jueves, 11 de febrero de 2016

Nos manipulan, nos mienten, y nosotros, caemos en sus redes. El gran circo del Régimen del 78


Uno de los periódicos más influyentes del Régimen del 78 - Régimen donde se encarcelan a titiriteros- como es El País, se ha convertido en un miembro más de la Brunete mediática -sino lo ha sido siempre-. Objetivo: derribar a los nuevos políticos. La Brunete mediática actúa unida lanzando sus infundios como si de verdades objetivas se trataran. El español medio que acuda a la prensa oficialista y que no dispone de tiempo para contrastar las noticias por otras fuentes, no tendrá dudas: los nuevos políticos son el desastre, el caos, la dictadura del proletariado. Y no tendrá dudas porque toda la prensa barre para el mismo lado.

Ayer El País se inventaba una noticia, decían que "La Cátedra de la Memoria Histórica de la Universidad Complutense, formada por cinco historiadores y dirigida por Mirta Núñez, ha elaborado ya, a petición del Ayuntamiento de Madrid, el primer listado de las 256 “calles franquistas ". Mentira, la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense no ha elaborado ninguna lista todavía ¿Se puede mentir de esa manera? Se puede mentir. El periodista como no tiene porqué desvelar sus fuentes puede decir cosas como esta:
Sin embargo, fuentes de la Cátedra de Memoria Histórica, que ha cobrado 17.999 euros por realizar el informe, explican: “Nosotros hacemos la propuesta de todos los nombres franquistas en función solo de criterios históricos. Gente que está relacionada de una u otra manera con el régimen del dictador. Luego, será el Ayuntamiento de Madrid el que decida qué nombres se eliminan. Pueden elegir si quitan a partir de capitanes generales para abajo o de soldado raso. Esa no es nuestra decisión”, indican.
¿Quienes son esas fuentes? ¿Quienes o qué componentes de la Cátedra han filtrado esa lista y han dicho esas palabras que entrecomillan en El País? Se los diré yo, NADIE. Todo viene de la imaginación del periodista o de un bulo que han dado por bueno sin consultar las fuentes primarias. Así funciona esto, no hay más.

Todas estas falsedades para volver a decir que la lista proscrita de Carmena  "incluye nombres de la cultura y el pensamiento: desde Josep Pla a Salvador Dalí". En otros medios oficialistas, La Sexta, por ejemplo, incluían también a Manolete. Mi querida esposa me preguntaba escandalizada ¿Pero que tiene que ver el torero con Franco? ¡Como explicarle en un minuto que nos la estaban metiendo "doblá"!

Hartos de tantas mentiras y de tanta maldad política el Consejo Ejecutivo de la Cátedra Complutense de Memoria Histórica del siglo XX ha decidido remitir un comunicado desmintiendo tanta falsedad y mala baba.

El Consejo Ejecutivo de la Cátedra Complutense de Memoria Histórica del siglo XX (CCMHSXX) decide salir al paso de las noticias aparecidas en prensa que atribuyen a la Cátedra, en su trabajo de asesoramiento al Ayuntamiento de Madrid para el cambio del callejero, múltiples propuestas que son falsas.

Hasta ahora, la actitud de este Consejo Ejecutivo ha sido la de trabajar sin entrar a desmentir todas y cada una de las barbaridades que se atribuyen a la Cátedra. Pero hoy, el diario El País da la noticia de la existencia de una lista de 256 nombres de calles, cuya elaboración atribuye a la CCMHSXX, en la que se incluyen nombres de personajes no sólo de talla universal, sino además claramente alejados de las atrocidades cometidas en la dictadura. También hoy la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el mismo medio de publicación, sin cuestionar la información sobre la lista de calles a suprimir, descarga en la Cátedra la responsabilidad sobre los disparates que tal lista contiene, e indica que el ayuntamiento no va aceptar tales cambios en el callejero de Madrid.

La comentada noticia y las declaraciones de la alcaldesa sobre ella suponen un punto y final a nuestra capacidad de silencio y discreción. Ante el enorme daño que lo publicado produce en el prestigio institucional de la Universidad Complutense y en el personal de los integrantes de este Consejo, nos vemos en la necesidad de hacer públicas las siguientes puntualizaciones:

1.- La Cátedra Complutense de la Memoria Histórica del siglo XX apoya decididamente la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de elaborar un “Plan Integral de Memoria Madrid”. Los miembros de este Consejo Ejecutivo consideramos necesario e inaplazable reivindicar, entre otras medidas de política de memoria, la inclusión de las víctimas del franquismo en el callejero así como terminar con la apología del régimen de Franco o la los responsables de violaciones de los derechos humanos o a criminales de guerra desde los rótulos de las calles de Madrid o sus monumentos. Esa labor debe ajustarse a las recomendaciones que Naciones Unidas hace desde el Consejo de Derechos Humanos, el Alto Comisionado de Derechos Humanos o sus relatores especiales sobre el derecho a la verdad, el deber de recordar y la lucha contra la impunidad, así como a lo establecido en la Ley 52/2007, conocida como Ley de Memoria Histórica.

2.- El Consejo Ejecutivo de la CCMHSXX no ha aprobado, hasta ahora, ninguna propuesta concreta para la supresión y cambio de nombres de calles de la ciudad de Madrid, ni ha dado su visto bueno a contrato alguno con el Ayuntamiento de Madrid para realizar el trabajo de asesoramiento sobre modificación del callejero. Por supuesto, no han recibido, ni la Cátedra ni ninguno de sus miembros, dinero alguno vinculado a éste ni a ningún otro proyecto.Solo existe por parte de la Cátedra un contacto y un compromiso formal para asesorar al Ayuntamiento de Madrid en la elaboración de su Plan Integral Memoria Madrid, en el que se incluiría la modificación del callejero; pero esa labor está aún en un estado incipiente.

3.- Un grupo de investigadores de la CCMHSXX empezó, a finales de diciembre de 2015, a trabajar en el tema. Desde el primer momento ha habido una gran presión mediática y se ha generado un exceso de especulaciones sobre este trabajo, posibilitados, entre otros factores, por la utilización precipitada por parte del Ayuntamiento de Madrid de los primeros avances del citado equipo de investigación. En concreto, provocó numerosos malentendidos la publicación de una relación de 30 calles (en ella la Cátedra reconoció un error inicial, que rectificó inmediatamente, en la inclusión de la plaza de Juan Pujol) que el Equipo de Investigación iba a someter a una primera valoración. La presentación que de esa lista inicial realizó el consistorio incorporó otros errores, como el de atribuir al comandante Zorita el bombardeo de Guernica, de los que el equipo de investigación de la Cátedra no es responsable. Tan sólo el citado documento con el listado de las 30 calles, junto con el informe técnico para su retirada, ha sido emitido por la CCMHSXX. Ningún otro informe, recomendación u otra cuestión ha sido redactada por la CCMHSXX. Solicitamos, por tanto, el necesario contraste entre lo que señala ese documento con lo aparecido en los medios de comunicación.

4.- Ni el diario El País ni los responsables del Ayuntamiento han pedido a este Consejo o a la directora de la cátedra confirmación sobre la lista de 256 nombres hoy anunciada como propuesta de esta cátedra.La directora de la cátedra y otros miembros de este Consejo Ejecutivo han intentado insistentemente, sin éxito, que el rectorado de la Universidad Complutense hiciera públicas las rectificaciones pertinentes reclamadas por la Cátedra.

5.- La CCMHSXX no ha tenido nada que ver con la retirada de placas o el movimiento de monumentos que operarios del Ayuntamiento han realizado en los últimos días. Este Consejo Ejecutivo lamenta las tergiversaciones que sobre el trabajo de la Cátedra se han publicado a partir de esas actuaciones.

Por todo ello, el Consejo Ejecutivo de la Cátedra de Memoria Histórica del siglo XX acuerda:

Renunciar a la firma de contrato alguno con el ayuntamiento de Madrid para asesorarle en la elaboración de su Plan Integral de Memoria, dada la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para el desarrollo de un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica.

Madrid, 10 de febrero de 2016
Consejo Ejecutivo-Cátedra Complutense “Memoria Histórica del siglo XX”





Antonio Bahamonde y Sánchez de Castro bajo la lupa de Moisés Domínguez

Antonio Bahamonde y Sánchez de Castro fue un católico de familia burguesa que ejerció de Delegado de Propaganda del general Queipo durante los primeros compases de la Guerra Civil (luego logró escapar a la zona republicana, según contó Francisco Espinosa, y más tarde marchó al exilio). Después de cambiar de bando, huyó del fascismo y se reincorporó en el mundo democrático. Escribió un libro donde relataba las atrocidades que vio mientras estuvo a las órdenes de la España fascista.

Moisés Domínguez Núñez, aficionado a la historia, lleva tiempo intentando desmontar las supuestas barbaridades que se contaron en el libro de Antonio Bahamonde y Sánchez de Castro. Ha escrito un largo artículo que se lo han publicado en una web (Desde mi campanario) del sacerdote Ángel David Martín Rubio (algunos ya os imaginaréis el resultado del artículo).

Vuestro humilde servidor ha realizado una pequeña reflexión crítica. No hemos abarcado todo el artículo porque hemos intentado  eliminar toda la paja insustancial. Además, corríamos el riesgo de aburrir al amable lector. Este escrito de Moisés Domínguez nos recuerda a sus enmarañados estudios sobre la matanza de Badajoz. Sin más pasemos a la acción.

El sr. Domínguez empieza alertándonos de algo que ya se sabía hace años: el libro que escribió, Bahamonde, "1 año con Queipo: memorias de un nacionalista, forma parte de la propaganda de la Guerra Civil. Alfonso Lazo Díaz, el viejo profesor socialista que escribe el prólogo en una reedición de "1 año con Queipo: memorias de..." escribió que ":

... los libros de Bahamonde, Barbero y Alloucherie son propaganda de guerra y en consecuencia solo cabe entre ellos distinción entre buenos y malos (...). No estamos pues ante trabajos de investigación histórica, sino ante puros y duros escritos de guerra, maniqueos, por tanto, donde todos los criminales están de un lado y la víctimas a otro. A pesar de ello, los tres libros, aportan tal cantidad de datos verídicos sobre lo que fue la zona controlada por Queipo, durante el primer año de guerra, que constituyen una fuente inapreciable para el estudioso (...), eso sí, el historiador tiene por oficio separar la verdad de lo que no es..."
Como todas las memorias, sobre todos la de conflictos políticos, hay que leerlas con cautela, pero también es cierto que no podemos tirar todo un escrito por la borda debido a  ciertas exageraciones errores u omisiones. En eso está Moisés Domínguez.

Y cual traca de feria, en Marzo de 1939, aparecería la edición inglesa [Domínguez está mencionando las distintas ediciones del libro], asimismo con notable acogida. En el Reino Unido, esta vez sin embargo, el título cambiaba por unas “Memoirs of a Spanish nationalist”. La edición corría a cargo de United Editorial Limited que ya había adelantado en 1938 algunos capítulos en su revista The War in Spain.

Para no desaprovechar la ocasión que ofrecía el mitómano Bahamonde de difundir la supuesta criminalidad y trapacerías de las hordas fascistas, todas estas ediciones de una u otra manera serían promovidas y subvencionadas por el gobierno revolucionario del Frente Popular [Ni que decir tiene que el Gobierno del Frente Popular no era un Gobierno revolucionario, sino todo lo contrario, intentó siempre combatir la revolución. Esta es la visión distorsionada de la historiografía filofranquista]

Más recientemente, en el año 2005, la editorial Espuela de Plata realizaba una reedición de este libro incluyendo dos escritos más bajo un solo volumen y con prólogo del profesor socialista Alfonso Lazo [dicho profesor “socialista abandona el PSOE en 2.009, otro socialista a lo Joaquín Leguina, por lo tanto no estamos ante un peligroso bolchevique emboscado en forma de socialista. Abandonó el PSOE, precisamente por el giro a la izquierda de Rodríguez Zapatero]

De la escasa información biográfica, sin embargo, se desprende fehacientemente que Antonio Bahamonde Sánchez se hallaba fuertemente vinculado con la Barcelona de preguerra. Allí se desplazó a trabajar en la década de los veinte del siglo pasado y allí se casó con la también madrileña Emilia Quintana el 22 de marzo de 1926. No está de más insistir en que Barcelona era y seguiría siendo el mayor caladero del anarquismo español, temporalmente atenuado ahora por la intervención de la dictadura de Primo de Rivera. [Nótese la forma de relacionar a Bahamonde con el anarquismo: tenía contactos en Barcelona cuna del anarquismo, ergo era filoanarquista]

Es entonces cuando, gracias a su amistad con uno de los primeros sublevados de esa ciudad, el capitán López Diéguez, consigue no sólo el suministro del material de oficina de la II División, sino además el monopolio de sus publicaciones, fundamentalmente pasquines y panfletos con los que inundar el frente y la retaguardia enemiga. Además, suministraba el material de oficina de la División.

Con tales antecedentes de colaboración interesada, el 2 de octubre de 1936 se afiliaba a las Milicias Nacionales. En ese mismo mes, merced otra vez a un comandante, con el que traba afinidad, lograba ser nombrado Delegado de prensa y propaganda de la II División con sede en Sevilla.

Desde luego no sería el primer ni ultimo intruso que se coló en la II División controlada por el General Republicano Queipo de Llano pues como expresan Antonio Olmedo y José Cuesta Monereo:
«Ya en los primeros días iniciales del Alzamiento pudo entrar y salir a su antojo, en el despacho de la Gavidia, el Jefe de las células comunistas organizadas en la Comandancia de Carabineros de Sevilla. También ganó su confianza un tal Antonio Bahamonde y Sánchez de Castro que se pasó a zona roja luego de haber desempeñado durante mucho tiempo el cargo de Jefe de Propaganda cerca de don Gonzalo [Evidentemente para Moisés Domínguez las palabras del golpista Cuesta Monereo y del periodista militar Antonio Olmedo son indiscutibles y si él dijo que un tal Antonio Bahamonde era un infiltrado pues palabra de Dios. Antonio Olmedo fue director del ABC en Sevilla a su muerte escribieron en su diario: "En colaboración con el general Cuesta Monereo, actual gobernador militar de! Campo de Gibraltar, escribió una magnifica biografía del laureado general Queípo de Llano, que se halla por ahora en prensa y cuya aparición, el finado esperaba ilusonadamente. Estaba condecorado con la encomienda de número de la Orden del Mérito Civil la Orden de Cristo de Portugal, la Encomienda oficial de la Corona de Italia, la placa de San Hermenegildo, varias Cruces Rojas del Mérito Militar y otras condecoraciones españolas y extranjeras. Era periodista de honor, consejero nacional de Prensa. La Real Academia Sevillana de buenas Letras !e llamó a su seno hace varios años. Perteneció también a la academia de San Romualdo de San Fernando" ]

Sirva esta cita, pues, para no olvidar en ningún caso la gran cantidad de antiguos afiliados a la CNT que engrosaron las filas de Falange y las milicias nacionales. De esa masiva afluencia serviría también, como ejemplo, el caso del extremeño Nicasio Álvarez de Sotomayor Gordillo y Aguilar. [Ya en un principio Moisés Domínguez nos recordaba la Barcelona anarquista donde había arribado Antonio Bahamonde, ahora usando la cita de Monereo  nos recuerda a los afiliados de la CNT que engrosaron las huestes Falangistas, estos casos son al revés. ¿Y?  ¿Era acaso Bahamonde anarquista? Si no es así, ¿A qué viene citar a la CNT en todo este tinglado]

Él miente y lo sabe. En este trabajo demostraremos que este amigo de los Cenetistas: ni vivió, ni vio, ni comprobó y ni oyó muchas de las noticias que relata en su libelo. Como comprobaremos la gran estafa de Antonio Bahamonde reside más en lo que oculta que en lo que escribe. [vuelven a aparecer los anarquistas de la pluma de Moisés Domínguez]

Prosigamos, cuando destierran aquel a Badajoz como Delegado Provincial de Prensa y Propaganda , el negocio se le viene abajo y -¡oh! qué casualidad- es cuando le viene esa repentina conversión frente-populista .Es solo entonces cuando se reinventa así mismo y se permite escribir unas pseudo-memorias, confesiones y acusaciones en las que hay una crítica constante de los militares y de la Iglesia, evidentemente callando que en la otra zona se está haciendo una represión terrorífica. Desde luego, este renacido Mirabeau se aplicó con la fe de un converso en su tarea demoledora del nuevo régimen franquista. [Cada vez que leo a Moisés Domínguez y escribe que “el negocio se le viene abajo”, hablando de las finanzas de Antonio Bahamonde, no entiendo el motivo por el cual no nos da la más mínima referencia de esa supuesta ruina comercial, ni cita ninguna fuente primaria. Tampoco logramos entender,  porqué considera  un destierro el destino de Badajoz. Badajoz está a 200 kms de Sevilla. ¡Menudo destierro! ¿Porque callaba los asesinatos de los leales Antonio Bahamonde?, porque el libro lo editaban fuentes afines al Gobierno Republicano, y como es obvio, esos asesinatos le restaban apoyos a la maltratada República por parte de la comunidad internacional. Esta obviedad no habría que explicarla, pero es necesario, porque hay quien no se entera de nada]

El 1 de octubre de 1938 el periodista granadino del Frente Popular Fabián Vidalnos pone definitivamente sobre la pista: «Ha sido jefe de Propaganda y Prensa en Sevilla desde el Verano de 1936 al verano de 1937. Su libro es la acusación más concreta lanzada contra los traidores desde que Ruiz Villaplana publicó el suyo»

Lo primero que hay que decir es que Antonio Bahamonde no fue Delegado de Prensa y Propaganda hasta septiembre de 1937 pues fue destituido de su cargo en junio de 1937  [Esto deber se ser una errata querrá decir que no fue Delegado de Prensa y Propaganda hasta septiembre de 1936.]

… los historiadores de turno siempre han asumido que estuvo desempeñado el puesto de Delegado de Prensa y Propaganda de la II División durante mucho más tiempo, exactamente desde julio de 1936 hasta Enero de 1938. Pues bien ni una cosa ni la otra. Primero porque ,como hemos expuesto, no se incorporó a la II División en julio de 1936 sino cuatro meses más tarde y después porque Bahamonde fue sustituido como Delegado de Prensa y propaganda de la II División en junio de 1937. [Si tal y como afirma Moisés Domínguez, Antonio Bahamonde empezó a ejercer su cargo en septiembre de 1936 no fueron 4 meses  antes como afirma, sino dos. Además estuviera 18, meses o un año, el caso es que en el poco o mucho tiempo que permaneció en zona fascista se pudo enterar de muchas cosas]

Para ello se trasladó a Lisboa el 23 de agosto de 1937 pero después de un contratiempo no pudo embarcar y regresó a Sevilla. Su pensamiento era dejar la España Nacional, costara lo que costara, así que de nuevo viajó a Lisboa el 30 de agosto .Esta vez viaja con su primo Pedro Quiñones Sánchez de Castro. En su libro vuelve a mentirnos en cuanto a su salida de España. De forma poco clara expresa textualmente:
«Hay que tener en cuenta, que salí del territorio después de la toma de Gijón y del hundimiento total del frente del Norte .Por lo tanto antes de la reconquista de Teruel por los gubernamentales».
Como hemos visto, si llega a Lisboa el 30 de agosto de 1937, ¿cómo es posible que saliera del territorio después de la toma de Gijón, que se produjo el 21 de octubre de 1937? [Que se equivocara y metiera de por medio un acto bélico que no se corresponde con su salida de España significa más bien poco, pues la fecha que tenemos que tomar como referencia es la que el propio Bahamonde nos ofrece, 30 de agosto de 1937]

…éste personaje que decía que era católico, apostólico y romano en contra de sus creencias participó activamente en el periódico anarquista de la CNT: Órgano de la Confederación Nacional del Trabajo y fue uno de sus colaboradores habituales junto a plumas tan afiladas del anarcosindicalismo español como Mauro Bajatierra, José García Pradas y V. De Pedro. No sé qué pensarían estos señores del hombre que todos los domingos recibía la sagrada comunión junto a su esposa o eso decía él. [Aquí está la prueba de fuego por la que Moisés Domínguez vincula definitivamente a Bahamonde con el anarquismo; escribía en un periódico de la CNT. ¿Pruebas?, ninguna. Para qué. Podría citar algún artículo alguna frase. Rien de rien. Y digo yo ¿No se dieron cuenta los fascistas que Antonio de Castro era un famoso anarquista que escribía en un diario de la CNT junto a Mauro Bajatierra, José García Pradas y V. De Pedro].



Preferimos dejarlo aquí y acabar con una palabras de Domínguez:
"Si después de leer este articulo algún historiador o investigador toma en serio a Antonio Bahamonde como un testigo honrado y a su libelo como fuente documental de primer orden se lo debería hacer mirar (...) La verdad necesita de mucho más esfuerzo en tiempo, en documentos y en datos para que pueda ser tenida en cuenta pero siempre sale a la luz .Como dijo Menandro: «Tempus in lucem tándem veritatem trahit».
Muy bonita cita latina, pero hemos de aseverar, lamentándolo mucho, que se necesita mucha más documentación fidedigna y pruebas claras del anarquismo de Antonio Bahamonde, y aún así, es cierto que, como según titula el libro, Bahamonde estuvo un año con Queipo, y esto es una verdad que nadie puede negar. Precisamente el año de las grandes matanzas es el año que Bahamonde estuvo a las órdenes de Queipo de Llano. Y Bahamonde, fuese gente de orden, anarquista o medio pensionista, tuvo tiempo de ver las atrocidades de las que quedaron pruebas. Gracias a la ARMH cada vez que levantan una fosa común salen a las luz los crímenes del fascismo español. Crímenes que quedaron impunes. Y crímenes que algunos intentan escamotear.

Tenemos los nombres de la víctimas, en algunos casos sus restos, tan solo nos falta el relato. Historia que se han empeñado en negarnos y que otros a través de un esfuerzo hercúleo nos van contando poco a poco. Porque una cosa está clara las fosas comunes están llenas de restos de gente que murió violentamente, y seguro que alguien apretaba el gatillo a las órdenes alguien.




miércoles, 10 de febrero de 2016

Aperece destrozada una placa franquista en el Ayuntamiento de Guadiana del Caudillo.


Este aspecto -de la fotografía superior- lucía el Ayuntamiento de Guadiana del Caudillo hace pocos días. Un Ayuntamiento para el cual, al menos por su aspecto, parece que la democracia no llegó jamás. A la izquierda podemos observar la placa conmemorativa con el águila totalitaria franquista que lucía espléndida en la fachada del Ayuntamiento . Dicha placa hacía referencia a la inauguración de la localidad  en la que estuvo  presente el dictador. Hoy 9 de febrero por la mañana, la placa totalitaria ha amanecido destrozada. Desde el propio consistorio han condenado el acto vandálico y han prometido restaurarlo en breve ("...También queremos informar que dicha placa será restituida lo antes posible"). Desde la FNFF se hacían eco de esta noticia; para ellos tan lamentable.


Desde este blog antifranquista aprovechamos la ocasión para rogar a los protagonistas de estos hechos, que no vuelvan a repetirlos. Son actos, que pòr muy reivindicativos que sean, no conducen a nada. Tan solo a malgastar el dinero del contribuyente (ya que el Ayuntamiento se gastará un precioso dinero en restaurar un símbolo totalitario) y a ponerse a la altura de los propios franquistas que defienden estos símbolos antidemocráticos. Acordémonos de aquella famosa frase de Indalecio Prieto, cuando en la retaguardia republicana se cometían múltiples asesinatos: ¡No imitéis a los fascistas en sus desmanes. Superarlos con vuestra conducta moral y en generosidad!". Lamentablemente poco caso hicieron a este insigne socialista (al menos en el verano del 36).

En 2.012, el alcalde de Guadiana del Caudillo en un referéndum no vinculante, es decir, en lo que vendría a equivaler a una mera  encuesta, decidió no cumplir con la Ley 52/2007, Ley vilipendiada en la mayoría de los feudos conservadores. Según el ABC:
La localidad pacense de Guadiana del Caudillo seguirá llamándose de la misma forma, ahora ya como municipio independiente de Badajoz, después de haberlo decidido así los vecinos que han participado en una consulta popular celebrada este domingo, 11 de marzo.
El resultado final de la votación ha sido de 495 votos a favor de mantener el nombre completo de «Guadiana del Caudillo»; 310 a favor de cambiarlo para dejarlo en «Guadiana» a secas; 6 para otras opciones alternativas; 4 nulos; y 2 en blanco, según ha confirmado a Europa Press el alcalde, Antonio Pozo, del Partido Popular. Cabe recordar que PSOE e IU llamaron a no participar en esta consulta por considerar que la alusión a Franco incumple la Ley de Memoria Histórica. Guadiana del Caudillo cuenta con unos 2.500 habitantes.
Esta consulta de "popular" tiene bien poco, puesto que su escaso índice de participación hace que descalifique por si misma-. Lo único que demuestra esta consulta ciudadana es que hay una serie de vecinos de Guadiana del Caudillo que se muestran muy a gusto con la simbología franquista, y que cuentan con todo el apoyo de un alcalde del Partido Popular, que como tantos políticos conservadores muestran que en su ADN el franquismo está muy ¡presente!.

El alcalde de Guadiana del Caudillo -1º por la izquierda- al lado de un sonriente Rajoy

Paradójicamente, don Antonio Pozo Pitel, alcalde de Guadiana del Caudillo, ha usado un acto puramente democrático, como es una votación, para mantener símbolos altamente antidemocráticos.

Todo esto podría parecer algo típico de la España profunda -y algo de eso hay-, pero desgraciadamente, en todos los lugares de España donde han apeado al PP del Gobierno  -desde pequeñas poblaciones hasta la propia capital de Madrid- y donde los nuevos gobernantes deciden cumplir con la Ley 52/2.007, la oposición a que se cumpla con la Ley por parte de la derecha es atroz, rastrera y preocupante. Nada más tenemos que ver los ataques inmisericordes que están recibiendo Manuela Carmena o Mirta Núñez.

En el caso de Madrid la Brunete medíática esta haciendo política de bajos vuelos y un tanto mafiosa. Se está usando la Guerra Civil y el franquismo como arma política. Algo que siempre ha denunciado el Partido Popular. ¿No sería posible cumplir con la Ley sin tanto revuelo mediático?