jueves, 24 de julio de 2014

De ultracatólico intransigente a creyente humanista

Hace unas semanas que conocí a un joven que me contó un relato demoledor. Es cliente de la sala donde trabajo y suelo verlo de vez en cuando. Le pedí que me preparara un pequeño relato para nuestro blog y así poder ayudar a personas que estén pasando pos su misma situación. Ha accedido amablemente.

Voy a contar esta historia para poder ayudar a los que ahora pasen por la situación que un día me tocó vivir. Tengo 37 años, crecí en el seno de una familia de fuertes sentimientos religiosos. Mi abuelo paterno fue asesinado en Paracuellos y mi padre ha sido toda la vida falangista y gran admirador de José Antonio Primo de Rivera. Mis progenitores se casaron muy jóvenes y tuvieron cuatro hijos (cómo Dios manda, solía decir mi progenitor).

Mi padre es un alto funcionario del Estado, por lo que nuestra situación económica ha sido siempre muy holgada. Todos mis hermanos estudiamos en colegios católicos y los domingos acudíamos juntos a oír misa. En Semana Santa estaba prohibido ver la televisión y escuchar música (cómo con Franco solía decir orgullosamente papá), la verdad es que era una lata pero estábamos acostumbrados, además, ¿qué podíamos hacer? Me mandaron a estudiar a la Universidad de Navarra, una universidad privada fundada por san Jose María Escrivá de Balaguer en 1952. Con estos antecedentes os podéis imaginar mis convicciones morales por donde caminaban: estaba en contra de la homosexualidad, por supuesto, del aborto; pensaba que el mundo al apartarse de Dios caminaba directo al abismo. Mi impresión sobre el feminismo y sobre la igualdad entre el hombre y la mujer estaba muy claro: las logias masónicas y los lobbys homosexualistas estaban detrás de esta nefasta ideología.

Mi vida transcurría normal, o eso creía yo. Tuve relaciones con varias chicas pero no me duraban mucho, cuando emepezábamos a intimar solía retraerme, yo pensaba que lo hacía por mis sentimientos religiosos, incluso estuve tentado de estudiar para ejercer el sacerdocio, mi madre que no era tan católica como mi padre me convenció de lo contrario. Cuando acabé la licenciatura, gracias a la influencias de mi padre encontré trabajo enseguida. En mi nuevo trabajo conocí a bastante gente y ahí empezaron mis problemas. Sentía atracción física por un compañero de trabajo que para colmo era gay. Me estaba volviendo loco, no sabía que pensar. ¿Me habían inoculado el virus de la homosexualidad? Eso era imposible, ¿existía ese virus? No lo he dicho antes, me afilié desde muy joven a las Juventudes del Partido Popular, y allí un amigo íntimo me aconsejó ir a un especialista.

El especialista elegido fue un famoso psiquiatra que el PP llevó al Senado para oponerse al matrimonio gay. Este especialista me dijo que sufría un trastorno de la identidad sexual, que era muy grave y que me impedía vivir en un mundo real, que vivía en una especie de burbuja y no me daba cuenta de mi verdadera situación que me iba a llevar a un abismo sin salida, pero que no me preocupase que el tenía la solución Me afirmó que sería un camino tortuoso pero que con mucho esfuerzo y tesón podríamos conseguirlo. Yo me entregué en cuerpo y alma sin pensármelo dos veces.

No voy a contar por el infierno que pasé porque daría para una novela: me aplicaron electrodos mientras me hacían visionar porno gay; me sobremedicaron. hasta tal punto que empecé a hincharme de manera alarmante. Perdí gran parte de mis ahorros y caí en una profunda depresión, gracias a mi madre pude salir de esta difícil situación. Me llevó a un psiquiatra que me enseñó a aceptarme tal y como soy.

Puse en peligro mi vida por mis sentimientos religiosos, sentimientos que al fin me he dado cuenta de que son de otro siglo. La intransigencia que me inculcaron desde mi más tierna infancia estaba basada en el odio, tardé en darme cuenta, pero al fin puedo decir que estoy libre de ataduras morales.

He dejado de tener fe es ese Dios despótico que aprisiona a sus hijos dentro de una cárcel terrenal. Y he dejado de creer porque mi Dios no es de este mundo y está lleno de amor. El nos ama tal y como somos. Ahora soy feliz tengo pareja y un futuro por el que luchar.

Mi padre cuando se enteró de mis preferencias sexuales y afectivas me repudió y perdí el trabajo que gracias a su nepotismo conseguí. He tardado en volver a trabjar, me tuve que desplazar hasta Badajoz donde he montado un próspero negocio, que me van a disculpar que no hable de él, quiero conservar el anonimato porque todavía existe demasiada homofobia.

Mis padres hace dos años que se separaron, pero no piensen que fue porque mi madre se cansó de tanta intransigencia y de tanto machismo. Los motivos fueron bien distintos. No podía creerme lo que contaba mi madre: sorprendió a papá practicando sexo con su joven secretario 30 años más joven que él. No le guardo rencor porque creo que es esclavo de sus prejuicios. Gente como mi progenitor son los que debieran acudir a los expertos para curarse su homofobia. Les puedo asegurar que se puede curar.

Creo que mi padre representa lo peor de esa España intransigente y totalitaria, además de hipócrita, que intenta imponer su pensamiento y su moral al resto de la sociedad. Hoy he abierto los ojos y me opongo a seguir esas doctrinas del siglo pasado. He renunciado a mi militancia política, no me he vaciado de ideas pero sí he adquirido otras. Ideales para luchar por los que tienen más problemas. No me opongo al aborto, porque a fin de cuentas se seguirá abortando y con las leyes restrictivas abortar será cuestión de dinero. Cómo con Franco (frase que mi padre usaba mucho).

Racismo en FaceBook



Hoy quiero denunciar el racismo que se respira en total libertad por las redes. Vemos al clavalín del vídeo que es un genio tocando la guitarra, para la edad que tiene posee una técnica bastante depurada, Se llama Julio Silpitucla y podéis ver más vídeos suyos en su canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCQg5xJoFiv7Dq7UHNifHEwA.

El odio racista lleva a ciertas personas, que son personas solo por haber nacido, a comportarse de un modo vulgar, si solo fuera vulgaridad, la cosa no tendría mayores consecuencias, lo terrible es cuando se difunde el mensaje del odio:


Seguro que un chimpancé tiene más inteligencia que este racista de manual. Este energúmeno lo más parecido a una guitarra que habrá tenido cerca habrá  sido una sartén, y que seguro que no sabrá ni utilizarla. Los racistas suelen ser muy machistas y no saben ni freír un huevo. Y además, la guitarra no se raspa. Rasgar: "Tocar la guitarra rozando a la vez varias cuerdas". Dejando tecnicismos que un borrico jamás llegaría a entender, comprendemos porque este racista de manual es como es. Si nos fijamos quienes son sus referentes no hay lugar a dudas. Este es su perfil de FaceBook:



Francisco Franco, caudillo de España por la gracia de Dios. Pero sus referencias políticas no solo acaban con el Caudillo/generalísimo. Siguen con otro de sus aliados, uno de sus compinches que lo ayudaron  a convertirse en Generalísimo y jefe del gobierno sin necesidad de ningún referendo:


Y como buen neonzi y neofranquista sigue a ciegas las consignas racistas difundidas por sus lideres políticos: los actuales y los "míticos":


Este tipo de post aunque pueda parecer mentira se comparten por la Red con total normalidad, Cuando FaceBook se entera los suele eliminar, pero vuelven a abrirse otra cuenta y vuelta a empezar.

Para acabar este post lo quiero hacer compartiendo una imágen: la cabecera de un artículo que un periodista portugués, Norberto Lopes, amigo de los franquistas, publicado en el Diario de Lisboa:



Norberto Lopes, periodista del diario pro-rebelde, Diario de Lisboa, acompañó a las columnas que partieron de Andalucía dejando un rastro de sangre que aun hoy en día puede notarse. "De Navalmoral a Plasencia con las milicias fascistas. Un periodista de la talla de Norberto sabía lo que escribía: "milicias fascistas". Hoy en día si se te ocurre llamar fascistas a las tropas de Franco, los neofranquistas son capaces de lapidarte. El fascismo estuvo bien visto en la España de Franco hasta que Hitler perdió la guerra, desde entonces el fascismo desapareció por arte de magia.

Por no ser fascista, ya no es fascista ni José Antonio Primo de Rivera. Y eso de las pistolas y los puños, o que el mejor destino de las urnas es romperlas, hay que matizarlo. Esto es lo que piensa Tuñón de Aza (colaborador del Catobeplas):
Así hablaba José Antonio; sin embargo la cruel propaganda que hoy nos invade desde los distintos medios de comunicación, solamente lo cita para recordarnos de él estas dos frases: «el mejor destino de las urnas es romperlas» y la de «la dialéctica del puño y las pistolas», ignorando que en Falange hay otras ideas, ideas capitales, como la desarticulación del sistema capitalista. Para José Antonio no eran las urnas simplemente, entiéndase bien, sino aquellas urnas prostituidas las que reclamaba ser rotas. Y no era la dialéctica de los puños y de las pistolas la que conviniera emplear frente a una democracia estable, sino contra la otra dialéctica de los puños y de las pistolas que desde los mismos comienzos de la II República era moneda corriente en España y que el socialista Julián Besteiro reconoce las propias culpas del Partido Socialista por haberse dejado arrastrar a la línea bolchevique.
Citar a Besteiro que se vendió a la Quinta Columna y que dio un golpe de Estado, para resolver ciertas desavenencias con Negrín, no da mucha credibilidad. Besteiro se equivocaba en dos cosas: Negrín no era títere de Stalín y Franco no respetaría el trato de ser benevolente con los vencidos. Él mismo moriría en la cárcel de Carmona de tuberculosis. Lo podrían haber mandado a casa a morirse, pero prefirieron que se pudriera en la cárcel. Besteiro se equivocó. "En Falange hay otras ideas, ideas capitales, como la desarticulación del sistema capitalista" -escribe Tuñón de Aza- Ya claro, Stalin o Hitler también eran anticapitalistas... El líder de la CEDA, Gil Robles, tampoco era muy amigo de la "inestable" democracia republicana y no hablaba de la dialéctica de los puños y las pistolas, pero tampoco le importaba "derramar sangre". La frase de José Antonio hay que leerla bien: "Pero no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria”. Si tuviéramos que ir sacando nuestro revolver cada vez que se ofende a la justicia o a la patria no dábamos abasto.
 "Urnas prostituidas ", que forma de justificar la antidemocracia de José Antonio Primo de Ribera: el cura José Antonio Calvo entendió bien el mensaje del hijo del dictador.


"Las urnas nos dividen y nos debilitan". por eso el mejor destino para las urnas son romperlas. Esta es la ideología falangista y franquista: la ideología de pensamiento único. Fuera los partidos políticos, fuera las urnas. La democracia lejos de ser un sistema perfecto, hasta fecha es el mejor sistema que se ha ideado.

miércoles, 23 de julio de 2014

¿Donde está Mario Neves?



A veces algunas veces el cantor tiene razón..., pero no, esta vez creemos que se equivoca. He subido este vídeo donde según nos contaron aparecía Mario Neves charlando  con al menos tres legionarios. Uno de ellos parece que se está encendiendo un pitillo. He recopilado todas las imágenes, que he podido encontrar por la Red, de Mario Neves, para poder hacer una comparación más precisa. El resultado, al menos para un servidor está cada vez más claro. He ralentizado el vídeo para que podamos apreciar mejor al supuesto Neves.








La primera instantánea corresponde a un artículo que apareció en el Diario de Lisboa el día 20 de agosto. Podemos ver a tres grandes del periodismo portugués: (de izquierda a derecha) Artur Portela, Mario Neves, Norberto Lopes y Felix Correia. Neves (el segundo por la derecha) no es tan delgado como el personaje que vemos en el vídeo platicando con los legionarios. Por si queda alguna duda veamos más imágenes de Mario Neves.