sábado, 19 de enero de 2019

Errejón se va a cargar Podemos


La culpa es de la izquierda, no de los políticos, sino de sus jodidos votantes. Botarates existen en todos los ámbitos de la esfera pública, y por supuesto la política no iba a ser menos (en Podemos por supuesto no se escapan de ese mal). Luego explico este punto.

Ínigo Errejón, quiso alzarle la pata a Pablo Iglesias (Carolina Bescansa también urdió un plan secreto, pero se le fue al traste al hacerse público fortuitamente), mas en Vistalegre II y de forma democrática Íñigo Errejón perdió la batalla ante Pablo Iglesias: "Pablo Iglesias se impone a Íñigo Errejón y logra el 60% de la dirección de Podemos". Esto ocurría en febrero de 2017. Dos años después Errejón quiere implantar sus santa voluntad de manera unilateral, no ha consultado a sus bases, pero ni si quiera a ese 60% que le quitó un supuesto liderato.

En marzo de 2018  los inscritos en Podemos ratificaron "con una amplia mayoría del 90,75% y una participación de 76.511 personas concurrir en coalición junto a IU y Equo a las elecciones municipales, autonómicas y europeas que se celebrarán en 2019 preservando la marca del partido en la candidatura" (El Confidencial).

Tras esta votación, y siguiendo los designios de los inscritos, se tomó una importante decisión. Según destacaba El País:
Se acabaron las marcas blancas. La papeleta de Podemos estará disponible en los municipios madrileños en las elecciones de mayo. La dirección regional ha decidido ir con sus propias siglas a los comicios del próximo año, aunque aceptará que no aparezca en aquellos lugares “donde otra marca esté más consolidada”. Es el caso de la capital, donde la alcaldesa, Manuela Carmena, anunció el 10 de septiembre que optaría a la reelección, aunque al frente de una plataforma de individuos, no de partidos. Fran Casamayor, secretario de Organización de Podemos en la Comunidad, subraya que Carmena es la candidata de su formación y que se buscará “la fórmula en la que se sienta más cómoda”.
La excepción era "la capital", es decir el Ayuntamiento de Madrid. Hace unos días llegó la discordia: Íñigo Errejón de espalda a las mayoría de sus compañeros, y de los inscritos, ha llegado a un acuerdo con Manuela  Carmena para presentarse bajo las siglas de un partido que ha formado la exjueza, Más Madrid. Yo no sé como llamaran ustedes la decisión de Errejón, pero al menos en mi casa a eso se llama traición.

Carlos Fernández Liria, una persona que tuvo cierta cercanía con Podemos, pero que hace ya bastante tiempo que no le hacen ni el menor caso (esta afirmación proviene del propio filósofo), desde Cuarto Poder, ha tratado de echarle un cable a Errejón:
No nos engañemos. Podemos no nació como un partido político, sino como una herramienta para dar voz a la esperanza popular de cambiar las cosas. Podemos vuelve y renace donde vuelve y renace la esperanza y la alegría que lo crearon. La alianza Carmena-Errejón nos devuelve el entusiasmo con el que hace cinco años pensábamos que podíamos reinventarlo todo, para empezar, el anquilosado sistema de partidos.

Podemos hace tiempo que funciona como un partido político, y esto no es precisamente algo negativo, lo negativo son estos burdos intentos de Fernández Líria para distorsionar la realidad, o sencillamente de faltar a la verdad.
...Errejón, por otro lado, no hace más que lo que se le había encomendado: ganar Madrid, un mandato que refrendó la militancia antes del verano, aceptando la condición de tener vía libre para decidir los términos de las campañas, las alianzas y las siglas.
Esto no es cierto, los inscritos acordaron por amplia mayoría ir con sus propias siglas. Y Errejón por su cuenta y riesgo y sin hacer la más mínima consulta, decide ir con las siglas de la Alcaldesa de Madrid. Es posible que la idea no sea mala, o sí, no lo sé, pero tras acuerdos democráticos se optó por otra opción. Errejon no puede ahora hacer lo que le salga de su ilustrísima sesera.

A mi Carmena me defraudó y de largo, el problema es que lo que hay en frente es un horror. Si tuviese que votar en Madrid no lo dudaría, pero no porque simpatice con Carmena o Rita Maestre y demás errejonistas socialtraidores, sino porque las otras opciones me dan pánico.

Iglesias se ha granjeado muchos enemigos entre los intelectuales que un día lo apoyaron y, sobre todo, entre la prensa socialdemócrata y conservadora. Parece un milagro que con tanta basura mal intencionada (el artículo de Fernández Liria hay que incluirlo dentro de esa basura) Iglesias y Podemos siga en pie.

Le están echando la culpa a Iglesias de todo este desaguisado, no nos extrañemos, también le hecharon la culpa a la izquierda de la Guerra Civil. Y así seguimos.

Pero la culpa de que la extremaderecha nos mee en la cara la tienen los votantes izquierdosos, que son todos ellos muy puristas. Estas desaveniencias desmovilizan a los izquierdosos. algo que no pasa en el otro lado. A ver sino como explicamos que despues de ver la inmensa corrupción del PP y del PSOE. Las elecciones andaluzas las haya ganado el PSOE y los segundos hayan sido los peperos. Vivimos en un país de vergüenza.

Como todo este asunto me toca las narices de sobremanera, y sobre todo las tonterías de estos filósofos como Fernández Liria, quiero compartir con los lectores un vídeo humorístico. Por cierto, la prensa en España tampoco goza de muy buena salud. Es incomprensible como a Eduardo Inda le siguen dando cancha en las televisiones:


miércoles, 16 de enero de 2019

Naturalmente que los hemos fusilado



La técnica que han usado ciertas personas para negar la indudable matanza de Badajoz, o en su caso minimizar al máximo sus verdaderas dimensiones, es vieja; y es la misma que usaron los propagandistas franquistas en su día. Personajes como el padre Thorming o McNeill-Moss, ya lo intentaron en su día: desprestigiar a los periodistas que dieron la noticia de aquella masacre.

En 2010 se publicó La matanza de Badajoz ante..., escrito por Pilo, Domínguez y De la Iglesia. Otro intento igual de torticero que todos los anteriores. La novedad de este libro es que el 90% de los artículos exhumados por estos autores, y que sirven de base para negar la matanza de Badajoz, proceden de la prensa de la dictadura salazarista. Absurdo.

Francisco Espinosa en su obra Lucha de historias, lucha de memorias, se le ocurre otro título para la obra de los tres autores:
"Los sucesos de Badajoz según la prensa (especialmente portugusesa)", pues esa es la base principal de la información. pag. 284.

Uno de los enemigos a batir, fue el prestigioso periodista John T. Whitaker, que en sus memorias escribió citando a Yagüe:
«Naturalmente que los hemos matado. Me dijo ¿Qué suponía usted? ¿Iba a llevar 4.000 prisioneros rojos con mi columna, teniendo que avanzar contra reloj? ¿0 iba a dejarlos en mi retaguardia para que Badajoz fuera rojo otra vez?».
La cita la copio de un artículo de M. Domínguez escrito para el blog Desde mi campanario. Según M. Domínguez:
 ...Esta presunta entrevista fue reproducida por Whitaker en dos publicaciones. La primera en 1942, en una revista jurídica con el titulo “Prelude to World War. A witness from Spain”, Foreing Affairs; an American Quaterly Review, p. 106. La segunda, en 1943, en un libro: “We cannot escape History”, New York: Macmillan, 1943. p. 113. Es curioso, por no decir increíble, que en los numerosos libros que se publicaron entre 1936 y 1942 sobre la Guerra Civil española no se cite ni una sola vez esta famosa interviú...
Verdaderamente Yagüe reconoció la matanza pacense al periodista del New York Heral Tribune a traves de una "interviú". ¿Entrevistó Whitaker a Yagüe? No exactamente.

Siguiendo a Southworth, en su imprescindible obra, El mito de la cruzada de Franco, no fue exactamente una entrevista. Según este reputado historiador, Whitaker escribió:
El coronel Yagüe, que mandaba las fuerzas franquistas en Badajoz, se reía al oír los desmentidos de las matanzas, "Naturalmente que los hemos fusilado -me dijo-. ¿Qué se podía esperar? ¿Pensaban que iba a llevar conmigo a cuatro mil rojos cuando mi columna avanzaba luchando contra reloj? ¿Tenía que dejarlos en libertad en mi retaguardia para que Badajoz volviera a ser una ciudad roja?
Más que una entrevista se deduce que pudo ser una conversación informal, y Yagüe sin temor dijo lo que sentía ante aquel periodista norteamericano, que en principio debería ser afecto a los golpistas. 

El tte. coronel (por aquel entonces) se reía de los desmentidos que llegaban a sus oídos -el escándalo fue mayúsculo- y el criminal de guerra no se escondía ante la prensa por sus actos de barbarie. Total, tenía quien hiciera los desmentidos por él.

¿Porqué no supimos de esta confesión de Yagüe a Whitaker, hasta que el periodista escribió sus memorias? Fácil, porque sino habría sido expulsado de la zona fascista, como fueron expulsados compañeros suyos.

No obstante M. Domínguez agrega que:
... En 1938 el mismo Whitaker, que nunca negó sus simpatías hacia la Republica española, se desplazó nuevamente a la España del Frente Popular, pero esta vez para cubrir el conflicto para Chicago Daily News.

Llama poderosamente la atención que, sin las ataduras de la censura franquista, no hiciera mención alguna en sus reportajes a la supuesta entrevista que realizó a Juan Yagüe. Es muy raro pues esta entrevista era pura dinamita para la agit-prop del momento...

Para empezar habría que añadir que el Chicago Daily News, si hubiera publicado aquellas palabras, es muy probable que todos sus corresponsales fuesen expulsados de la retaguardia franquista al perderse la confianza en la línea editorial del diario de Chicago. Lógico, ¿no? Y por otra parte, el periodista enviaría las noticias que pasasen en la retaguardia republicana.

martes, 15 de enero de 2019

Gustavo Bueno reinventando el supremacismo nacionalista



El fascismo, idea totalitaria que se vio en su día como una ideología moderna, no fue otra cosa que una reacción de la derecha "a la crisis que experimentó Europa en los últimos años de la primera guerra mundial y a lo largo de todo el periodo de entreguerras (1918-1939)" (Joan María Thomas).

Paradójicamente su inventor fue Benito Mussolini, hijo de socialistas, y que el mismo militó en el socialismo italiano, hasta que debido a su extremismo fue expulsado del partido.
"...al principio, como la mayoría de los socialistas, se opuso a la guerra y a la intervención de Italia, pero en octubre de ese año cambió a una posición de "activa neutralidad", y poco después defendió la participación en la guerra al lado de Francia y Gran Bretaña..." (Julián Casanova). 

Ese cambio tan radical le proporcionó ser expulsado como editor de Avanti! y expulsado del Partido Socialista Italiano. A raíz de esas expulsiones -merecidas por otra parte-, se forjó un nuevo Mussolini antiliberal y antimarxista.

Según Casanova el germen fascista comenzó
...en medio de la crisis posbélica, con la urgente necesidad por parte de industriales y terratenientes de restablecer el control social sobre campesinos y trabajadores. Los fascistas movilizaron a un sector importante de excombatientes, estudiantes, profesionales, administradores de fincas y pequeños y medianos propietarios. Todos ellos se convirtieron en la base social de los grupos paramilitares, de la política del squadrismo violento contra socialistas y sindicalistas, que defendía el orden social contra la amenaza de la revolución. Las clases dominantes, la Iglesia católica y los militares aceptaron el fascismo como una alternativa a la vieja clase política, como una expresión de nacionalismo radical y antídoto frente a las aspiraciones igualitarias de la democracia liberal y del socialismo.
Vox no conseguirá lo que pretende ni por asomo. España no será fascista o neofascista. Falta algún ingrediente para repetir situaciones pasadas. Lo que sí está consiguiendo es ponernos en guardia con su discurso extremista. Pero España no volverá a ser facha aunque muchos de estos seres pululen por el solar patrio.

Militarismo autoritarismo, nacionalismo patriota: tres piezas que van de la mano del fascista de manual. Si escuchamos el relato de Gustavo Bueno -ver vídeo-, nos podría retrotraer perfectamente a los primeros pasos que dio Mussolini para su reconversión al fascismo.

No queremos llamar fascista al sr. Bueno, pero este hombre está, o estuvo, dándole sostén filosófico a los extremistas que anteponen la bandera a los derechos civiles de grupos con otros conceptos de lo que tiene que ser España.

Es muy posible que por aquí aparezca un fan de Bueno -y de sus discípulos- y que me vuelva a llamar de esta guisa:
"izquierda indefinida"(...), postmoderna, anarcoide, filoregionalista- separatista (sin un teoría clara del Estado y de la nación española) y anticomunista/antisoviética con matices tirando a la socialdemocracia clásica .
O lo que vendría a ser lo mismo: sino eres nacionalcomunista eres algo menos que escoria. Qué poco han cambiado las ideas totalitarias y mal definidas en ese marxismo del que algunos nostálgicos de las dictaduras criminales hacen gala. No existen dictaduras buenas. Estas se dotan de un estado represor que afixian de manera insoslayable las pocas libertades de las que pueda disfrutar el ser humano.

Es evidente que con el sistema capitalista no disponemos de libertad, pero los modelos que a algunos les gustaría repetir no son mejores.

Afortunadamente, entre tantos filósofos de la "izquierda definida" (Armesilla, Insua...) O sea, españolistas hasta la médula; nos encontramos con verdaderos oasis de la razón:


Carlos Fernández Liria sobre Karl Marx en el Consello da Cultura Galega.