementerio de San Juan.

Esto es un truco que hemos observado en otros historiadores "equidistantes", crear una polémica donde no la hay. Si el mundo de la historiografía es difícil, todavía se complica más cuando la ideología se interpone a los descubrimientos.

Este mal puede ser un mal común, pero observamos que en la historiografía franquista o profranquista prima más la ideología que la verdad. La verdad para los hagiógrafos del franquismo es demasiado dura por eso prefieren maquillarla, prefieren tener la imagen de Franco que escribieron los periodistas fascistas:
No es alto, pero irreprochablemente estilizado con el uniforme de campaña color mostaza, en el que destacaba como única distinción, la Cruz laureada de San Lorenzo (sic) la más alta condecoración militar de España. El General Franco me recuerda al tipo del perfecto “hidalgo” de la que está orgullosa la tradición española. El pelo negro con ligero toque plateado, ojos grandes pensativos, de rasgos finos, daban a su cabeza un aspecto de un retrato antiguo, sacado de una ilustre galería. Nada, por lo tanto, de la desaliñada imagen del líder rebelde que han dibujado las noticias tendenciosas.
Cuando ves las fotos de Franco del principio de la Guerra civil, no podemos pensar otra cosa que los periodistas fascistas mentían hasta al definir a Franco: bajo, con muy poco pelo, ojeroso, demacrado (tal vez por el miedo de no tenerlas todas consigo), desgarbado, y excesivamente delgado. Esta delgadez extrema la corregiría en poco tiempo. Franco cogió muchos kilos al final de la guerra. Sin lugar a dudas cuando se percató de que los nazis y los fascistas le iban a hacer ganar la guerra sin dificultades; pudo dormir y comer tranquilo.




1 comentario:

  1. Pues si que estaba delgadito este señor. La fotografía no engaña.

    ResponderEliminar

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.