sábado, 1 de noviembre de 2014

¿Se puede votar a Podemos?

Os iba a meter un rollo de no te menees, para explicar porqué se puede o no, tener miedo votar a la nueva formación política liderada por el marxista Pablo Iglesias (si marxista), pero investigando y documentándome para explicar mi punto de vista, sobre Podemos, me he topado, por pura casualidad, con un vídeo, que estén o no de acuerdo, al menos les puede hacer reflexionar (algo nada baladí en los tiempos que corren).

Pido por favor, visionen el vídeo hasta el final. Podrán ver un poco más claro, ciertos fenómenos surgidos alrededor de Podemos, que por cierto, últimamente están comparando a la nueva formación con la Falange de José Antonio. La ideología de Pablo Iglesias la aclararemos otro día. Aunque no creo que haga falta explicar mucho sobre que Iglesias y cía son genuinamente de izquierdas, pero para los que aun tengan dudas, muy pronto les sacaremos de ascuas. De momento veamos este vídeo...



viernes, 31 de octubre de 2014

Orígenes del PP

Laureano López Rodó
¿Porqué el PP le tiene alergia a todo lo que huela a memoria histórica? ¿Porqué en su mayoría están en contra de retirarle los honores a Franco y a su dictadura? Tal vez esta sea la respuesta: AP, que después cambiaría el nombre por PP, fue fundado por siete ministros franquistas. Rescatemos una noticia aparecida en Diario 16 del año 1977:
                                       
                        Alianza Popular, fiel a la memoria de Franco     
 Diario 16.    22/02/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6.
 Alianza Popular, fiel a la memoria de Franco
MADRID, 22 (D16 y agencias) .—Laureano López Rodó, hablando en nombre de Alianza Popular (AP), dijo ayer en el teatro Lara de Madrid que todos sus promotores se honran por haber servido a Franco y seguirán siendo fieles a su memoria.
 Al acto, organizado por la rama femenina de AP, asistieron algo más de medio millar dé personas, todas por rigurosa invitación, enmarcándose en el ciclo que vienen organizando los lunes.
 "De la misma manera que servimos, sin servilismo, a Franco, serviremos al Bey sin someternos a la dictadura de los oportunistas ni al capricho de los vientos cambiantes. Yo no creo en la lealtad de Quienes hayan sido desleales a Franco. Mucho me temo que también serán desleales al Rey", afirmó uno de los ministros más íntimos del almirante Carrero Blanco.
Coqueteos con los socialistas
 Definió a su grupo, Acción Regional, como monárquico, conservador y humanista, siendo partidario de la continuidad que no destruya los valores tradicionales.
Dijo que no comprendía "por qué se mima y se "coquetea" con un partido socialista con la vana esperanza de que él pudiera ser la base de la Monarquía, como si estuviéramos en Suecia o en Dinamarca".
Señaló que la legalización del Partido Comunista es una decisión política y no Judicial, por lo que no debía ser endosada a los tribunales.´ .Precisó que el punto clave de esta cuestión estuvo en la modificación introducida en el Código Penal, a la que López Rodó dio su voto negativo. "Una vez aprobada la reforma —dijo—, es difícil saber la actitud del Tribunal Supremo,-"
Esta imagen del Diario 16 es lo suficientemente  explícita:


Franco, Franco, Franco; en el primer congreso de Alianza Popular. Esto puede explicar porque  no hay un partido de ultra derecha potente como lo hay en Francia. El franquismo sociológico no ha desaparecido, está aglutinado en el Partido Popular. Ni que decir tiene que ser del PP, o votar al PP, NO tiene porqué  significar, a la fuerza, ser filofranquista, pero entre sus votantes hay mucho de "eso".

Se dice muy a menudo que la LMH, es un arma arrojadiza contra el PP. Es lamentable que esto pueda ser así. El PP como partido demócrata y/o liberal, tendría que marcar las diferencias con el franquismo, es decir, tenía que haber sido partidario de la LMH, y no haberse opuesto a retirar los vestigios franquistas. Todavía quedan muchos sitios donde no se cumple con la LMH.

Una excusa que los populares esgrimían para oponerse a la LMH, era que esa Ley abriría viejas heridas y seguiría dividiendo a los españoles. 7 años han pasado desde que la Ley de la Memoria Histórica está vigente y, los españoles estamos tan unidos y/o tan separados como siempre: ¿A quien le puede molestar que se quiten ESCUDOS FRANQUISTAS de los edificios oficiales?, como el escudo que se retiró de Cáceres; evidentemente, a los filofranquistas, un demócrata debiera alegrarse.

La retirada del escudo franquista cacereño produjo tres denuncias: una de un abogado ante la Junta de Extremadura; otra de un investigador de Cartagena; ante el defensor del Pueblo; y otra del "Instituto de estudios heráldicos y genealógicos, a iniciativa del secretario, don Antonio Bueno Flores, que está llevando con enorme dedicación y entusiasmo desde Cáceres todo el peso de este asunto, presentó el lunes por la mañana una denuncia ante el ministerio fiscal, por si el hecho fuera constitutivo de delito, al atentar contra las normas legales que protegen y amparan los escudos de armas y el patrimonio artístico". Un juez al final dio la razón a los demandados y declaró que no existía ninguna irregularidad en la retirada del escudo franquista.

Y, a estas alturas de la película no creemos que a nadie le pueda molestar que los familiares quieran recuperar los restos de los asesinados por el franquismo, y si se molesta, el solo se está retratando.

Otra de las escusas para oponerse a retirar los vestigios de la dictadura franquista, consistía en que estábamos borrando la historia. La historia está en los museos; los archivos y los libros. A lo largo de la Historia de España, se han destruido monumentos, edificios, cambiado nombre de las calles, etc, etc, pero la historia sigue ahí, impertérrita, indeleble: desafiando los malos humos políticos y la intransigencia y las mentiras de los hagiógrafos de todo pelaje.

Al final del franquismo si que se borró parte de nuestra historia con la destrucción de miles de archivos procedentes de la dictadura. ESE FUE EL VERDADERO EXPOLIO A NUESTRA HISTORIA MÁS RECIENTE.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Las fotografías a veces nos engañan.



Según el investigador Moisés Domínguez Núñez (premio Arturo Barea), la fotografía que ilustra este artículo corresponde a un asesinato cometido por los rojos en Guareña. La fotografía es espantosa, ¿qué abría hecho la pobre mujer para que le descerrajasen un tiro Dios sabe donde? Esta imagen procede de la prensa franquista, La Prensa (Sta. Cruz de Tenerife) del 19 de Diciembre de 1936, por eso podemos dudar de su autenticidad.

Si usamos la misma fotografía y cambiamos el titular nos vale para ilustrar cualquier noticia de cualquier otra localidad, y nos valdría tanto para la represión roja como la azul. El caso es que esta fotografía aparecía en la prensa franquista.

Dice el investigador Moisés, sobre la imagen: "Es de suponer que sería hecha al entrar las tropas nacionales en la población, circunstancia en la que darían con la huella de uno de los últimos crímenes cometidos por los frentepopulistas". Por suponer podemos suponer muchas cosas. También podemos suponer que cuando entraron los golpistas en Guareña, no había ningún cadáver por los suelos, es decir, los "rojos" ya habían asesinado y enterrado a sus víctimas, y que esa mujer fuera asesinada por los golpistas. 

Y no es mucho suponer, sabemos gracias al libro La Segunda República y la Guerra Civil en Guareña, Badajoz: Diputación Provincial, 2012 (Juan Ángel Ruiz Rodríguez), que los golpistas asesinaron en Guareña a sangre fría y sin juicio farsa a varias mujeres: Margarita Gallego Parejo (45 años), María Pulido Mancebo (42 años) y María Rodríguez García (81 años). Vemos que los "libertadores" tampoco hacían ascos de asesinar a mujeres ancianas. Los "rojos" asesinaron a dos mujeres.

La imagen es terrible, en efecto, pero como he dicho vale para cualquier historia.

Dice Domínguez Núñez: 
No fue menos cruel la represión [franquista en Guareña] que vino a posteriori pero esta se dilató en el tiempo durante el resto de la guerra y la posguerra, siendo el total de la represión nacional de 48 muertos, a los que habría que añadir otros 60 vecinos que fueron fusilados en otras ciudades de la provincia después de ser sometidos a consejo de guerra. Dato en absoluto baladí dada la desproporción en el tiempo de ambas represiones. El paciente lector puede sacar las conclusiones oportunas pues no hay que hacer mucho esfuerzo para imaginar qué hubiese ocurrido si Guareña hubiera estado en manos del Frente-Popular hasta el fin de la Guerra Civil o en la posguerra.

Según Domínguez Núñez, los franquistas se quitaron del medio a 48 personas sin juicios farsa y 60 con ellos. Total: 108 personas. Los rojos acabarían con la vida de 81 personas. Pero al volver al libro anteriormente citado vemos que la represión franquista registrada es más abultada: 59 muertos, en lo que pudiéramos llamar represión caliente, y 71, con los juicios farsa. Total 130: personas asesinadas por los "azules". Ni que decir tiene que la cifra de 59 asesinatos "en caliente" es a la baja y que jamás sabremos verdaderamente el alcance de la matanza. ¿Que hubiese pasado si Guareña hubiese quedado en manos de la República? Nosotros no podemos saberlo pero hay quién si lo sabe: "no hay que hacer mucho esfuerzo para imaginar qué hubiese ocurrido si Guareña hubiera estado en manos del Frente-Popular hasta el fin de la Guerra Civil o en la posguerra". Algunos a parte de tener grandes dotes para la investigación también hacen sus pinitos en el "arte" de la adivinación.

Si nos hacemos caso de la historia de la Guerra Civil y observamos lo que pasó en la retaguardia republicana, las grandes matanzas acabaron en el verano del 36, pero nosotros no somos adivinos, podría, efectivamente, haber pasado cualquier cosa para bien o para mal.

Prosigue Domínguez Núñez:
"Sin embargo, nos pararemos en dos fotografías que nos explican el porqué de lo que ocurrió en Guareña y que sería, por ende, extensible al resto de aquella España en llamas. Es decir el ojo por ojo y diente por diente. En aquella visión goyesca de hombres a garrotazos que tanto gusta repetir a los españoles de toda época".
Esto podría parecer que es verdad, la España eterna, la España cainita y mal avenida. No obstante la historia como siempre es más compleja.

Venganzas, obviamente las hubo: durante la guerra y lo que es peor, durante la posguerra. Pero la represión franquista cumplía dos objetivos, por supuesto podrían vengarse de la furia "roja", y lo más importante quitarse del medio a los rojos más "peligrosos". O lo que se ha escrito: Había un plan de exterminio, solo dos pequeños ejemplos: En Zafra no murió nadie de derechas, según José María Lama, los fascistas asesinaron a 180 personas. Otro más, en Villafranca de los Barros, tampoco murió nadie de la derecha, según Espinosa los fascistas asesinaron a 300 personas y pudieron ser 500.

La excusa de "el ojo por ojo y diente por diente", no es creíble. El uso de este refrán para explicar la represión en retaguardia, es excesivamente simplista a la vez que equivoca. Se aprovechó la guerra para ajustar cuentas pero esta no es la explicación coherente.

En la retaguardia leal se asesinó porque había mucho criminal suelto; en el bando golpista, además de los criminales y represores que de buen grado hacían correr la sangre, eran los generales (ex-genrales) golpistas los que daban las ordenes para asesinar y cumplir así con el plan de exterminio e imponerse por el terror.

Terminando: 
"Con dos simples imagenes explicamos el porqué de lo ocurrido en la Guerra Civil española: revolución-contrarrevolución".
 Esta es una de las explicaciones que dio el franquismo, una de las excusas, tienen más. El fallo es que antes de la guerra no había revolución, ni se la esperaba. La revolución fue la respuesta al Golpe de Estado, y no la revés.