domingo, 26 de febrero de 2017

Los jerifaltes de los sotanudos no quieren memoria histórica a no ser que sea la suya


El cardenal, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (Ricardo Blázquez), en una reciente entrevista concedida a el diario, El Mundo, ha realizado unas declaraciones, que nos vienen a mostrar, otra vez más, la oposición de la "Santa Madre Iglesia" a la Memoria Histórica:
La memoria histórica la hicimos de una manera interesante en la Transición. Todos los que tuvieron la capacidad para actuar con determinación para que su pensamiento fuera plasmado en un futuro de la sociedad española, hicieron memoria histórica. Yo comprendo que uno tiene derecho, si sabe que su abuelo o su madre están en una cuneta, a desenterrar de una manera humana y tratar sus cadáveres con respeto. El Día de Todos los Santos yo voy a uno de los cementerios de Valladolid. Allí rezamos por los difuntos. La última vez también estaban desenterrando unos cadáveres de unas fosas. Me acerqué a rezar por ellos. Yo quiero rezar por todos... Pero la memoria histórica ya la hemos hecho. Yo pediría que no hurguemos. Hurgar vuelve a hacer que las heridas sangren. No es bueno. Miremos juntos hacia el futuro.
Dice este "buen" cristiano que: "hurgar vuelve a hacer que las heridas sangren". Podemos entender que "Su Excelencia Reverendísima", se debe referir nada más a que, hurgar en los asesinatos del franquismo, reabre las heridas ya "cerradas", porque recordar, honrar y beatificar a los mártires asesinados por su fe (asesinados por la vesanía roja) no debe de reabrir ninguna herida ni nada por el estilo:
Según ha informado el Vaticano, el Papa Francisco ha reconocido el "martirio" de 21 españoles que fueron asesinados durante la Guerra Civil española (1936-1939), por lo que serán beatificados. La Gaceta (5/12/2016).

Queremos sacar a "Su Excelencia Reverendísima" de su grave ignorancia en temas memorialistas, en tema memorialista de los rojos, claro está, porque a lo que se refiere de la memoria de los suyos debe de estar muy puesto. La inmaculada y maravillosa Transición, tan venerada por la Iglesia católica y demás sustentores de esta corruptela que tenemos como régimen, se olvidó, por completo de la memoria histórica, miró para otro lado y metió la basura debajo de la alfombra. Eso es lo que fue la Transición.

En tan celebrado proceso, es cierto que no todo fue negativo, ¡faltaría más! Ni todo fue tan negro, ni todo tan maravilloso. Aunque para la Iglesia si que fue todo tan maravilloso. Pudo olvidar su pasado "sangriento" con tan solo un golpe -a la vez que seguir chupando de la teta del Estado-.

Tarancón y compañía renegaron del franquismo, y así, como por arte de magia, nos olvidábamos de la colaboración de la Iglesia en la represión franquista. Entendemos que "Su Excelencia Reverendísima" no quiera hurgar en el pasado. Y no por esa falacia que se repite sin cesar (cual aprendices de Goebbels): hablar de la Guerra Civil, reabren viejas heridas ya cicatrizadas. Ellos, y tan solo ellos (los ensotanados), nos han demostrado que recordar y beatificar a religiosos asesinados durante la Revolución de Asturias y la Guerra Civil - es decir, hurgar en el pasado- no reabre ninguna herida. Pero hurgar en el pasado nos puede hacer recordar que la Iglesia Católica -mártir y verdugo- no hizo todo lo que estuvo en su mano para que las cunetas no hubiera sido el triste destino de miles de españoles.

Sr. Blázquez, la memoria histórica que nos hurtó la Transición, es tan necesaria para nosotros, tanto como las beatificaciónes de vuestros mártires para vosotros.

También nuestro eminente cardenal no sabe sí  "Jesucristo habría votado a Podemos. Entonces no había urnas". Esto es una verdad de perogrullo, pero si Jesucristo hubiese nacido en el siglo XX, probablemente no hubiese sido crucificado, estaría en la cárcel por ser un activista de extrema izquierda. Rajoy lo habría metido en la cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.