domingo, 18 de enero de 2015

Ricardo de la Cierva experto en ¿masonería?

Peligrosos francmasones conspirando por el Nuevo Orden Mundial

Anteriormente llegué a afirmar que leer a Ricardo de la Cierva puede ser una pérdida de tiempo si queremos alcanzar la verdad. Cierto es que nadie tiene la posesión de la verdad absoluta, pero al menos hay que afanarse por estar cerca de ella. Para el historiador profesional o para los que leemos mucho sobre la Guerra Civil, y por lo tanto estamos iniciados en este difícil mundo, nos puede ser útil leer obras de este tipo de autores: saber que cosas dicen; saber que cosas han tenido que reconocer a la fuerza. Por el contrario, para el neófito en la historiografía de la Guerra Civil, este tipo de historiador puede hacerle tener una visión distorsionada de la historia.

Veamos un pequeño ejemplo. Don Ricardo de la Cierva, como buen autor profranquista es anti-masón y esto se refleja en sus escritos. En el actual diario Ya -fiel reflejo de la antigua publicación- nos informaban de la presentación de un libro de De la Cierva (“La Infiltración”, sobre el marxismo y la masonería en la Iglesia). La Cope le hizo una entrevista al anciano historiador y Ya reflejaba que:
De la Cierva continuó dando una definición muy concreta de la Masonería: “una secta satánica cuya finalidad es la destrucción de la Iglesia Católica” y matizó diciendo que “todos los satánicos son masones aunque no todos los masones son satánicos”. Aclaró que, según sus profundos y abundantes estudios sobre la secta masónica, la Masonería moderna es satánica, mientras que la masonería que construyó las catedrales en Europa (antes del siglo XVIII) era profundamente cristiana.
Es totalmente falso que la masonería sea una secta satánica; primero: porque la masonería no es una secta; y segundo: el que sepa algo sobre la masonería sabrá que los valores que se promueven dentro de sus organizaciones no tienen nada que ver con el "maligno". Distinto es que salgan un grupo de perturbados diciendo que son masones y satánicos.

Uno de los grandes expertos en masonería, expertos de verdad, es el sacerdote y jesuita José Antonio Ferrer Benimeli, que lleva más de cuarenta años trabajando en archivos masónicos de todo el mundo. Veamos lo que dice Benimeli sobre las "sectas" masónicas:
La definición de secta es 'falsa religión'. La Masonería no es una religión y, por tanto, no puede ser una secta, es una asociación como muchas otras. Su secreto es que no tiene secreto. He investigado sus archivos, sus bibliotecas particulares, he participado en sus congresos y nunca he tenido ningún problema. Pocas organizaciones tienen tanta transparencia.
Benimeli afirma que "cuanto mayor analfabetismo y desconocimiento del tema, mayores disparates se dicen". El octogenario historiador, todo nuestro respeto para la ancianidad de don Ricardo, continua afirmando, según Ya:
También afirmó que “no se puede ser religioso y masón a la vez”, en referencia a algún amigo creyente aunque masón que ocultó al autor su pertenencia a la Masonería durante años. 
La masonería no prohíbe a ningún religioso pertenecer a esta asociación y según Benimeli:
Desde el punto de vista jurídico, la Masonería no está excomulgada. En el nuevo Código de la iglesia ni siquiera se la menciona. Además, es compatible ser masón y católico.
Un claro ejemplo de las distorsiones sobre la Guerra Civil al que induce Don Ricardo es que para él, el asesinato de Calvo Sotelo "fue un crimen puramente masónico" ya que "los propios masones le habían condenado a muerte". Solo le ha faltado decir que fue un crimen de Estado y masónico. Ni lo uno, ni lo otro, fue una vendeta por el anterior asesinato del tte Castillo.

Sí leemos a nuestro colaborador, Antonio Alfonso Hernández, sobre el famoso suceso, realmente a por quien iban era a por el verdadero jefe de la oposición, y este era, José María Gil-Robles:
Tal fue la improvisación, que el primero al que pensaron “detener”, tal y como he señalado, fue a José María Gil Robles, que probablemente temiéndose lo peor, se encontraba ese fin de semana en Biarritz. Leer más.
Si un masón te amenaza de muerte, entonces es TODA la masonería la responsable de esa amenaza, por el contrario, si es un católico el que profiere esa amenaza, sin lugar a dudas, se trata de la amenaza de un perturbado. como siempre dos varas de medir

Sigamos leyendo Ya:
Sobre el padre José Antonio Ferrer Benimeli, jesuita e historiador, experto en masones, el autor confesó que conocía desde hace años su condición de masón y su pertenencia al Grande Oriente de Francia, la peor masonería a juicio de De la Cierva. 
No necesitan documentos para demostrar sus afirmaciones. La palabra de De la Cierva se asemeja a la de Dios, hay que tener fe. Escuchemos a Benimelli cuando le preguntaron si le habían propuesto alguna vez pertenecer a la masonería:
Muchas, y siempre he dicho que no. Amo demasiado la libertad y, además, los conozco demasiado (risas). No me atrae para nada, no lo necesito para mi vivencia personal, es sólo un objeto de estudio.
Al historiador jesuita le han acusado infinidad de veces de ser filomasónico pero Benimeli dice que "eso lo dicen algunos escritores como César Vidal, pero muchos masones me atacan por el lado contrario. Cuando estás en una zona fronteriza las tortas te llegan de los dos lados. Ciertos fanáticos creen que si no piensas como ellos estás contra ellos".

Para Don Ricardo, Zapatero es masón y no porque nadie se lo haya confirmado sino porque "por sus obras los conoceréis”, además  “Educación para la Ciudadanía es un proyecto masónico como una casa hecho por una logia masónica [que se llama] Cives”.

Después de este pequeño análisis, un servidor no sabe si reír o llorar. ¿De verdad se venden los libros del anciano historiador?, mucho nos tememos que sí, si Pío Moa se hizo millonario falseando la historia de la Guerra Civil, como no van a leer al maestro de todos los neo-revisionistas.

15 comentarios:

  1. Excelente entrada Tony. Muy trabajada y aportando muchos datos.

    En este asunto,me resultan más fiables los datos aportados por el padre Benimelí que los que aporta de La Cierva.

    Resulta interesante aportar sobre este asunto, el trabajo publicado por el historiador, Javier Domínguez Arribas, El enemigo judeo-masónico en la propaganda franquista (1936-1945). Marcial Pons. Madrid, 2009.

    En este trabajo, habla el autor de la red de espionaje APIS, se desconoce su significado, que operó entre principio de los años cuarenta y mediado de los sesenta, preparando informes sobre la masonería, muchos de ellos, según este historiador, eran falsos. La red la dirigía una monja teresiana en contacto con Carrero Blanco del que se sabe era un acérrrimo ultracatólico y antimasón.

    Estos informes, supongo, debieron tener una enorme influencia en la imagen distorsionada que Franco pudiera tener sobre la masonería.

    También, creo que conviene decir, que la suscripción por parte de Franco a la publicación fascista, La Entente Internacional Anticomunista, cuyos números recibía el dictador de manera regular desde mucho antes de la guerra, pudieron influir notablemente en su antimasonismo.

    Por último señalar, que aunque la propaganda franquista estableciera, cuando menos, nexos de unión entre el comunismo y la masonería, lo cierto es que Stalin también persiguió a los masones. O sea, que fueron perseguidos igualmente por dictadores tan antagónicos ideológicamente. ¿Entonces?


    ResponderEliminar
  2. Ya hemos comentado algunas veces que, el hecho de que mmuchos izquierdistas hayan formado parte de la masonería, en ésta habrá habido también miembros de otras ideologías, no demuestra para nada que haya existido conexión entre las organizaciones de izquierda y la masonería. De igual forma, podríamos decir que aunque en el gobierno de Aznar hubiese algún miembro del Opus. Dei, esto no supone, ni mucho menos, que existiera conexión alguna entre este Gobierno y la obra.

    DE FRENTE

    ResponderEliminar

  3. Para don César Vidal, historiador y teólogo, autor de libros como El desafío de las sectas; El retorno del ocultismo; o Nuevo diccionario de sectas y ocultismo, la masonería es un grupo secreto cuyos miembros sólo se conocen entre sí, y de hecho, en teoría, buscan fines que son atractivos, como la libertad, la ilustración o la sabiduría, pero en la práctica están más cerca de otros fines ocultos.
    Dentro de ese grupo hay gente que va recibiendo una iniciación progresiva o un conocimiento cada vez mayor en ciencias ocultas, que en apariencia tienen una finalidad buena y, sin embargo, en la práctica pueden tener una finalidad que dista mucho de ser tan buena. En el caso de la masonería hay un elemento que me parece peculiar, y es que en general, dentro de todas las sociedades secretas e iniciáticas, las personas que están en los escalones inferiores desconocen el grado de iniciación de los escalones superiores. Es decir, que la gente que está en un grado de iniciación bajo no creería, seguramente, en muchas de las cosas que suceden en escalones superiores, sencillamente porque las desconocen, y como no forman parte del área de conocimiento en la que han sido iniciados, les parecen imposibles. En este sentido, César Vidal afirma que, si uno le dijera a una persona que pertenece a los grados inferiores de iniciación de la masonería, que ésta, en sus grados superiores, es diabólica, le parecería un disparate. Es posible, incluso, que esta persona identifique al Gran Arquitecto del Universo con el Dios de la religión de la que procede, que puede ser, por ejemplo, la católica, o la musulmana, etc. Sin embargo, para una persona iniciada en grados superiores de la masonería, sí que está muy claro que el Gran Arquitecto no es el Dios de otras religiones, sino que es Lucifer, y eso está comprobado porque aparece en algunos de los textos clásicos masones. En las obras de Pike, que fue patriarca de la masonería en Estados Unidos, aparece muy claro que la cosmovisión que tiene la masonería, o al menos en las obediencias masónicas en las que él estaba iniciado, era una cosmovisión diabólica.
    Lucifer para ellos no era un personaje negativo, sino positivo y caracterizado por transmitir la luz y el conocimiento último. Esa visión diabólica, que para la gente que ha sido iniciada en escalones superiores es muy clara, para la gente que está en escalones inferiores, si uno se lo comentara, pensaría que es una calumnia y una injuria para la masonería, porque diría que ésta sólo tiene valores que, en términos generales, son muy limpios
    http://forocristiano.iglesia.net/archive/index.php/t-2602.html

    ResponderEliminar
  4. Para ser sincero yo tampoco pondría la mano en el fuego por Vidal o La Cierva pero Benimeli se equivoca cuando dice que se puede ser masoó y católico. Decir eso es tan absurdo como decir que se puede ser musulman y católico o Budista o católico. Imposibilidad de conciliar la Fe cristiana y la Masonería. Joseph Card. Ratzinger
    El 26 de noviembre de 1983 la Congregación para la Doctrina de la Fe publicaba una declaración sobre las asociaciones masónicas. Su publicación puede ser útil ilustrar brevemente el significado de este documento.


    Por: Joseph Card. Ratzinger | Fuente: Congregación para la doctrina de la fe
    http://es.catholic.net/op/articulos/837/cat/9/imposibilidad-de-conciliar-la-fe-cristiana-y-la-masoneria-joseph-card-ratzinger.html

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, se puede ser masón y católico, ni lo prohíbe la iglesia ni lo prohibe la masoneria. Los principios masónicos no están reñidos con el catolicismo. También se puede ser de izquierdas y creer en Dios o ser homosexual y también tener fe el el Divino.

    Otra cosa es que el radicalismo clerical no se quiera reconciliar con la masoneria, pero en fin, eso es algo a lo que estamos acostumbrados sobre todo desde la época de Rouco. La Iglesia progresista y tolerante tiene muy poco peso.

    Y dicho esto, ni comulgo con la masonería ni con el catolicismo: allá ellos. Lo que me fascina es esa antimasonería vigente aún, sobre todo aquí en España. El espíritu del Caudillo sigue vivo.

    La masonería al NO SER UNA RELIGIÓN, es compatible con el cristianismo, sin embargo DOS RELIGIONES DISTINTAS, como bien dices NO PUEDEN COMPATIBILIZARSE. No "se puede ser musulmÁn y católico o Budista o católico".

    ResponderEliminar
  6. Francia, el bunga bunga de la masonería
    La madre de todas las batallas políticas de la masonería en Francia, si creemos a estas fuentes, habría sido el intento de hacer caer al primer ministro no masón François Fillon, sustituyéndolo por el más que masón Jean Louis Borloo, un fanático anticlerical, con vistas al debate parlamentario sobre la eutanasia.
    http://www.religionenlibertad.com/francia-el-bunga-bunga-de-la-masoneria-13566.htm

    ResponderEliminar
  7. El semanario no católico Le Point, destaca el hombre de la lucha contra la cristianofobia en Europa, reconstruye además, “de un modo casi exacto”, la doctrina de la Iglesia católica sobre la masonería.

    La Iglesia, recuerda Le Point, con la “Declaración sobre la masonería” de 1983, firmada por el entonces cardenal Ratzinger como prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe y refrendada por Juan Pablo II, ha confirmado la prohibición absoluta para los católicos de adherirse a cualquier masonería, sin posibilidad de derogación por parte de los sacerdotes, obispos o conferencias episcopales, afirmando que los masones siempre han de ser considerados “en estado de pecado grave y no pueden acercarse a la Santa Comunión”.

    “Naturalmente nunca falta algún fraile galo que contesta al Magisterio y se muestra tolerante con quienes no obedecen, pero, al menos, lo que el Papa enseña sobre la masonería ha sido ofrecido por una vez correctamente”, comenta el sociólogo italiano.
    http://www.religionenlibertad.com/los-masones-del-gobierno-estuvieron-detras-del-fallido-intento-de-legalizar-13565.htm

    ResponderEliminar
  8. Francmasonería (opinión de la Enciclopedia Católica escrita en 1913) :
    http://ec.aciprensa.com/wiki/Francmasoner%C3%ADa

    Se trata el tema bajo los siguientes encabezados:

    I. Nombre y Definición II. Origen e Historia Temprana III. Principios Fundamentales y Espíritu IV. Propagación y Evolución de la Masonería V. Organización y Estadísticas VI. Trabajo interno VII. Trabajo externo VIII. Acción del Estado y de la Iglesia

    ResponderEliminar
  9. Ratzinguer en 1º983:
    "Declaración sobre la masonería” de 1983, firmada por el entonces cardenal Ratzinger como prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe y refrendada por Juan Pablo II, ha confirmado la prohibición absoluta para los católicos de adherirse a cualquier masonería, sin posibilidad de derogación por parte de los sacerdotes, obispos o conferencias episcopales, afirmando que los masones siempre han de ser considerados “en estado de pecado grave y no pueden acercarse a la Santa Comunión”.

    Sin embargo estamos en 2015 y según Benimeli:

    "Desde el punto de vista jurídico, la MASONERÍA NO ESTÁ EXCOMULGADA. En el NUEVO CÓDIGO de LA IGLESIA ni siquiera se la menciona. Además, es compatible ser masón y católico".

    Amigo Alfonso, no seas cabezón. Benimeli es católico y no es masón.



    ResponderEliminar
  10. Hombre, yo para conocer la doctrina católica me fío más del Papa que de Benimeli.

    ResponderEliminar
  11. “La iglesia protestante metodista fue fundada en Inglaterra por John Wesley, nacido allí en 1703 [poco antes de la fundación oficial de la masonería moderna]. Fue un brillante estudiante y líder juvenil en la Universidad de Oxford . Su padre, quien era pastor de la iglesia anglicana, la abandonó para crear la confesión cristiana “wesleyana” en 1743, la cual, tras su muerte, se convertiría en la iglesia metodista. Se inspiró directamente en la doctrina de Martín Lutero para su renovación religiosa.



    La iglesia metodista ha sido muy constante, hasta hoy, en el rechazo de la masonería a la que los metodistas consideran como una organización anti-cristiana.”



    [“La masonería invisible” de Ricardo de la Cierva] 2004.

    ResponderEliminar
  12. El silenciamiento de Jesucristo

    Si la masonería irregular prescinde de lo divino, la regular cree en "el Gran Arquitecto del Universo", pero entendido en un sentido neutro, indefinido, abierto a cualquier forma de entenderlo o, si se prefiere, deísta. En una concepción así no cabe Jesucristo, un hombre de carne y hueso al mismo tiempo que Dios verdadero. Es lógico. Pero no es lógico que, en los documentos y libros de uso interno en la masonería, se le silencie, y que ni siquiera se le mencione, a pesar de estar escritos en un contexto socio-cultural cristiano.

    En la portada de las Constituciones de la masonería (Anderson) figura la fecha de su publicación en latín según la era cristiana: Anno Domini 1723; a continuación según la masónica: In the Year of Masonry 5723, o sea, añadidos los 4.000 años que, conforme a la cronología judía, transcurrieron entre la creación de la luz o del universo y el nacimiento de Cristo. Pero muy pronto suprimieron hasta esta mención del "Año del Señor". De hecho, en los no pocos documentos masónicos que he manejado, suele figurar la sigla: "e. v." = "era vulgar" con los años de la cronología cristiana, también "e. m" = "era masónica" y "a.l." = "año de la luz", que añade 4000 años a la era cristiana. Últimamente predomina "E. C." = "Era Común", sigla usada también en las publicaciones judías, en las del Orden Illuminati y otras sectas paramasónicas, del feminismo radical y en las de los testigos de Jehová, menos en el original inglés que en su traducción al español, así como en algunos libros de venta al público sobre cualquier materia, praxis que, por ser todavía rara, permite intuir la condición masónica de autor. Esta datación lo único que consigue es silenciar la mención explícita del nombre "Jesucristo", no la implícita.

    Por su parte, el Diccionario enciclopédico de la masonería del masón Lorenzo Frau Abrines (Edit. Valle de México, I, México D. F. 1976, col. 640), en cinco volúmenes, dedica a la palabra Jesu-Cristo dos líneas de una columna (no página): "Encarnación del Dios de los cristianos, cuyo martirio y muerte sirve de mito a las ceremonias de los Rosas Cruces", definición que ignora el misterio trinitario y que se encarnó el Hijo, no Dios en cuanto Dios Uno, ni el Padre ni el Espíritu Santo. En cambio, dedica 451 líneas a Rama, dios mítico hindú, y muchas más que a Jesucristo a cualquier masón, en cualquier supuesto mucho menos conocido e influyente en la historia que Jesucristo
    http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=2874

    ResponderEliminar
  13. La condena de la masonería no se limita al catolicismo asi muchas denominaciones protestantes han condenado la masonería y prohibido la afiliación a la misma a sus miembros, por ejemplo el sínodo de la Iglesia luterana de Missouri, el sínodo luterano evangélico de Wisconsin, la iglesia luterana reformista (EEUU) y algunas sectas de origen e impronta evangélico protestantes como los Adventistas del 7º día, mormones, etc.

    ResponderEliminar
  14. Un número abrumador de denominaciones cristianas han condenado la Masonería, incluida la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Metodista de Inglaterra, la Iglesia Metodista Wesleyana, la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Iglesia Anglicana Sínodo de Inglaterra, las Asambleas de Dios, la Iglesia del Nazareno, la Iglesia Presbiteriana Ortodoxa, la Iglesia Presbiteriana Reformada, la Iglesia Cristiana Reformada en América, la Iglesia Evangélica Menonita, la Iglesia de Escocia, la Iglesia Libre de Escocia, la Asociación General de Iglesias Bautistas Regulares, Hermanos de la Gracia, las Iglesias Fundamentalistas Independientes de América, El Sínodo Evangélico Luterano, la Unión Bautista de Escocia, la Iglesia Luterana - Sínodo de Missouri, la Evangélica Luterana Sínodo de Wisconsin, y la Iglesia Presbiteriana en Estados Unidos. 6 Además, muchos cristianos prominentes han denunciado la Logia, como DL Moody, Jonathan Blanchard, Charles Blanchard, Alva McClain, Walter Martin, y Charles Finney. 7 Así que la Convención Bautista del Sur no está de acuerdo con otros cristianos sobre las enseñanzas de la Masonería y la participación cristiana en ella.
    http://elevangeliosegunjesucristo.blogspot.com.es/2011/08/la-masoneria-y-el-cristiano.html

    ResponderEliminar
  15. Ratzinger en 1983 no era Papa. Y que casi sectas cristianas hayan condenado a la masonería eso solo nos hace la idea del gran desconocimiento que hay sobre la masonería y de los falso bulos que se han propagado durante años. Los mismo que donde hay cristianos, hay anticrericales, donde hay masones hay antimasones. ¡Qué se le va a hacer!

    "El Gran Oriente francés, el 28 de noviembre de 1885 intentó que la Gran Logia de Inglaterra revocara la excomunión lanzada con tal motivo. La respuesta que recibió fue la siguiente: «La Gran Logia de Inglaterra sostiene y siempre ha sostenido que la creencia en Dios es la primera gran señal de toda verdadera y auténtica Masonería, y fuera de esta creencia profesada como principio esencial de su existencia, ninguna asociación está en derecho de reclamar la herencia de las tradiciones y de las prácticas de la antigua y pura Masonería. El abandono de este Landmark, en la opinión de la Gran Logia de Inglaterra, suprime la piedra fundamental de todo edificio masónico».

    En 1938 y de nuevo en 1949 las tres Grandes Logias de Inglaterra, Irlanda y Escocia declararon solemnemente que «la primera condición para ser admitido en la Orden y ser miembro es la fe en el ser Supremo. Condición que se considera esencial y no admite compromiso». Finalmente, «quienquiera que entre en la Masonería sepa, desde su admisión, que está estrictamente prohibido sostener todo acto que tienda a subvertir la paz y el buen orden de la Sociedad; debe obediencia a las leyes del Estado en el que reside, y jamás ha de faltar al juramento de fidelidad que le liga al Soberano de su país natal». Además, «ni en la logia, ni en calidad de francmasón, le está permitido discurrir o propagar sus propios puntos de vista acerca de cuestiones teológicas o políticas».

    Esta doble obligación de creer en Dios y de prohibirse en la logia toda discusión religiosa o política, así como toda acción subversiva contra el orden público es tan importante que la Gran Logia de Inglaterra «rechaza absolutamente tener relación alguna y rehúsa considerar como francmasones a aquellas asociaciones que se pretenden tales, pero que no se adhieren a estos principios».

    Las Obediencias bajo la influencia de la Gran Logia de Inglaterra sólo admiten en su seno a los que (cristianos, musulmanes, judíos, hindúes…) reconocen un Dios como principio creador –el Gran Arquitecto del Universo– y una fe en la verdad revelada, tal como se encuentra en la Biblia y otros libros sagrados, como el Corán, los Vedas, etc."

    ResponderEliminar

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.