martes, 1 de septiembre de 2015

Quieren despolitizar Telemadrid

Dicen Villacís y Cifuentes que van a despolitizar Telemadrid. De momento han prescindido de los servicios de Alfonso Rojo, por algo se empieza. Pero en la web de Telemadrid aún vemos cierto tufo político. Al menos, esto se desprende de los libros que aconseja leer Miguel Platón en la web de la televisión pública madrileña:
En 1999 Pío Moa causó un considerable revuelo intelectual al publicar “Los orígenes de la Guerra Civil”, que en esencia era una descripción de la rebelión de la izquierda en octubre de 1934, contra el gobierno republicano de centro derecha. Poco después siguieron “El derrumbe de la República”, sobre el gobierno del Frente Popular en 1936, y “Los personajes de la República vistos por ellos mismos”, centrado en las figuras de Manuel Azaña, Niceto Alcalá Zamora y Alejandro Lerroux. Tuvo luego un considerable éxito con “Los mitos de la Guerra Civil”, aunque su producción intelectual es mucho mayor.

Moa ha recibido críticas favorables por parte de numerosos historiadores de primera fila, como Carlos Seco Serrano o Stanley Payne, aunque también el rechazo sistemático de un grupo de aspirantes a “mandarines” de la historia académica, que con frecuencia no utilizan argumentos, sino descalificaciones.

“Los mitos del franquismo” es un trabajado estudio sobre la dictadura del general Francisco Franco, muy por encima de los tópicos habituales en muchos libros y medios de comunicación. Ese régimen, o mejor dicho su evolución, fue la clave de la historia de España en el siglo XX. Empezó como una guerra civil y terminó sentando las bases de la actual Monarquía democrática, con  una Transición protagonizada por la clase política del régimen anterior: desde el propio rey Juan Carlos a Torcuato Fernández Miranda, Adolfo Suárez o Manuel Fraga.

Pío Moa describe esa evolución, con una selecta base documental y bibliográfica rematada por tres apéndices: semblanzas de los principales ministros de la época; opiniones diversas sobre Franco; frases del personaje y su testamento político.

El autor concede una importancia capital a la desafección de buena parte de la Iglesia católica durante el pontificado de Pablo VI, al mismo tiempo que presta atención a los cambios sociales inducidos por el rápido crecimiento económico del periodo 1961-74. En definitiva, un análisis valioso que se ha convertido ya en un nuevo éxito de ventas de Moa.

Miguel Platón

Dice Platón que Moa recibió buenas críticas de Payne y de Seco Serrano, eso es cierto, pero también recibió buenas críticas de la Fundación Nacional Francisco Franco. Es verdad que el hispanista norteamericano elogió parte de la obra de Moa. Dijo Payne hablando del libro de Moa en un artículo publicado en Revista de Libros:
César Vidal, una de las figuras más activas en la historiografía de la Guerra Civil y autor del mejor y más completo estudio de las Brigadas Internacionales en ningún idioma, califica algunas de las tesis de Moa de «verdades como puños»,
Ahora, también es verdad que Pío Moa terminó muy mal con Cesar Vidal y otros historiadores de derechas que escribían en Libertad Digital. También hay que recordar que Payne parece que se ha vuelto un tanto amnésico y ya no menciona para nada a Pío Moa. Lo mismo pasa con los medios de derechas. Moa se quejaba (aunque lo niegue):
No me quejo, solo lo constato. Boicot a ese libro [Mitos del franquismo] y a los demás míos. Hace años que no sale una palabra sobre ellos. Hace años me entrevistaba Carlos Herrera, pero dejó de hacerlo, supongo que por órdenes superiores. Lo mismo ocurrió con Fernando Díaz Villanueva en Telecinco, donde le mandaron prescindir de mí. Últimamente me llamaban a la 13, a La marimorena, que no es un medio de los grandes y pertenece al Episcopado, pero también ahí me pusieron el veto. En la gran prensa tipo ABC, El País, La Vanguardia, incluso El Mundo, que es de la misma empresa que mi editorial, el vacío es completo, como en la COPE, Antena 3, la SER, los suplementos culturales, etc. ¿Por qué?...

En Revista de Libros Michael Seidman daba buena cuenta del último trabajo de Moa que tanto le gusta a Miguel Platón:
Con notable justicia, sus numerosos críticos han descrito a Pío Moa como «neofranquista»1. Sin embargo, podría ser igual de preciso verlo como una persona que se dedica a actualizar y renovar la ideología de una «anti-España». A la larga lista de los presuntos enemigos de España –que ha incluido tradicionalmente a la izquierda (especialmente los marxistas, pero también los liberales), los extranjeros (particularmente las potencias protestantes y los judíos) y los separatistas vascos y catalanes–, Moa incorpora a las feministas y, de manera especial, a los democristianos. Aunque retrata a la verdadera España como una víctima tanto de enemigos extranjeros como nacionales, el autor trasciende la habitual preocupación por la victimización con la construcción de un héroe: el caudillo Francisco Franco. No resulta del todo sorprendente que, en la actual atmósfera europea y española de autoflagelación, Moa mantenga un número fiel de lectores interesados en su obra que superan con mucho a los de la gran mayoría de historiadores académicos.

Ya en una fecha tan temprana como la revolución de Asturias de 1934, Moa atribuye toda la responsabilidad de la Guerra Civil a la izquierda. Así, no juzga necesario mencionar que el general Mola rechazó los compromisos de restaurar el orden ofrecidos por el primer ministro Martínez Barrio en julio de 1936, lo que provocó que el sangriento conflicto acabara resultando inevitable. El autor omite señalar que no fue hasta después de la revuelta militar del 18 de julio cuando el Gobierno republicano decidió armar a los revolucionarios. Moa critica a Alfonso XIII por conceder el poder pacíficamente a los republicanos en 1931 (p. 25), pero al menos el rey –al contrario que Mola y Franco– evitó un baño de sangre...
Leer más

Dice Miguel Platón que aparte de elogios, Moa, también recibió "el rechazo sistemático de un grupo de aspirantes a “mandarines” de la historia académica, que con frecuencia no utilizan argumentos, sino descalificaciones". Y qué esperaba, que después de poner al día la mitología franquista le dieran un sillón en la Real Academia de la Historia -aunque no sería raro-. Descalificaciones e improperios varios son los que parte y reparte don Moa contra todo aquel que se atreve a rebatir sus tesis. Le aconsejo a Miguel Platón que lea a Reig Tapia y a Francisco Espinosa (Anti-MoaEl fenómeno revisionista o los fantasmas de la derecha española), se dará cuenta de que argumentos hay, y muchos.



También se pedía libertad en la dictadura franquista



Aunque pueda parecer mentira, en una página web donde se hace apología del franquismo y se defiende al dictador sin ambages, han compartido un vídeo que habla de Libertad. Más concretamente han compartido un vídeo de YouTube donde se cuenta el camelo de que la canción Libre, del genial Nino Bravo, está dedicada a Peter Fetcher, el primer asesinado por intentar huir de la República Democrática Alemana- en realidad la primera víctima fue  Ida Siekmann, que murió el 22 de agosto del 61, al saltar atemorizada por la ventana de su casa, en la que habían levantado barricadas la noche anterior, y morir en la caída.

La historia parece muy bonita pero no es cierta, aunque no le quita ni un ápice de dramatismo a los más de 200 asesinatos en el muro de Berlín.

Qué un señor, con afán de no se que, comparta un vídeo en YouTube donde nos cuenta una historia de indios, que bien podría ser cierta, pero que según el propio Nino Bravo no lo es, pues no nos extraña nada, pero que un diario de tirada nacional se haga eco de historias falsas nos parece más lamentable.

Esta canción bien podría estar dedicada a Peter Fetcher, o a cualquier otro joven que pereció buscando la libertad del capitalismo. En la Wikipedia, como no, se hacen eco de este bulo. aunque en honor a la verdad hay quién ha escrito otra cosa en la Wikipedia:
Libre es una canción del álbum Mi tierra del cantante Nino Bravo. Fue compuesta en 1972 por José Luis Armenteros y Pablo Herreros adaptada a las características de la voz de Nino Bravo. Para finales del mismo año se ubicó en lo más alto de la lista de éxitos musicales en España.1
No hay constancia de que Nino Bravo o sus compositores tuviesen intenciones políticas al grabar la canción.





He preparado un vídeo donde mezclo la manipulación original, con la aclaración que hizo Nino Bravo en 1980 en TVE.

Desde este blog queremos dedicarle la canción Libre, del mejor cantante que ha parido esta tierra,  a todos los que murieron defendiendo la libertad o buscándola; a los que murieron sin libertad en los gulags, en los campos de concentración; en las cárceles franquistas de posguerra a los que sufrieron los batallones de trabajo, a las víctimas del anticlericalismo. Y sobre todo, a esos miles de personas que están huyendo del terrorismo y de las guerras que hay en sus países, y que nosotros los europeos "civilizados" no queremos acoger. En Hungria, el Gobierno nacionalista se ha gastado 30.000.000 de euros en fabricar una valla de 175 km para que ningún refugiado pueda acceder a Europa.

"Piensa que la alambrada solo es un trozo de metal"


Cuando veo estas terrible imágenes me da vergüenza ser Español y Europeo, y sobre todo, me hace pensar que para qué vale la democracia si no nos dejan ayudar a los más débiles. Triste fue la historia de todos los que murieron al buscar la libertad detrás de un muro. Pero la historia, aunque con distintos matices, se vuelve a repetir. Y mientras tanto los Gobiernos de la Europa rica ponen restricciones para salvar vidas.

¡¡VERGÜENZA!!

lunes, 31 de agosto de 2015

Marca España


Tanto banalizar el franquismo produce imágenes lamentables y vergonzosas. Los franceses homenajean a la división Leclerc ondeando la bandera republicana, y los españoles entregan reconocimientos y honores a la División Azul.

"Sí, hombre... que fueron a luchar contra el comunismo". Esta justificación les basta, aunque a veces agregan que: "A demás, ellos nada tenían que ver con el racismo nazi". Imaginemos por un momento que  Hitler gana la batalla en Rusia y doblegan al Ejército Rojo. Las consecuencias hubieran sido desastrosas, Hitler podría haber ganado la II Guerra Mundial y el nazismo podría haber completado su limpieza racial y política convenientemente. Bien pues, la España franquista y los "aguerridos" divisionarios habrían colaborado para que esto pasase. ¿Donde está aquí el honor del que tanto hablan los hagiógrafos de la División Azul? Rusia no fue culpable, pero la División Azul sí.

Con el cambio de manos de ayuntamientos, que llevaban décadas en manos conservadoras, las nuevas fuerza políticas están por cumplir con la ley y retirar de las calles los honores al franquismo y a sus valedores. Las calles del franquismo parecen tener los días contados y ojalá dejemos de ver patochadas como las de reconocer a los colaboradores del nazismo, por parte del Gobierno de la Nación.

Para los más radicales  pondré un ejemplo para que me entiendan perfectamente. A Pablo Iglesias le acusáis de colaborar con el Régimen de Irak, por hacer un programa para HispanTV (Fort Apache), un canal de la televisión iraquí. ¿No es colaborar con el Régimen Nazi alistarse en su ejército y echarle un cable para derrotar al Ejército de Stalin? Iban a cambiar a un déspota por otro.

Y tanto banalizar el franquismo a base de demonizar a la II República y a sus símbolos produce imágenes como esta:


Pedro Sánchez homenajeando al  general Lázaro Cárdenas en el monumento que el exilio republicano español levantó en honor del presidente de México. La corona de flores que Sánchez ofreció en memoria de Cardenas, por tanto, debiera de ser tricolor, ya que quienes erigieron el monumento al presidente mexicano eran republicanos y fueron perseguidos, precisamente, bajo la bandera roja y amarilla. Según leíamos en El País:
Las flores que depositaron en el monilito eran rojas y amarillas, formando la bandera de España. La hija de un exiliado republicano colocó un crespón morado en medio. "Ahora sí", dijo.

Ay Pedrito, Pedrito... ¡Qué bien representas a la seudoizquierda socialista!

No nos extraña nada que Beatriz Talegón haya abandonado el PSOE: