lunes, 22 de septiembre de 2014

Algo hizo bien Zapatero

Dos hombres casados y esperando un bebé; este  tipo de noticias es las que trataban de evitar a toda costa los católicos españoles, no todos, tal vez solo los más integristas e intransigentes. Esta guerra parece, que al menos en España la perdieron. Ahora su cruzada es contra el derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo. En esta cuestión, al menos de momento, no la tienen todas consigo, queda algo más de un año para que España se vuelva democrática (es decir, que saquen las urnas del armario), y al PP le han aconsejado que aparque la reforma de la Ley del Aborto. Según nos cuentan dejarán que el TC decida al respecto: con la mayoría conservadora podrían tumbar la nueva Ley, pero para eso todavía faltaría mucho.

Si de verdad el PP aparca la reforma de Gallardón, sería prueba clara de que al PP le importan muy poco los embriones abortados, valen más un puñado de votos, que la intransigencia religiosa. ¿Dejarían de votar al PP si se aparca la Ley de Gallardón? No, porque sino los rojos volverían a la Moncloa. ¿O sí? Puede ser que a Rajoy a última hora le entre el pánico y se deje aconsejar por los obispos.


Los obispos pidiendo que Rajoy cumpla con su programa electoral, pero solo en materia abortiva. ¿Y de los parados no hablamos sr. Tamayo? No, tampoco hablaremos de la Sanidad, ni de los sueldos. A los vivos que nos zurzan.

Seguimos como siempre, a la Iglesia la asociamos con las posturas más lacerantes de la derecha tradicional. Posturas arcaicas, que por otra parte, y sabiendo lo lento que avanzan en aceptar que ellos no son el centro de la sociedad, es normal que sigan pujando por una comunidad liderada bajo la ley divina.

En esta casa tenemos que vivir todos juntos, y no podemos obligar a nadie a aceptar nuestras visiones moralistas. Si yo soy un pecador déjame que viva con mis pecados. La mente más brillante del planeta, Stephen Hawkins, no cree en Dios;
«En el pasado, antes de que entendiéramos la ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo.Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos 'la mente de Dios' era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la ciencia».
Esa ley de Dios, no es otra cosa que la ley del hombre, La iglesia católica se rige por unos escritos impresos por personas, que haya tantas religiones, es una prueba, bastante clara, de que cada sociedad interpretó ad libitum su versión del Creador. ¿Quién tiene la razón?, hay muchas religiones: cristianismo, hinduismo, budismo, islamismo, judaismo. Tal vez todos tengan razón, o tal vez todos estén equivocados.

De momento la Ley de Plazos se queda. Veremos si después de estas manifestaciones "provida", a Rajoy no le entra el pánico y le da alas a Gallardón. Los medios de comunicación proclives al PP como El País, El Mundo, La Razón o el ABC, no han sido tan beligerantes como lo fueron con Zapatero. Veremos que pasa.

Gador Goya, Ignacio Arsuaga y demás voceros de los "provida" han dicho que no votarán al PP si no continúan con la reforma de Gallardón, o sea, que tenían pensado votar al PP pese a que se había saltado todo su programa a la torera.

Aprovechando todo este revuelo han surgido los chicos de Vox prometiendo aborto cero. Ese aborto cero no lo contempla la reforma de Gallardón. Entonces, a qué están esperando Gador Goya y demás prebostes anti-aborto. El PP no les vale bajo ninguna de las circunstancias.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Leguina quiere mandar a Cataluña a una pareja de la Guardia Civil para poner orden,



¿Joaquín Leguina habrá sido siempre así? Tal vez no (¿o sí?). Como Zapatero lo ninguneó y no le concedió ningún cargo a su medida, ahora va arrastrando su orondo culo por las cadenas derechistas que le ríen las gracias -si es que este hombre tiene alguna gracia-, y que son las únicas televisiones donde repite asíduamente como tertuliano. Estas cadenas están llenas de izquierdistas renegados, como Tamames y cía. Esto merecería un estudio sociólogico. La derecha española usa como palanca a excomunistas y exsocialistas para apuntalar su ideario político: ¿veis?, el socialismo no era bueno, estos viejos carcas nos dan la razón. Si han abandonado aquellas posiciones ultramontanas por algo habrá sido.

En una de esas intervenciones estelares del antiguo socialista (antiguo en todos los sentidos), para la tele de los curas, insinuó que para acabar con el proyecto independentista catalán con una simple pareja de la Guardia Civil bastaba. Después suavizó sus palabras, y dijo que no, que lo que pretendía era asustar:
No, yo no quiero mandar a la Guardia Civil, si acaso asustar. (...) Hay que decirles 'no siga usted por ese camino'. Eso es lo que tendrían que haber hecho los gobiernos del PSOE, del PP o de UCD. Aquí había un acuerdo...
Al amigo Leguina habría que decirle que para asustarnos no hace falta que abra la boca, tan solo su presencia da miedo. Señor Leguina, con la Guardia Civil no se arregla nada, las soluciones son y deben ser políticas, el ruido de sables siempre ha sido nocivo para los españoles.

Posdata. Como los guardias que manden a Cataluña sean como los del vídeo, será mejor que manden al circo Price, al menos reirán más a gusto. 

sábado, 20 de septiembre de 2014

Santiago Abascal (Vox) expepero, gana el premio al chiste de la semana

Si decimos que Franco fue totalitario, saldrán una legión de "puristas" a contradecirnos: en España Franco no mantuvo un "proyecto" totalitario. Totalitario, ¡qué palabra más fea!, ¿verdad?. Palabra fea y un término muy socorrido para descalificar al enemigo político. Para la ultraderecha española el proyecto democrático, que es Podemos, no es otra cosa que un proyecto totalitario. Qué entenderán algunos por totalitario. El único partido que se ha considerado totalitario en España a sido la Falange y el único que hablaba de totalitarismo de Estado fue precisamente Franco:
Un Estado totalitario armonizará en España el funcionamiento de todas las capacidades y energías del país, en el que, dentro de la Unidad Nacional, el trabajo, estimado como el más ineludible de los deberes, será el único exponente de la voluntad popular. Y merced a él, podrá manifestarse el auténtico sentir del pueblo español a través de aquellos órganos naturales que, como la familia, el municipio, la asociación y la corporación, harán cristalizar en realidades nuestro ideal supremo


Sabemos que dentro del PP hay anti-franquistas; Miguel Ángel Rodríguez, en una tertulia (delante de Pío Moa, nada más y nada menos) se nos declaró antifranquista de toda la vida, pero Mayor Oreja se negaba a condenar el franquismo alegando la "extraordinaria placidez" de los cuarenta años de dictadura franquista:
¿Por qué voy a tener que condenar yo el franquismo si hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad? En mi tierra vasca hubo unos mitos infinitos. Fue mucho peor la guerra que el franquismo. Algunos dicen que las persecuciones en los pueblos vascos fueron terribles, pero no debieron serlo tanto cuando todos los guardias civiles gallegos pedían ir al País Vasco. Era una situación de extraordinaria placidez. Dejemos las disquisiciones sobre el franquismo a los historiadores.
Dentro de la derecha hay de todo: franquistas y antifranquistas. ¿Santiago Abascal condenaría la "extraordinaria placidez" del franquismo?

Condenas aparte, la ultraderecha española ve bolcheviques por todas partes. De Podemos ha dicho que "está ofreciendo todas las recetas equivocadas que ya se han ensayado y han fracasado en Cuba, Venezuela y la Unión Soviética. Podemos es un proyecto totalitario que debemos combatir" Se le ha olvidado nombrar a Corea del Norte, a la República Democrática Alemana, a la República Socialista de Vietnam, o a Argentina... Desde luego que, hablar de ruina económica, desde la ruina capitalista que estamos padeciendo es patético.

A lo mejor, a quien hay que combatir es a los que siguen aplicando las recetas que nos han arruinado, y que no nos sacan de la ruina. Esta ruina que ha provocado 6.000.000 de parados, desnutrición infantil, etc, etc, y tenemos las sospechas, más que fundadas, de que Vox es un partido, muy de derechas eso sí, pero más de los mismo Es decir, Vox sería algo así como un PP extremo. Vox, partido político con nombre de diccionario y del mítico amplificador que usaban los Beatles.