martes, 3 de mayo de 2016

La Fundación Queipo de Llano quiere más dinero por el arrendamiento de unas tierras


Según cuentan en  eldiario.esla Fundación ProInfancia Queipo de Llano ha demandado a unos agricultores por la renta de unos terrenos.

La Fundación Queipo pide más dinero, actualizar la renta desde los 217 euros actuales por hectárea a 608. Los colonos piden mantener un precio al que suman casi 300 euros de la Comunidad de Regantes. En tierras similares, la cuantía oscila entre 700 y 800 euros.
Los agricultores aluden como defensa la propia transformación faraónica de la tierra. Bajo un trabajo de décadas, la zona pasó de típico pastizal de marisma en los años 40 del siglo pasado a boyantes explotaciones agrícolas. Y eso debe ser tenido en cuenta, dicen. Una evolución que sitúa el valor estimado de las fincas en unos 33.000 euros por hectárea para una producción anual lindante con los 9.000 kilos de arroz.
Parece ser que los terrenos de la discordia los adquirió Queipo de Llano gracias a una "suscripción popular" por salvar Sevilla de lo "rojos" (siempre los temidos rojos). Dicha Fundación fue creada por el militar golpista el  24-12-1937, y su finalidad pardójicamente, era la de "amparar y proteger a la infancia desvalida". Infancia que estaba siendo, o había sido, bombardeada en la carretera de Málaga-Almería, en Barcelona, Valencia o Madrid...

Por lo que se ve la Fundación sigue funcionando hasta nuestros días con el fin de defender a la infancia desvalida, esa es la excusa que han puesto los administradores de la Fundación (los nietos de Queipo de Llano) para denunciar a los campesinos. Unos de estos nietos, por cierto, es Queipo de Llano Mencos tercer marqués de Queipo de Llano, título nobiliario creado por el dictador Francisco Franco y renovado por Alberto Ruiz Gallardón en el año 2012. 

Es una anomalía que un dictador, sin sangre real, cree títulos nobiliarios a su antojo, o tal vez no, ya que toda fuente de "derecho" manaba del propio dictador. Pero lo que sí que es una anomalía, es que en el año 2016, cuando hace cuarenta años que Franco murió y ocho años que tenemos una Ley de Memoria Histórica, pueda existir el marquesado Queipo de Llano, la Fundación creada por él, y que esta Fundación posea cualquier tipo de bienes.

Las suscripciones populares, no eran tan populares. Quiero decir que, bonito era el que se negaba a aflojar el bolsillo. Los terrenos en litigio deberían pasar a ser propiedad de los que los llevan trabajando durante tantos años; la Fundación de Queipo de Llano pasar a mejor vida, y su marquesado tendría que ser derogado.



No hay que preocuparse, nada de esto pasará, a parte de lo anteriormente expuesto: el fajín de Queipo seguirá asociado a la Virgen de la Macarena y custodiado en el museo de la basílica. Y Queipo gozará del privilegio de descansar en la basílica de la Macarena, por los siglos de los siglos.

Esto solo puede pasar en España, país donde preocupa en demasía lo que ocurre en Venezuela. como si aquí no tuviéramos que enfrentarnos a nuestros propios demonios.

Nueva entrada del blog Badajoz Republicano: HABLEMOS DE VENEZUELA ¿Por qué no de España?

sábado, 30 de abril de 2016

Ciudadanos elige a Andrés Trapiello para asesorar a Carmena sobre la Memoria Histórica


Horror de los horrores. Disculpen la la expresión pero no he podido evitar sentir casi pánico al enterarme de que el novelista, poeta y ensayista, Andrés Trapiello, formará parte de la comisión para la Memoria Histórica en el Ayuntamiento madrileño. ¿Porqué ese temor? Porque el literato español equipara el Gobierno de la II República con los fascistas golpistas: "Siempre podremos encontrar una foto peor que otra; de cualquiera de los dos bandos". ¿Se atrevería a decir lo mismo de los nazis y de los aliados de la II Guerra Mundial? Con el talante de Andrés Trapiello nos podemos esperar cualquier cosa.

Nos parece improductivo explicarle a Trapiello y a todos sus acólitos y colegas de pensamiento (Leguina, Álvarez Tardio, Santos Julia, Álvarez Junco, Del Rey Reguillo, Stanley G. Payne, Julius Ruiz...) que el Gobierno republicano fue víctima, de alguna forma, de los asesinatos cometidos en su retaguardia: la mala fama que adquirió en las cancillerías por culpa de tanto asesino de izquierdas fue letal para el legítimo Gobierno de la República.

Para Trapiello, que Clara Campoamor no tenga una calle en Madrid le parece una barbaridad, y lo es ciertamente. Campoamor luchó a contracorriente para que la mujer pudiese votar. ¡Y lo consiguió! ¡Y fue durante la II República! Y..., por cierto, aunque el PSOE en un principio se negaba a que la mujer pudiese votar -pensaban que las mujeres estaban influenciadas por la Iglesia- gracias a los votos de una gran parte del PSOE -se salltaron las disciplina de voto- y de parte de la derecha, Campoamor consiguió el sufragio femenino. Digno de admiración. Durante la II República la mujer pudo votar, incluso antes que en Francia. En Francia no sería hasta el año 1944.

El literato español también le pondría una calle al periodista Chaves Nogales,gran periodista y escritor, aunque nosotros le pondríamos una calle a otros periodístas que se quedaron junto al Gobierno Republicano plantándole cara al fascismo. Según Trapiello, Margarita Nelken no se merece una calle porque no fue demócrata. Menos mal que el ex fascista Dionisio Ridruejo ya tiene su calle en Madrid, sino Trapiello -fan de Dionisio Ridruejo-, propondría tajantemente que el ex fascista tuviera su calle propia.

¿Cuando se nos hizo demócrata el sr. Ridruejo? ¿Cuando se adhirió alegremente al golpe del 18 de Julio? ¿Cuando se fue a la División Azul de Hitler? ¿Cuando vio que Franco arrinconaba a sus amigos fascistas en favor de los curas? ¿ O tal vez fue cuando en los años 70 "to" quisqui se cambiaba de chaqueta? De camisa vieja a chaqueta nueva.

Para saber más sobre Andrés Trapiello aconsejo leer este magnífico estudio de Francisco Espinosa Maestre:

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/memorias/documentos/20140214_FE_ChavesNogales.pdf

jueves, 28 de abril de 2016

Sentenciados, gran trabajo de Candela Chaves

Candela Chaves, José Manuel Corbacho y Francisco Javier García Carrero

Ayer 27 de abril asistí a la presentación del Libro, Sentenciados, de la doctora (cum laude) Candela Chaves. Una excelente investigación de la joven historiadora, que tras largos años de visitas a los archivos, nos desvela los entresijos de la justicia franquista, que como muy bien dijo el historiador Francisco Javier García Carrero, más que justicia era venganza.

Más de dos mil penas de muertes se sentenciaron en la provincia pacense, de las cuales se ejecutaron alrededor del 50%. A los revisionistas y/o negacionistas esta cifra le puede parecer poca, pero si pensamos que le represión en la provincia de Badajoz acabó con la vida de 12.000 personas, fue terrible que una vez acabada la guerra, la venganza franquista asesinara a 1.000 personas más. Parece ser que no tuvieron bastante. Eso sin contar las penas de cárcel, las multas y la depuración de funcionarios

Mientras la historiografía filofanquista tira de investigadores aficionados que no saben interpretar las fuentes primarias, la búsqueda de la verdad sigue adelante gracias a verdaderos historiadores como nuestra querida amiga Candela Chaves.