viernes, 19 de febrero de 2016

Demandados por Antonio Manuel Barragán-Lancharro


El 3 de Marzo de 2014, el abogado y licenciado en historia Antonio Manuel Barragán-Lancharro, nos denunciaba en el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Cáceres, a un servidor y a mi amigo y colaborador del blog, Antonio Alfonso Hernández (De Frente).

El motivo principal de esta demanda fue que para Barragán-Lancharro, mi amigo y un servidor de ustedes, habíamos atentado contra su honor: nos reclamaba 6.000 euros a cada uno, el cierre del blog durante 6 meses y la retirada de los supuestos links injuriosos. Les puedo asegurar que no cabía en mi asombro. Desde que abrí el blog, he sido muy crítico con la historiografía conservadora, franquista y neo-franquista, pero les puedo asegurar que mis críticas estaban bien fundamentadas. Además, ¿alguien que había sido tan beligerante contra políticos e historiadores que no eran de su cuerda tenía autoridad moral para denunciar a nadie? Es como si un boxeador denuncia a otro después de un combate de boxeo.

El principal motivo por el que cree el blog, fue para defender a los historiadores como Francisco Espinosa Maestre, José María Lama, etc, etc. Los "historiadores marxistas", "de la mentira" o "devoradores de subvenciones", estas definiciones y algunas más subidas de tono eran vertidas contra personas honradas e incansables luchadoras en pro de la memoria  histórica.

En el juicio contamos con el impagable testimonio de Cayetano Ibarra Barroso, historiador del PRMHEX, que conocía la forma de proceder del abogado y bloguero Barragán-Lancharro. Sabía perfectamente que el blog Historia de Monesterio (así se llama su blog) además de hablar de historia, el sesgo político era era más que evidente.

Después de casi un año, el juicio estaba a las puertas, y casi por casualidad, la comunidad historiográfica extremeña, amen de algunos políticos e intelectuales varios, se enteraron del caso y no duraron en apoyarnos. La prensa, eldiario.es, publicó un escrito en nuestro  apoyo firmado por ilustres personajes. Sobre el honor y el buen nombre:
En Extremadura hemos soportado durante años la existencia de varios blogs ultraderechistas que quisieron conseguir mediante la descalificación y el insulto lo que sus propias facultades y recursos no les permitían: desarrollar una crítica sólida y fundamentada de las investigaciones que sobre la historia de la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y la ocupación de la región se habían ido publicando desde la transición. Uno de esos blogs era escrito por Antonio Manuel Barragán Lancharro, natural de Monesterio, y destacaba por la agresividad y los ataques personales a numerosos historiadores, políticos y juristas...
Uno de esos blogs era el de Francisco Pilo (blog eliminado por el autor) y el otro, el del Abogado Antonio Manuel.Barragán-Lancharro (Historia de Monesterio). No se molesten en visitar el blog en busca de alguna prueba. Sencillamente borró todas las entradas ofensivas. Pruebas de las entradas borradas tenemos. En la Red siempre queda rastro. Visitar el siguiente enlace:

http://bitacoras.com/bitacora/historiademonesterio.blogspot.com/anotaciones/1

Entre los firmantes del manifiesto se encontraban personas de indudable prestigio: Francisco Espinosa Maestre, José María Lama Hernández, Cristina Almeida  Castro, Julián Chaves Palacios, José Manuel Corbacho Palacios, Cayetano Ibarra Barroso, Justo Vila Izquierdo, Fernando Ayala Vicente, Rafael Barrientos Vega, Isidoro Bohoyo Velázquez, Felipe Cabezas Granado, Ángel Calle Gragera, Moisés Cayetano Rosado, Francisco Cebrián Andrino, Juan Carlos Doncel Domínguez, Eva Fernández, Juan García Pérez, Luciano Fernández Gómez, Ramón González Cortés, Libertad González Nogales, Cecilio Gordillo Giraldo, Ángel Hernández García, José Francisco Gras Muñoz, José Hinojosa Durán, y un largo etc.

Nuestros abogados defensores decidieron ignorar las pruebas del enlace de arriba y basaron su defensa en la legítima libertad de expresión, además teníamos un testigo personal, que fue recusado, pero la juez le dio veracidad y validez. Cayetano Ibarra no tenía motivos para mentir y respondió con el corazón en la mano y la verdad por delante, a pesar de ser uno de los firmantes del manifiesto.

En la vista previa nuestros abogados reclamaron el testimonio de Cayetano Ibarra. Barragán-Lancharro intentó sin éxito que la juez no aceptara tal testimonio. Las razones eran obvias. Unos meses después se celebró el juicio y Barragán-Lancharro intentó, sin éxito y de nuevo, anular el testimonio de Cayetano.

El juicio fue bastante rápido, Tanto el denunciante como nuestros defensores preguntaron al testigo. Las preguntas de Barragán-Lancharro fueron orientadas a desprestigiar el testimonio con preguntas tales como -cito de memoria-, que si el testigo había sido alcalde del PSOE, como era obvio; o que si trabajaba en Mérida en el PREMEX, cosa también obvia: osea que, era un socialista de estos de la memoria histórica. ¿Y? No se daba cuenta pero el demandante se estaba situando en un lado del espectro político. Fue un error.

Nuestros dos abogados defensores realizaron una defensa brillante, y en el poco tiempo que tenían para exponer sus alegatos dejaron claro que no había intención de dañar el honor de nadie, y así lo entendieron la fiscal y la juez. El veredicto fue absolutorio y al demandante le condenaron al pagar las costas. La sentencia no fue firme y cabía recurso. Recurso que interpuso uno o dos días antes que expirara el plazo -para mantener así más expectación.

El diario.es publicó un artículo al respecto, con algún error que otro, pero en general bastante aclarativo:
Derrota judicial para un historiador tachado de “facha” por estudiosos de la Guerra Civil en la región
Llamar “facha”, “franquista” o “ultraderechista” a un historiador a consecuencia de las tesis que mantiene sobre la República o la Guerra Civil en Extremadura, no es delito según el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Cáceres, que acaba de dictar una sentencia en la que absuelve a los dos autores de un blog en el que se lanzaron esos calificativos.
Ha sido un caso sonado dentro del círculo de historiadores y estudiosos de ese período de la historia regional, que viene siendo objeto de polémica en este caso por las tesis mantenidas por un abogado extremeño, Antonio Barragán Lancharro, y que había presentado una demanda contra los dos  promotores del blog ‘Badajoz y la guerra (In) Civil’, en el que se mantienen opiniones contrarias a las suyas. Leer artículo completo.

Ayer por la tarde me llego el veredicto de la Audiencia providencial de Cáceres y los tres magistrados que han revisado el caso han reiterado la opinión de la juez y la fiscal: libertad de expresión. Eso sí, le han exonerado de pagar las costas del juicio al demandante. Cada uno debe de correr con sus gastos. Barragán-Lancharro, se representaba a si mismo, si a caso tendrá que pagar a su procuradora. Y Antonio Alfonso y un servidor estamos exentos de pagar dieta alguna, ya que habíamos solicitado justicia gratuita

9 comentarios:

  1. Una vez más, reitero mi agradecimiento a todos los que nos han apoyado en este caso. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena. Ese tipo en los comentarios de Público remitía a su blog con manifestaciones engañosas, eso ya lo dice todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Están rabiosos José Antonio. Adelante compañeros, siempre adelante ... Nuestro compromiso contra la injusticia inalterable... Ir hacia el pasado, revivir los días y recoger cada huella que el tiempo no borro, pues como decía Primo Levi: «No es lícito olvidar, no es lícito callar. Si nosotros callamos, ¿quién hablará?» Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues me alegro mucho por usted, los tribunales no son el lugar indicado para las disputas historiograficas, felicidades!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena. Es de justicia.

    ResponderEliminar

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.