sábado, 26 de febrero de 2011

Sí a la ley de Memoria Histórica.

ÚLTIMA ESTATUA DE FRANCO RETIRADA

FASCISTAS NEGÁNDOSE A ACEPTAR
LA REALIDAD

    A todos los críticos con la ley de Memoria Histórica como: la TDT. Party (Intereconomía, Veo7 etc), excomunistas pasados a la ultraderecha de Dios Padre, Políticos herederos del más rancio franquismo, publicistas neofranquistas, historiadores que empiezan a perder el norte... me gustaría aclararles tres puntos.
   
      1 .- Para abrir viejas heridas primero habría que cerrarlas
      2 .- La ley de memoria histórica fue creada para hacer justicia con los grandes              
             olvidados por la (in) justicia franquista y la posterior democracia española.
     3 .- Franco cuando impuso su férrea dictadura a sangre y fuego acudió raudo y veloz    
            a intentar borrar todo vestigio de la República.

    Ahora todos estos iluminados se rasgan las vestiduras porque el gobierno subvenciona la investigación y la exhumación de las fosas que hay difuminadas por toda la geografía española . Muchos de ellos siguen negando el holocausto franquista. Me gustaría que estos desalmados que despotrican de esta incompleta ley, asistieran a una exhumación y que vieran a ancianos emocionados por poder darle una sepultura digna a un ser querido, emocionados por devolverles una dignidad que durante tantos años les fue denegada.

    Nos están bombardeando siempre con la misma cantinela: “la ley de Memoria Histórica viene a dividir otra vez a los españoles”. ¡Mentira!; la ley de Memoria histórica escuece a la derecha que siempre se ha mirado su propio ombligo y, solo ha reconocido las victimas que estuvieron al lado de la rebelión de los generales africanistas. Durante 70 años parece que solo hubo victimas de la represión en el bando franquista: homenajes, beatificaciones, memoriales, Causa General y, un largo etc nos han recordado las victimas franquistas; pero... ¿Y las otras victimas? ¿qué fue de ellas?

    Todas las guerras son crueles y la que le toco librar a nuestros abuelos más aún si cabe. Desató unos odios que todavía hoy nos avergüenzan. Produjo una vindicta sin precedentes en ambas retaguardias. ¡Con una salvedad! En la retaguardia republicana los asesinatos fueron reduciéndose a partir del 37 cuando las autoridades de la República mas o menos fueron adquiriendo en control de las actividades represoras. No fue así en la retaguardia franquista, Franco continuo con su frenética actividad represora durante toda la guerra y posguerra. Había que limpiar el solar patrio de elementos indeseables, de rojos y de masones judeizantes. La paranoia de franco duró hasta el final de su dictadura. Las cifras cantan por si solas: represión franquista 130.199, represión republicana 49.272. Ambas cifras son preocupantes, efectivamente, pero no todas las victimas fueron tratadas igual, no todas tuvieron reparación ni reconocimiento así que, resulta grotesco recetar el olvido. Las victimas de la represión sistemática y genocida franquistas no son diferentes a las victimas del 11M, 11S, de Barajas o de ETA y tampoco de otras victimas en Argentina o Chile. Todas demandan legítimamente, ser reconocida como tales, que se reconozca lo que ocurrió y que se les trate con justicia.
Los procesos de recuperación de memoria histórica cierran heridas , cierran procesos y contribuyen a una mejora en las condiciones de vida de los familiares. No se abren traumas mas bien se normaliza la convivencia, se rompen tabúes sociales y políticos, y, con ello, la personas atenúan sus propias pesadillas.

miércoles, 23 de febrero de 2011

La Iglesia y el golpe de Estado.





    Dicen que más vale una imagen que mil palabras y, en ocasiones, debo admitir que estoy totalmente de acuerdo con ese refrán. Fíjense en estas dos fotografías, no tienen desperdicio. La primera no hace falta comentarla por su obviedad , y la segunda corresponde al Obispo de Badajoz haciendo el saludo fascista celebrando la victoria junto a personalidades de la ciudad.
  
 Todos ellos con la mano alzada, después nos querrán convencer, que eran infundados los temores de la izquierda de un ataque fascista y que la iglesia fue todo paz, piedad y perdón. En la fotografía se ve todo claro: ejército, clero y caciques se unieron para combatir la democracia republicana, una democracia que pretendía modernizar un país  atrasado, un país hambriento, un país semianalfabeto con ganas de aprender; con la necesidad de salir del oscuro pozo al que habían sido sometidos por las oligarquías.

  Dicho esto voy a publicar un artículo de José Mari Esparza Zabalegui contestando al exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo que en un articulo de intereconomía carga contra Vicent Navarro, negando la participación de la iglesia en la guerra civil y en la posterior dictadura.

DEL BURGO, DE VERDUGO A VÍCTIMA

Dicen que el criminal siempre vuelve al lugar del crimen y el pecador al lugar del pecado. Parece ser que a causa de los remordimientos, o quizás sólo por el morbo, nos resistimos a cerrar los cajones de la memoria y del inconsciente. Y una y otra vez, en sueños, o en reacciones incomprensibles, volvemos a remembrar lo que no debemos. Como cuando de críos removíamos la caca, pinchándola con un palo.

Del burgo Ex diputado del PP
No entiendo qué infierno oculto, qué pesadillas amargas o qué placer onanista le pueden impulsar a Jaime Ignacio del Burgo a enviar a la prensa el artículo La Iglesia, de víctima a verdugo, y volver a sacar el tema de la represión en la Guerra Civil. Y no es porque no tenga derecho (incluso algún que otro argumento veraz), para discrepar con lo que decía Vicent Navarro sobre la memoria histórica. El problema es que, remedando a León Felipe, para desenterrar ese tema cualquiera puede, cualquiera, menos un Del Burgo sepulturero. Además, la defensa de la Iglesia tiene hoy día campos de batalla mucho menos resbaladizos para él: la enseñanza religiosa; la sangría de la financiación; la inmatriculación de bienes públicos; el aborto; la eutanasia; las relaciones sexuales… En cualquier tema de estos la prostituta de Babilonia tendría en Del Burgo un espléndido paladín.
Y sin embargo, Del Burgo, que tiene el culo de paja, vuelve una y otra vez a revolver con su palo pringado los rescoldos del 36. Vuelve al ataque con el mismo tufo negacionista y fascistón de siempre. Vuelve a negar que la Iglesia "formaba parte del grupo de privilegiados cuyos intereses se vieron afectados por las reformas sociales de la República". Vuelve a denominar al "alzamiento cívico militar como cruzada en defensa del cristianismo". Vuelve a negar la responsabilidad de la Iglesia en los fusilamientos de la retaguardia. Acusa de falsedades al profesor Navarro, "que de historia no demuestra tener grandes conocimientos", y nos recuerda el "martirio de cerca de diez mil sacerdotes, religiosos y religiosas fusilados por los rojos", lo que denomina "auténtico genocidio". Del Burgo hijo, otra vez, exagerando a su favor. Mientras, ahí están los datos de Del Burgo padre, según los cuales en Navarra hubo "232 ejecuciones judiciales y 446 las sumarias", esto es, cuatro veces menos de las cifras reales, publicadas hace ya 25 años en el libro Navarra 1936. De la esperanza al terror y que sólo él ha puesto en duda. Hace falta ser un Del Burgo para hacer desaparecer de la historia 2.500 fusilados navarros de un plumazo. Y eso sólo se comprende si se tiene en cuenta que un Del Burgo estaba entre los artífices de la gorilada que propició aquella carnicería.
¿Por qué entonces el hombre que más debería callar vuelve una y otra vez sobre el tema, tergiversando y ocultando lo que ocurrió en su propia tierra? Voy a aventurar una hipótesis: Por provocar. Por ofender. Porque se sabe intocable. Por recordar a todas las víctimas del bando republicano que está orgulloso de la escabechina que hicieron y que volvería a hacerla si la ocasión se presentase.
Si le aplicaran las leyes sobre el negacionismo de los holocaustos, vigentes en algunos países, o la misma de Ley de Protección a las Víctimas del Terrorismo que él ha aprobado para otros, Del Burgo debería estar encarcelado. Pero sabe que se librará, como se libraron todos los verdugos del 36. Esto no es Alemania ni Argentina. La democracia española no da para más.
Lo dijo una vez, hace muchos años, el sociólogo Mario Gabiria: "Del Burgo es el hombre capaz de llevar de nuevo a Navarra, a la guerra civil". Y ahí sigue, con el palo, provocando, pringándolo todo, esperando su ocasión.
Jose Mari Esparza Zabalegi

lunes, 21 de febrero de 2011

Campos de concentración franquista


    En España durante y después de la guerra Civil hubo más de cien campos de concentración (189 según algunas fuentes). Se crearon para el reciclado y la reeducación de presos. El desdichado que cayera en manos represoras de la justicia franquista y fuese recluido en estos centros represivos, aparte de pasar miles de penurias, se veían en la necesidad de trabajar como mano de obra esclava en las obras públicas que llevaban a cabo las autoridades franquistas; pudiendo así redimir condena por trabajo. ¿Se imaginan en la actualidad a presos de la ETA. trabajando para salir antes de la cárcel? El inspirador para conseguir  esta forma ilegal de mano de obra esclava, fue el jesuita Pérez del Pulgar: a través del patronato de nuestra señora de la Merced para la redención de penas por trabajo, y fue la clave para rentabilizar el enorme caudal de mano de obra reclusa.
   
En estos centros de internamiento los sermoneaban continuamente, se veían obligados a cantar el cara al sol infinidad de veces al día, pasaban hambre, sed; padecían enfermedades, parásitos, frío... pero lo peor de todo eran los fusilamientos diarios.
   
En 1937 más de 100.000 detenidos desconocían su destino hacinados en centros de reclusión. En julio desde el cuartel del general Franco se emitía el decreto de creación de inspección de campos de concentración de prisioneros, un organismo militar para organizar el creciente número de campos de concentración.

    Josep Subirats Piñana estuvo recluido en un campo de concentración durante siete años y, uno de sus peores recuerdos fue la sed que padeció durante los siete largos años que estuvo internado. Durante todo su cautiverio sus carceleros les hacían pasar hambre, circunstancia esta (según él), más llevadera que la sed. Durante un traslado Joseph se tiro literalmente de cabeza a un charco que había en medio del camino, nos cuenta que no le importó que disparasen contra el; la sed era mucho peor. Aparte de las sacas que se producían todos los días, la muerte por inanición era otra de las causas de la elevada mortandad.

    Los campos de concentración franquistas no fueron una necesidad de la guerra como algunos revisionistas nos quieren hacer ver. Se crearon como instrumento represivo para castigar a los que se opusieron a los generales golpistas. Tenemos que recordar que el último campo de concentración se cerró en el año 1962, un cuarto de siglo después del conflicto armado. No hay constancia en otro país que este proceso depurativo haya durado tanto tiempo.

    El 20 de noviembre de 2002 el congreso de los diputados condenó el golpe de estado contra el gobierno democrático de la república. En el 2011 todavía tenemos a revisionistas defendiendo el genocidio franquista.

sábado, 19 de febrero de 2011

Mario Neves nos da su testimonio sobre la Matanza de Badajoz.

Un Vídeo muy interesante que realizo Granada TV Sobre la Guerra Civil española. He seleccionado la parte en la que Mario Neves da su testimonio(ya sin censuras),de los tristes sucesos que sucedieron a la entrada de las tropas rebeldes en Badajoz.

Como se puede apreciar, el narrador del documental en ningún momento afirma la cantidad de asesinatos. Dice que, según rumores, se habla de más de 2000 asesinatos en esos primeros días (no hablan ni de 4000 ni de 8000, ni de una burrada por el estilo), como es lógico, nadie podía saber la cifra exacta de las victimas represaliadas por las tropas rebeldes, solo los que estaban llevando a cabo esa matanza selectiva deberían saber el número exacto de ejecuciones. El comentarista dice literalmente: " Nadie sabe exactamente cuantas personas murieron en la matanza de Badajoz". En algún blog ultrafranquista he leído que con este vídeo han intentado manipular los hechos reales sobre la matanza de Badajoz, pero como ustedes podrán observar eso es totalmente incierto.

Francisco Espinosa Maestre también hace esa afirmación de que jamás sabremos la cifra exacta de asesinatos cometidos por los militares profesionales; lo que si nos asegura; es  que, con la entrada de las tropas rebeldes en Badajoz ocurrieron unos hechos realmente trágicos y que sería la tónica general durante toda la guerra Civil. Una guerra de exterminio.
Sobre la entrevista que le hace Mario Neves al tte coronel Yagüe podrán juzgar ustedes mismos.

Yagüe.
- ¿Es que hubo realmente fusilamientos? ¿cuantos?

Mario Neves.
- Yo le dije que se hablaba de 2000, el me miro vaciló y dijo, quizá no sean tantos, pero con un aire que confirmaba los rumores que se extendían por la ciudad.

Vamos a dejarnos de una vez por todas de mitos y leyendas, y reconozcamos de una vez  que lo ocurrido en Badajoz fue más grave de lo que algunos historiadores nos quieren hacer ver.
La represión que tuvieron que soportar los leales a la república cuando se fueron las tropas rebeldes también fue espeluznante , se barajan cifras de 2500 asesinatos..

jueves, 17 de febrero de 2011

¿Libertad de prensa?

René Brut explicando como había sido detenido por los franquistas. Estuvo preso durante seis días y la agencia de prensa para la que trabajaba tuvo que remitir todo el material fotográfico que René Brut había obtenido con la pericia periodística que le caracterizaba.

Dos meses después de la Matanza de Badajoz, las autoridades franquistas lanzaron un bando por el cual no se permitía la entrada a los periodistas extranjeros, hasta las 48 horas de haber sido tomada cualquier ciudad por las tropas asesinas.





Anticlericalismo


     Los revisionistas y pseudohistoriadores afirman sin despeinarse que la II República española era anticlerical, y que Franco no luchaba contra la república, si no contra el Frente Popular. Hala, ya está; dicho esto,  se pueden ir  a la cama  con la conciencia en paz: Franco veló por el destino de todos los españoles y españolas. Podían descansar tranquilos, la amenaza Rusa había desaparecido. Evidentemente esta falacia solo se la creen los ignorantes postrados a la  ultraderecha de Dios Padre.

    El anticlericanismo lo mismo que las huelgas vienen de mucho antes. Se empiezan a registrar quema de edificios en el año 1835, también en 1902 o en 1909, que se llegaron a incendiar 112 edificios. En las guerras Carlistas Ramón Jauregui, el Pastor, fue un feroz anticlerical, cuando se enteró que los frailes del convento de Albarzuza ayudaban a los Carlistas, prendió fuego al edificio, inaugurando así la fea costumbre de incendiar iglesias y conventos.
  
    En 1931 las cosas no habían mejorado mucho y el campesinado y las clases bajas seguían sufriendo hambre y analfabetismo. Con la entrada de la II República los ricos empezaron a sacar ingentes cantidades de dinero, y para colmo, el cardenal Segura rindió pleitesía al monarca destronado, pidió que todos los católicos se unieran para luchar contra los peligros de la fe. Evidentemente la fe no peligraba. La república respetaba la libertad de culto, lo único que pretendía era un estado laico y, para ello, tenían que separar estado de la iglesia, cosa que no gustó nada a las altas jerarquías eclesiásticas y a la caverna conservadora, educada en el más atroz antiliberalismo y ultracatolicismo.

    Se quejaron amargamente del cierre de la compañía de Jesús, pero también hemos olvidado que el primero en clausurar esta compañía fue Carlos III, también la cerraron en 1836, 1854 y 1868. Aun que, siempre se las arreglaban para volver.

    Dicho esto no pretendo Justificar la quema de iglesias y mucho menos el asesinato de religiosos, pero por lo visto en aquellos años la iglesia era un enemigo más a batir. Franco también asesinó sin piedad a 16 sacerdotes vascos 

     Se les tomó declaración en juicio sumarísimo antes de la ejecución. Los fusilaron vestidos de seglar, de noche, para evitar publicidad, avisados poco antes para evitarles sufrimientos morales. Dos jesuitas estuvieron con ellos en un improvisado confesionario, en el interior de un automóvil La represión de Franco contra el clero vasco, no se detuvo ahí. Decenas de curas y religiosos fueron encarcelados. El obispo de Vitoria, Mateo Múgica, favorable a la sublevación, acabaría siendo una excepción dentro de la complaciente jerarquía católica.
    Múgica protestó por los abusos del bando sublevado contra clérigos y creyentes en su diócesis. Se quejó y acabó por convertirse en un exiliado. Instalado en Roma desde mediados de octubre de 1936, Múgica no regresó a España hasta diez años después. Fue condenado al ostracismo hasta su muerte. Su pecado fue de omisión. No firmó la "Carta colectiva del Episcopado español a los obispos del mundo entero", encargada por Franco al cardenal Gomá. Un pacto firmado en julio de 1937 que uniría para siempre a la dictadura con la jerarquía de la Iglesia.



   

miércoles, 16 de febrero de 2011

Memoria Hístórica

   
En muchos blogs claramente franquistas se carga contra la ley de memoria histórica llamando a los que se preocupan de investigar y de llevar a cargo las investigaciones mercaderes de huesos. Tildan a los historiadores que colaboran en tan nobles tareas, de mentirosos devora subvenciones, de falsificar la historia por “cuatro monedas”. Gritan a los cuatro vientos que :  “las Asociaciones de Recuperación de la Memoria Histórica se han convertido en bestias que devoran todo lo que está a su alcance”.
  
    Donde hay carnaza es posible que se acerquen las “bestias”, es cierto, pero no por eso debemos poner en tela de juicio la honrosa labor que llevan acabo estas asociaciones.
  
    Ayer en el programa de las Sexta  Al rojo vivo estaban discutiendo acaloradamente sobre el caso Mercasevilla y la Gürtel, de cómo se enriquecían ilícitamente tanto políticos del PP y del PSOE. ¿Debemos prohibir por esta causa al PP y al PSOE? Desgraciadamente la corrupción ha estado presente en todas las épocas; bien es conocido el caso de Lerroux con el estraperlo. Desencadenó la caída de  del gobierno y provocó unas elecciones que gano el Frente Popular, cosa que no estaban dispuestos a permitir las derechas y los generales monárquicos y, sobre todo los africanistas; pero eso es otra historia(que me voy del tema).
  
    Les Pondré un ejemplo: en Extremadura la Junta concede una serie de ayudas a la producción para la difusión de la cultura y, la compañía de teatro para la que yo trabajaba, con mucho esfuerzo consiguió una de esas preciadas subvenciones. Nos concedieron, permítanme hablar en pesetas, dos millones de los cuatro que costaba el montaje, para los otros dos tuvimos que endeudamos hasta las cejas, deuda que pagamos haciendo miles de kilómetros por toda la geografía española, es decir, deuda que pagamos con el sudor de nuestra frente; sin embargo algunas compañías de teatro se acusaban mutuamente de quedarse con el dinero de las subvenciones por la cara, pero sin aportar prueba alguna.

    Eso es lo que hacen estos neofranquistas acusan, despotrican, berrean, se encabritan. Dicen que con el dinero de sus impuestos no quieren que se lleve a cabo tal ignominia, tal expolio del patrimonio artístico (por favor patrimonio artístico una escultura de Franco). Nos cuentan que con el dinero que se gastan en la ley de Memoria Histórica bien se podía paliar algo el sufrimiento de tantos parados. ¡Eso es cierto pardiez!

    La iglesia en el 2010 del IRPF obtuvo 249.000.000 de euros, y créanme no se lo gastan todo en comedores sociales. Seguro que si los feligreses tuvieran que costear los gastos de la iglesia directamente de su propio bolsillo, la financiación de La Iglesia S.A. se vería seriamente dañada.

Yo tampoco quería que con el dinero de mis impuestos Aznar nos metiera en una guerra que ni nos iba ni nos venía. 260.000.000 de euros costó el conflicto armado a las arcas públicas.  



  

martes, 15 de febrero de 2011

Llerena 1936


El 25 de enero de 2011 asistí a la presentación del libro "Llererena 1936. Fuentes orales para la recuperación de la memoria histórica", de Ángel Olmedo Alonso. Premio Arturo Barea 2009.
Un libro realizado con fuentes orales y documentos de archivos. No estaría nada mal que algún neofranquista de estos que pululan por aquí le echasen un vistazo, aprenderían un poco de la verdadera historiografía.
En el nos cuentan testigos presenciales del amañamiento de las partidas de defunciones. Si las familias de los republicanos asesinados querían dar un entierro digno a su ser querido, tenían que admitir en contra de su voluntad que su ser querido no fue muerto por disparos de los rebeldes, si no por las hordas marxistas.
¡Ay! cuantas historias de atrocidades han logrado esconder las hordas asesinas franquistas. No olvidemos que los documentos escritos que se estudian en la actualidad los escribieron los asesinos franquistas.
Los documentos que nos lego la dictadura fueron parcos en información, fue mucha la energía derrochada para ocultar la matanza fundacional.

Hay que saber encajar las críticas

    Que mal encanjan las críticas algunos historiadores . En el fondo lo comprendo,.Cuatro años trabajando, investigando incasáblemente para dar luz a uno de los más grandes misterios de la historia bélica contemporánea (la matanza de Badajoz), para que luego venga un don nadie a tirar por la borda y denostar tan hercúleo esfuerzo intelectual.
    He de destacar la elegancia que ha tenido Francisco Pilo en un comentario posteado en su blogg, refiriéndose a mi pequeña crítica que hago sobre el libro que ha escrito conjuntamente con Moisés Domínguez. Este último se lo ha tomado peor, parece ser que desconoce lo que es la elegancia y los modales.
    Me acusa de copiar y pegar, me llama infeliz, dice que soy la inutilidad histórica elevada al cubo, dice que soy un neófito HISTORIADOR, y lo que es más gracioso;
Dice: “ He leído dos párrafos y el resto lo he tirado sin mirar a la taza del water Pues ya ve usted, no somos todos iguales; yo si me he leído su libro y no lo he tirado al Water. (Confieso que estuve tentado cuando empecé a leer el prólogo del sacerdote falangista). Al menos no me llama marxista estalinista.
    Evidentemente ni soy historiador ni lo pretendo, solo soy una persona que opina humildemente como otros tantos miles de bloggeros. Estoy en mi pleno derecho. En los años cuarenta me hubiesen fusilado por opinar libremente.

Mitos y leyendas

 

En la primera entrada para inaugurar este blog, voy a utilizar unas fotografías que reflejan la barbarie de cualquier guerra, en este caso la Guerra Civil española que, fue causa directa del fallido golpe de estado; no olvidemos esto, primero hubo un intento de golpe de Estado por parte de los generales africanistas. A causa de este hecho, se desencadenó una cruel guerra que desató los más bajos instintos y las ganas de venganza de muchos españoles.

    Todas las guerras son crueles, pero más si cabe , las que se libran entre hermanos, entre gente del mismo país. ¿De quién fue la culpa? ¿Quién la provocó? Si nos leemos la Causa General, o cualquier libro de Arrarás; o más actualmente, los de Pío Moa, César Vidal o los del sacerdote falangista Ángel David Martín Rubio: la cosa está clara: los “Rojos Marxistas”. Afortunadamente hay muchos hispanistas e historiógrafos españoles que han dedicado muchas horas al estudio de nuestra guerra (In) Civil que ponen esa afirmación en duda (se han llegado a publicar alrededor de 70.000 libros).

   
Martín Rubio, cura e historiador. quita hierro a las matanzas ocurridas en el campo de concentración de Castuera haciendo este tipo de afirmaciones:

“ se podía comprobar el fraude: Hernández Mulero llegó al campo de concentración de Castuera el 24 de octubre y lo abandonó el 6 de diciembre, fechas en las que no se registra ninguna muerte”

Que no se registrasen no significa que no se produjeran. Hay familias que han buscado denodadamente los restos de familiares encerrados en el campo de Castuera para poder darles digna sepultura, y sus nombres no aparecen en ningún registro; han desaparecido como por harte de magia. Ahora me ves, ahora no me ves.

La historiagrafía franquista lo tiene muy fácil para demostrar la barbarie “Roja”. Cuentan con la socorrida causa Causa General, y los miles de archivos sobre el tema que han sobrevivido. ¿Pero es fiable la Causa General? ¿Es totalmente justa? Yo creo que es tan fiable y tan justa como la justicia militar impartida en la guerra y la posguerra, es decir, un injusto fraude. El prólogo de la Causa General lo dice todo:


“Cualquier acusación de crueldad, que no existió jamás en el campo nacional,
ni incluso en medio del terrible fragor de la contienda . El Caudillo
cristianísimo que nos gobierna sabe que únicamente el amor y la
clemencia pueden fortalecer a los Gobiernos . La crueldad es cobardía ,
y nuestra guerra liberadora se ganó por el valor y el heroísmo, virtudes
que sólo pueden convivir con la grandeza de corazón" .



Por otro lado está la verdadera historiagrafía, que se las ve y se las desea para poder demostrar y desmontar los mitos franquistas, ya que se preocuparon mucho de esconder sus vergüenzas debajo de la alfombra, destruyendo convoyes de archivos; millones de documentos. ¿Si tan inocentes eran porque se tomaron tantas molestias?

También tenemos a nuestro amigo Francisco Pilo, que en su blogg a un comentario anónimo le hace esta pregunta:

“No, por favor, no me digas que eso ya lo juzgó el franquismo. Dime que cómo es posible que un gobierno demócrata, libremente elegido, permitiera tantos asesinatos(...) Por lo tanto, el Frente Popular que permitió el Holocausto, fue un Gobierno genocida y asesino. ¿O dirás que fue cosa de unos incontrolados”?


Habría que contestarle que, en muchos sitios los dirigentes del frente popular arriesgaron sus vidas defendiendo a presos derechistas y que más tarde fueron ejecutados por la (In) justicia militar franquista. ¿Y ahora como explicamos que en todas las localidades que entraban a sangre y fuego los militares franquistas, donde no había ningún asesinato derechista ellos si asesinaban vilmente a cualquiera que tuviera que ver con el Frente Popular?


Demostrado está que había políticos frente populistas que desde las más bajas hasta las mas altas esferas, se oponían a los asesinatos de los incontrolados, pero por la parte contraria no podíamos decir lo mismo; desde las más altas hasta las más bajas esferas pasando por la gran mayoría del clero estaban totalmente de acuerdo con la aniquilación masiva del contrario, como lo demuestra aquella frase que le dijo aquel cura a Mario Neves cuando vio tantos cadáveres amontonados, “no se preocupe se lo merecían”

Pilo en referencia a la matanza de Badajoz y a Mario Neves.

“ Es decir, Mario Neves manifestó que Yagüe sabía que se habían recuperado tres mil fusiles, algunas ametralladoras y una batería de cañones, pero se mostró sorprendido cuando le preguntaron si eran dos mil los fusilados porque, evidentemente, aunque sabía que sus hombres estaban matando a los prisioneros, también sabía que no fueron tantos”.

Aunque sabía que sus hombres estaban matando(...).

 Muy  bien... esto demuestra que Yagüe no tenia ni pajolera idea de la cantidad de asesinatos que estaban cometiendo sus aguerridos combatientes, una falta gravísima, ya que los fusilamientos deberían estar totalmente controlados por Yagüe y, debería saber en todo momento las cifras de los asesinatos. Eso, o sabía la cantidad y no creyó oportuno revelarlas en ese momento por la gravedad del asunto. Eso es como si le preguntan a Zapatero.: ¿Es verdad que en España hay 5.000.000 de Parados? Y Zapatero responde: “no deben de ser tantos”, y es que interpretar la historia a tiro pasado da pie a muchas interpretaciones, y todo depende del ángulo de donde se dispare, de la izquierda o de la derecha.

Dejando al lado los mitos y la guerra de cifras, lo que si es cierto, como demuestra Francisco Espinosa; es que, en Badajoz ocurrieron unos hechos gravísimos consentidos por las autoridades militares, que luego se extendería por el resto de la Geografía extremeña y por el resto de España.

En el libro LA MATANZA DE BADAJOZ ante los muros de propaganda, Francisco Pilo Moisés, Domínguez y Fernando de la Iglesia, se creen que desmontando a Southworth o haciendo ver que Jay Allen y Jackes Verter eran izquierdistas partidarios del frente popular está todo arreglado. He de reconocer la maña que se dan para darle un giro a la derecha a los hechos acaecidos en esos días tan tumultuosos, y hay que asombrarse por el crédito que le dan a los diarios portugueses ,que como todo el mundo sabe; el gobierno, y la prensa lusa colaboraban con los franquistas.

Polémicas aparte, lo cierto es que sigue habiendo puntos oscuros en torno a la cuestión. "El problema es que no hay ninguna documentación sobre lo ocurrido en la plaza porque allí empezaron las represalias en la noche del mismo día 14 de agosto, nada más entrar las tropas, y no intervenía la justicia". Quien habla es Francisco Pilo, autor de dos libros sobre el tema: Ellos lo vivieron y La represión en Badajoz .

Esto también lo escribió Francisco Pilo:
“Exactamente 77 años después, el 14 de Agosto de 1936, sus instalaciones fueron utilizadas para un espectáculo diferente y mucho más sangriento”.
“Yagüe sabía que al día siguiente entrarían periodistas en la ciudad y, aunque realmente no le importaba nada la que estos pudieran decir, tampoco era cuestión de que observaran "in situ" lo que estaba ocurriendo. De hecho lograron engañar al mismísimo Mario Neves que manifestó que el día 15 solo vio en la Plaza algún vehículo y dos o tres cadáveres, "víctimas del ataque del día anterior". En aquel momento, al menos, no tenía ni idea del drama que se había desarrollado en ese mismo lugar unas horas antes”.
“Esa noche fue un infierno en todos sus aspectos y quizás fuera la única en la que se asesinó a más personas de las que se podía transportar (no olvidemos que en los días siguientes nunca se vio por la ciudad, durante las horas diurnas, ningún camión cargado de cadáveres. En la oscuridad de la noche, bajo el toque de queda, la historia era diferente). Esto tiene su fundamento y demuestra que todo estaba planificado”.
“Los dos empleados, a los que hubo que sumar algunos más, tuvieron que trabajar mucho, ya que hacia las ocho de la mañana no quedaba rastro del drama”.
Juzguen ustedes mismos. Evidentemente que de la plaza de toros sería muy difícil evacuar a 4000 asesinados eso nadie lo pone en duda, pero se mató en muchos sitios de Badajoz y Mario Neves fue testigo de los cadáveres amontonados por varios lugares de la ciudad de Badajoz, Mario Neves que ha raíz del artículo que mandó a Lisboa fue interrogado y censurado. No volvimos a saber nada de el hasta mediados de los años 80, cuando escribió un libro titulado A chacina de Badajoz (que casualidad). Mario Neves nunca olvidó aquellos días de agosto de 1936. "Quiero dejar Badajoz cueste lo que cueste, lo más rápido posible y prometiéndome a mí mismo que no volveré nunca. Por mucho que me mantenga en la vida periodística, jamás se me presentará acontecimiento tan impresionante como el que me ha traído a estas tierras ardientes de España y que ha logrado destemplar completamente mis nervios"..

Sobre las fotos que he publicado, corresponden a las de los bombardeos que Franco sometió al pueblo madrileño y a la de un cuerpo descuartizado de un militar republicano que fue arrojado en paracaídas por la aviación fascista sobre Madrid. Se me ha ocurrido ponerlas porque en más de un blogg ultrafascista he visto como insertan fotografías de personas muertas supuestamente por izquierdistas. Todo sabemos de los horrores de cualquier guerra, y aquí vemos el horror que sufrieron los madrileños por parte de la aviación facciosa. Franco no quería solamente conquistar Madrid, quería hacer sufrir a victimas inocentes que nada tenían que ver ni con las izquierdas ni con las derechas. ¿O acaso los niños que aparecen en estas fotos Habían votado al frente Popular.



















UN CURA CONSPIRANOICO EN LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

Vale, no es un cura, es todo un señor cardenal que en 2006 ingresó en la vetusta Real Academia de la Historia. Joder, parece que cualqu...