sábado, 10 de diciembre de 2016

Día de los derechos humanos


Hoy día 10 de diciembre, día de los DDHH, quiero recordar a la víctimas de ETA, víctimas que son recordadas honrosamente tanto por la izquierda como por la derecha. También nos acordaremos de todas las víctimas donde no se respetan tan importantes derechos. La izquierda democrática siempre tendrá gentiles palabras para todas las víctimas de la Guerra Civil, los que murieron en el frente y los que fueron asesinados en la retaguardia, tanto en las checas azules como en las rojas. Hoy también quiero recordar a los inocentes que murieron en el bombardeo de Cabra o de Cáceres por la aviación roja y a los dos millares de víctimas de la aviación azul que murieron en los casi 200 bombardeos que sufrió Madrid durante toda la guerra. Gernika, Paracuellos, Badajoz, la ctra. Málaga/Almería, los curas y religiosos, los maestros y masones...

Y sobre todo a quien sigue desaparecido, e ignorado (aquí criticamos a la derecha) en los cientos de fosas comunes repartidos por toda la geografía española.

Mención aparte merece los que tan solo se preocupan de los DDHH de la oligarquía venezolana y se olvidan de los derechos humanos en verdaderas dictaduras como Arabia Saudí o China: ambos aliados de occidente, parece ser que allí los derechos humanos importan un pepino.

Hoy nuestro especial recuerdo a las víctimas del franquismo y nuestro reconocimiento a las asociaciones para la recuperación de la memoria histórica.

Recordarle a Gallardón que Venezuela, por mucho que le joda no es una dictadura, y que miembros de su partido viajaron a Arabia Saudí para comerciar con verdaderos sátrapas.



El ministro Morenés se reúne en Riad con su homólogo saudí, el príncipe heredero Salman, con quien trató la relación bilateral


viernes, 9 de diciembre de 2016

FELIZ FALSEDAD



"Hola como estáis amigos, hay que decir amigas, heee...,oyentes, oyentas, escuchantes, escuchantas. En esas estamos ¡no? Ahora los discursos se amplían porque parece que el plural no existe...". Así comienza un vídeo de Iker Jiménez ideado para defender a un empleado suyo, el psicólogo José Miguel Gaona, El sr. Gaona al parecer ha montado un belén casero en la Puerta de Alcalá. Por lo visto el famoso psiquiatra y colaborador de Cuarto Milenio molesto por que han retirado un Belén que la alcaldía madrileña instalaba en tan típico lugar, ha decidido, por cuenta y riesgo, plantar un minibelén casero en modo, supongo, de protesta. En fin, cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo.



A un servidor no le preocupan ni belenes ni tradiciones, Aquí en Badajoz, en Puerta de Palmas ponían un belén, que ha sido sustituido por unas luces navideñas ha modo de belén: más económico y menos problemático. El problema para algunos es que nos están robando la Navidad, ven a Manuela Carmena como un malvado Grinch que quiere dejar a los madrileños sin Navidad. Algo grotesco ya que la Navidad debiera de ser, y de hecho es, un sentimiento personal: lo demás es falsedad y puro consumismo azuzado por campañas de marketing.

El vídeo de Iker Jiménez también es una oda a la libertad de expresión huyendo de lo políticamente correcto. Es curioso, pero en los últimos tiempos observo como el consevadurismo liberal reniega de lo políticamente correcto. ¿Qué es lo políticamente correcto?, pues eso debe de depender de la ideología de cada uno, porque por mucho que le pese a Iker, nadie se escapa de esa ideología, sino observen  las palabras de mofa hacia el lenguaje inclusivo con el que comienza la perorata del vídeo: oyentes, oyentas, escuchantes, escuchantas.

Que a los políticamente "incorrectos" -tipo Iker Jiménez- les recuerden que el lenguaje español es machista y que cierto sector del progresismo quieran cambiar esa obviedad, les molesta una barbaridad. Por eso se recrean en esos chistes fáciles (oyentes, oyentas y demás estupideces del mismo calado). Uno tiene la sensación que la libertad para hablar sin tapujos solo les está permitido a los que dicen que son perseguidos por decir lo que piensan, y no se dan cuenta de que ellos mismos se convierten en pequeños torquemadas de lo políticamente incorrecto.

Por todo esto cuando Iker se sale de lo que verdadaderamente domina: los ovnis, la niña de la curva y los ectoplasmas fantasmagóricos lo vemos más "perdío que el Barco del Arroz". A mi el lenguaje inclusivo es algo que ni fu ni fa: el belén de Gaona me produce risa y los vídeos de Iker Jiménez me aburren tanto como Cuarto Milenio y los cuatro iluminados que comparten mesa y mantel con el periodista del más allá. Buenas tardes gilipollas y gilipollos.

De todas formas defiendo sin ambages que Iker Jiménez sigua iluminadonos sobre los illuminatis y compartiendo vídeos por Youtube haciéndose la víctima de no sé que. Defiendo también que llenen la Gran vía de belenes navideños y que se olviden de los que les cortaron la luz y este año no van a poder encender las luces de navidad:

FELIZ FALSEDAD



jueves, 8 de diciembre de 2016

Las dictaduras de Gallardón



Da la sensación que para el exministro Alberto Ruiz-Gallardón la dictadura de Franco surgió a partir del año 1968, el porrón de años anteriores se diluyen en el relato del suegro de Gallardón: los asesinatos de posguerra, las muertes en las cárceles, los batallones de trabajo, campos de concentración, la depuración de los funcionarios, el exilio, el hambre, la autarquía, las cartillas de racionamiento, las multas, incautaciones de bienes, las torturas etc (estoy hablando del periodo dictatorial) desaparecen en pos de la clase media, el seiscientos y las infraestructuras. Las palabras "dictadura" o "totalilitarismo" no aparecen en los labios de Gallardón. ¿? ¡!

La España "moderna" fue clave para que la Transición se desarrollara con éxito, o lo que es lo mismo, los franquistas, Alianza Popular, se volvían demócratas de la noche a la mañana, y el búnker formado por Girón, Blas Piñar, Utrera Molina..., podía seguir siendo franquistas "sin cambiar de bandera". Los "grises" se convirtieron en los "maderos" y el Tribunal de Orden Público, cambiaba de nombre por el de Audiencia Nacional -tan solo cambiaba de nombre-. Toda una gran estafa que nos está pasando factura.

¿Y que pasa con Venezuela?



Con Venezuela la cosa cambia,es una dictadura y además totalitaria (¡si le escuchase Juan José Linz!). Desde luego la dictadura venezolana es la dictadura más estúpida de todos los tiempos ¡Mira que dejar que la oposición les gane por goleada las elecciones! Que raro son los dictadores latinoamericanos.




Según Bertín Osborne, el "Amor Mediterraneo", que lo mismo que te canta una ranchera, destroza una canción de Frank Sinatra o te vende un jamón, en la dictadura venezolana ya no hay elecciones municipales, los alcaldes chavistas y los gobernadores son elegidos a dedo:



¡Menudo nivelazo sr. Bertín! En la era digital las mentiras tienen las patas muy cortas. Claro que estas declaraciones de Gallardón y de Bertín Osborne hay que ponerlas en contexto, ya que aparecieron en el diario de Eduardo Inda, Okdiario. Sea como fuere; Franco bueno: pantanos y hospitales; Maduro malo: dictadura totalitaria.

A la derecha no hay que odiarla (Alfonso Guerra), hay que quererla, hay que mimarla, hacerle carantoñas, colmarla de arrumacos. Tenemos que ser comprensivos con ella puesto que "no saben lo que dicen", aunque sí saben muy lo que hacen y porqué y para qué lo hacen: Todo por la pasta.