jueves, 10 de marzo de 2016

Los 16 curas vascos asesinados por el franquismo

José Ariztimuño Olaso asesinado el 17 octubre de 1936

Buscando información sobre el clero que fue asesinado por los fascistas, me vuelvo a topar con el blog Desde mi campanario. Es obvio que a los curas vascos no los asesinaban por ser curas. Lo mismo que lo "rojos" no asesinaban a los curas por ser simplemente curas, sino por sus ideas políticas, que como todos los mortales, las tenían. El anticlericalismo existía, como existe hoy en día, pero a nadie le molesta que un cura le rece a Dios, el problema es que la Iglesia se intenta inmiscuir en la vida íntima y personal de todo el mundo. A esto podemos llamarlo "totalitarismo divino".

En el blog Desde mi campanario comparten un escrito del cura Bayle S.J :
SACERDOTES VASCOS PROCESADOS EN LOS PRIMEROS DÍAS DEL MOVIMIENTO NACIONAL. EXPOSICIÓN RESUMIDA DE LAS IDEAS Y DATOS QUE SOBRE EL TEMA FIGURAN EN LA OBRA DEL PADRE BAYLE S.J. TITULADA "EL CLERO Y LOS CATÓLICOS VASCO-SEPARATISTAS Y EL MOVIMIENTO NACIONAL" leer artículo en Desde mi campanario
Todo lo que pueda decir el cura Bayle es meramente justificativo, el clérigo Constantino Bayle dirigía en Burgos un Boletín de propaganda de la causa franquista. El religioso franquista justificaba los asesinatos políticamente: "Los sacerdotes fusilados por separatistas son 16, número exiguo al lado de los miles de sacerdotes y religiosos víctimas de los rojos..." Fueron 16 porque el escándalo fue mayúsculo y los franquistas hubieron de moderar su sed de sangre.

El clérigo vasco , fue asesinado según el propagandista Constantino Bayle porque "se [le] acumularon sus campa­ñas antiespañolas en “Euzkadi” y “El Día”, del que era inspi­rador, y en multitud de mítínes y conferencias nacionalistas, donde actuaba contra la prohibición del Sr. Obispo; haber instigado a los dirigentes vascos a recoger y repartir un depósito de armas que había en la parroquia del Buen Pastor, a la que estaba él adscrito". José Ariztimuño Olaso,  intentó lograr un acuerdo entre el PNV y el carlismo. Alojado inicialmente en el Convento de Urt (a 20 kilómetros de Bayona), partió en el buque Galerna desde Bayona con destino a Bilbao, para ponerse a las órdenes del gobierno vasco, junto con otras cien personas. Pero el 15 de octubre de 1936, abordados por el crucero Alcázar, fueron conducidos al puerto de Pasajes y trasladados a la cárcel de Ondarreta (Guipúzcoa). Falleció fusilado en el cementerio de Hernani la noche del 17 de octubre de 1936. Fusilado por separatista, muy católico sí señor.

Celestino Onaindía fue ejecutado el 28 de octubre de 1936 en Hernani. Tenía 38 años y volvía de oficiar un entierro. Le esposaron y llevaron a la cárcel de Ondarreta, donde estuvo ocho días. Le fusilaron sin juicio, sólo por ser un sacerdote vasco. La orden de ejecución apareció después en un archivo de Galicia. Murió entonando un Tedeum bajo las balas

Poco valor tienen las acusaciones de las fuentes primarias y secundarias franquistas. En algunos lugares son dogmas de fe. Aquí denunciamos su mal uso.

Manuel Morillo desde el diario digital clerical, Religión en Libertad, también escusa repugnantemente los asesinatos de los curas vascos:
Porque fueran una u otra cosa, ejecutados o asesinados, no lo fueron por ser doce de ellos sacerdotes diocesanos de Vitoria, otro un Misionero Claretiano y otro un Carmelita descalzo sino por su acción como separtistas y por su vinculación al PNV [*] , partido que estaba combatiendo por romper la Unidad de España y para ello estaba aliado con los revolucionarios marxistas del Frente Popular que querían imponer una antireligiosa dictadura del proletariado.
¿Cómo un diario católico puede publicar tan horripilante justificación?

Del blog Gogan Sestao

Los curas vascos que Franco asesinó y que la Iglesia oficial quiere condenar al olvido
Creian en una religión católica compatible con la libertad de Euskal Herria, de su lengua y de su cultura. Fueron fieles al orden establecido, confiaban en la justicia y la democracia, en el trabajo digno con un salario justo de todo vasco. Pero sus sermones eran incompatible con los intereses de las oligarquias y de la Iglesia Oficial, verdaderos diseñadores de la rebelión militar y pilares de la muerte y represión de lo mas genuino del pueblo y del clero vasco. Por eso fueron liquidados por y en nombre de Franco y condenados al olvido por los jerarcas católicos que bendijeron a los rebeldes y les llamaron ‘santos cruzados’.

Las imputaciones que se hacían en los Consejos de Guerra contra estos curas eran: ser nacionalistas, ejercer el ministerio pastoral en vascuence y auxiliar a la rebelión, cuando en realidad eran quienes defendían al régimen legítimamente constituido.”

El clero que respaldó el poder legítimo:
En julio de 1936, “el obispo Mateo Mujika de la diócesis de Gasteiz que integraba a las tres provincias vascongadas, pese a su tendencia no republicana, denuncia la ilegitimidad de la insurrección y el empleo de la fuerza. Es desterrado a Francia.

Iniciada la contienda, un sector del clero vasco organiza el Cuerpo de Capellanes del Ejército de Euzkadi, que prestarán el servicio pastoral en las trincheras de los frentes y en los hospitales. La magnitud de la represión ejercida ofrece cifras trágicas. Unos 200 fueron encausados y juzgados en Consejos de Guerra. Diecisiete asesinados, de ellos varios todavía hoy sin aparecer.”

“Tres muertos en prisión, tres condenados a muerte (no ejecutados), quince sentenciados a cadena perpetua, varios condenados a penas entre un año y 20 años de prisión y unos 800 exiliados Todos estos sacerdotes del clero secular y regular pertenecían a la única diócesis vasca de Gasteiz.”

Obispos perseguidos:
Cinco obispos siguieron a Mateo Mujika: Vidal i Barraquer, Segura, Torres, Irastorza y Guitar, que fueron exiliados y sufrieron persecución.

El Vaticano, al inicio de la contienda, Pío XI, ya enfermo, se muestra ambiguo y expectante, aunque hace una protesta por el fusilamiento de los curas vascos e incluso reparte algún donativo a los muchos emigrados vascos en Francia. En junio de 1937, reconoce al régimen de Franco. A los dos años es elegido Pío XII y desde entonces el apoyo al régimen de la Cruzada será pleno y total.


En el Estado español, el Régimen de la Dictadura bien se encargó de ensalzarlos y hasta canonizarlos solemnemente, es hoy en dia, en esta democracia actual, cuando una vez más se vuelve a repetir el acto por el propio Papa Francisco nombrándoles “mártires de la fe” únicamente a los curas muertos o represaliados por los republicanos y lo hace en sintonía con un pronunciamiento más belicoso que evangélico, intentando todavía hoy mantener el olvido sistemáticorespecto del clero fusilado y represaliado de la parte republicana y nacionalista.”

Durante la Transición los golpistas y sus seguidores se auto amnistiaron, mas tarde, grandes movilizaciones populares de Euskadi les obligarian a excarcelar a unos 800 presos políticos, entre ellos, los sacerdotes que quedaban en la cárcel de Zamora. Los herederos del franquismo redactaran una ley de Amnistía para sí (“Ley 46/1977 de Amnistía”) y la convertiran en su “Ley de punto final” para los crímenes cometidos en la guerra y posteriores cuarenta años de dictadura.”

8 comentarios:

  1. El clero vasco reconciliador con verdugos pero tan poco compasivo con maketos y victimas de ETA tiene y tuvo un cancer, creer que un sacerdote es un siervo de Sabino Arana y no de Jesucristo. Onandia era un integrista de tomo y lomo. Los sacerdotes fusilados por Franco en 1937 eran unos curas trabucaires de trabuco y pistolón; no fueron ejecutados por el hecho de ser sacerdotes ni siquiera por ser nacionalistas vascos sino por ejercer de espías (txibatos) en los pueblos pequeños para el PNV, guardar armas en sacristías y casa parroquiales, instruir militarmente a milicias nacionalistas…recomiendo el capitulo casullas, política y pistolas de José Díaz Herrera y su magnifico Los Mitos Del Nacionalismo Vasco. Ariztimuño fue hecho prisionero cuando ibaen barco de Francia a Bilbao. Poco antes había escrito en Euzkadi de Bilbao incitando a los jóvenes nacionalistas, que dudaban, a que tomasen las armas en defensa del PNV.
    http://hispanismo.org/senorios-vascongados/6294-sobre-el-fusilamiento-de-sacerdotes-nacionalistas-vascos-una-contudente-replica.html
    Que dos sacerdotes de Rentería se presentaron en Oyarzun a los requetés diciéndoles que Rentería estaba abandonada. Una sección de requetés fue enviada y cayó en una celada, resultando aniquilada. Los sacerdotes fueron fusilados.
    Que Mendicute en un mitin nacionalista había dicho que “eso de que el Corazón de Jesús reinará en España es una patraña, porque ni España puede llegar a tanto, ni el Corazón de Jesús tan bajo”.
    Del resto de los fusilados, casi todos habían tenido alguna participación en la lucha a favor de los rojos. Con esto no justificamos la pena que se les impuso que pudo ser excesiva en algunos casos.
    Todos aquellos sacerdotes pusieron en un mismo plano el amor a la patria inventada por Sabino, que el amor a Dios. Otros muchos estaban en la misma situación. Se ocupaban más de la política que de la Fe. Y se siquieron ocupando los supervivientes, que eran todos los demás. Así hemos llegado hoy a la triste situción de la Iglesia en el Pais Vasco : Mons. Setién pretende que la violencia de ETA se puede comparar con la «injusticia» de la otra parte http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=22010 vía @InfoCatolica

    ResponderEliminar
  2. Diferencias entre los 14 curas aranistas ejecutados por los franquistas y los 6832 asesinados por el frente popular:
    1ºDiferencia. Cuantitativa: los ajusticiados por los nacionales no llegaron a dos docenas, la izquierda masacró a miles.
    2º diferencia. Motivación: unos fueron asesinados por el mero hecho de ser sacerdotes, los otros por su activismo separatista y racista y la comisión de graves delitos militares.
    3º Franco, a petición del cardenal Gomá, paró en seco las ejecuciones y pese ser consciente de la enorme gravedad de los delitos cometidos por los curas peneuvistas(espionaje, deposito de armas, adiestramientos de milicias jelzades...) por el contrario el gobierno republicano no movió un dedo para salvar al clero exterminado.
    4º Si los curas ejecutados por Franco son una prueba de persecución religiosa, ¿Felipe González persiguio a la Iglesia por encarcelar a curas vascos por colaborar con ETA?Absurdo, verdad.
    5º La persecución del Frente Popular de la Iglesia fue incluso peor que la del clero polaco por los nazis, para Hitler ser sacerdote y además polaco era tan repugnante como ser judio, Dachau es para el clero polaco lo que Auswicht para los judios. El Frente Popular tiene el dudoso honor de superar a Hitler 1885 sacerdotes sacrificados frente a los 6832 martirizados por los rojos españoles; esta hecatombe es más asombrosa si tenemos en cuenta que Polonia llego a estar ocupada en su totalidad por los alemanes.

    ResponderEliminar
  3. Si extrapolamos la proporción de los beatificados ahora a las casi 7000 víctimas, que hay contabilizadas, llegamos a la conclusión que entre 600 y 700 pudieron ser naturales de nuestras tierras. Por ellos nunca ha alzado la voz el nacionalismo.
    Ya en noviembre de 1936, el Cardenal Gomá y el Obispo Olaechea de Pamplona visitaron a Franco para denunciar los fusilamientos de clérigos. A partir de entonces no se aplicaron más penas de muerte. Un carmelita fue fusilado en Amorebieta acusado de atravesar las líneas en circunstancias poco claras y el Capitán que mandaba la unidad se salvó de milagro de un “paquete”
    El nacionalismo ha sido un auténtico cáncer para el catolicismo vasconavarro. Se quiso extirpar con medidas de traslados a otras tierras. A cualquiera se le ocurre que de algún modo había que impedirles que siguieran haciendo propaganda política prohibida prevaliéndose de su condición sacerdotal. Porque mientras los gudaris, hartos de luchar al lado de sus enemigos, se habían rendido en Santoña, los curas nacionalistas persistían en sus prédicas. D. Julio Ugarte, capellán prisionero en Santoña, en sus memorias alardea de las soflamas que pronunciaron ante el tribunal militar. No se trataba, naturalmente, de confesar su fe en Dios Uno y Trino. Confesaban otra cosa. Por esa otra cosa les condenaron. Por ello no creemos que merezcan ser puestos como modelo ante el pueblo de Dios.
    En plena transición Leizaola reconocía que el nacionalismo se había conservado gracias a los confesionarios y a las mujeres. Aunque no decimos nada nuevo, lo recordamos por la importancia que tiene una confesión de parte. Porque.
    En el nacionalismo vasco han coexistido dos religiones. Mejor dicho la Religión verdadera ha sido infectada por una idolatría. El resultado está a la vista: en las diócesis vasconavarras no hay natalidad, no hay vocaciones religiosas, las iglesias están vacías, muchos pueblos sin Misa por falta de sacerdotes. Organizaciones de curas que se ponen toda clase de trabas a su Obispo. Que le obligan a que no admita a congregaciones forasteras.
    Religiosamente esto es un desastre. Y de ello tienen la culpa quienes desde hace casi cien años vienen poniendo en un mismo plano lo terreno y lo sobrenatural. Por eso no podemos dedicarles, como lo hace Arzalluz en su escrito, “nuestro recuerdo y gratitud”

    ResponderEliminar
  4. alfonso buenas parrafadas para defender los asesinatos de los sacerdotes vascos. Nosotros no justificamos el asesinato de religiosos por los anticlericales, los matasen por el motivo que los matasen fue repugnante. ¡Qué pasa! ¿Qué eran nacionalistas vascos y estaban con el Gobierno de la II República? ¡Pues menudo delito! No hay excusa, no hay excusa de ningún tipo.

    " Onandia era un integrista de tomo y lomo"

    "Los sacerdotes fusilados por Franco en 1937 eran unos curas trabucaires de trabuco y pistolón".

    ¿Qué pasa que en el bando franquista no habían integristas ni curas trabucaires? Menuda basura escriben en Infocatólica para justificas los asesinatos franquistas. ¡Qué asquerosidad!

    ResponderEliminar
  5. Alfonso eres un "activista" incansable en el tiempo. Te voy a contestar con las mismas palabras que "Marcos" (6/8/2012). Quien quiera ver los comentarios de alfonso abajo dejo el enlace:

    "Ay Alfonso:

    Como buen católico que eres siempre perdonando a los asesinos de tu parroquia y vilipendiando al adversario. Además los defiendes con saña, con entereza, con ese odio tan español que tenemos todos ahí marcado a fuego.

    ¿Es que no sabes que también hubo sacerdotes que instruyeron a jóvenes para levantarse con el bando nacional? ¿No sabes que también los sacerdotes ´´nacionales´´ practicaron el ´´chivatismo´´ antes, durante y después de la guerra civil?

    Que poquito nos fijamos en la viga del propio ojo."

    http://www.religionenlibertad.com/sacerdotes-vascos-asesinados-hace-75-anos-se-reflejo-en-el-boletin-24119.htm

    ResponderEliminar
  6. No justifico las ejecuciones de los curas racistas aranistas pero obviamente no son martires; 7000 murieron por dar testimonio de Jesucristo, los 16 curas peneuvistas fueron ajusticiados por su fé en Sabino Arana (no en Cristo). Parece que su mala semilla se resiste a morir : CRÓNICAS INCESTUOSAS: EL CURA DE SALVATIERRA FUE EL MÁXIMO RESPONSABLE DE QUE SE SUSPENDIERA LA VUELTA CICLISTA A ESPAÑA EN EL PAIS VASCO EN 1980
    EL HOMBRE DE DIOS PERSUADIÓ A ETA PARA QUE MANDARA A UN COMANDO CON EL FIN DE ASESINAR A TRES GUARDIAS CIVILES DE TRAFICO Y EL QUE SEÑALÓ A LOS TERROhttp://josediazherrera.blogspot.com.es/2010/08/cronicas-incestuosas-el-cura-de_05.htmlRISTAS DÓNDE ESTABAN ESTOS

    ResponderEliminar
  7. El gran error de Franco, no depurar al clero vasco de sus ovejas negras : "1980. El pueblo... y la Iglesia. Un guardia civil, Lorenzo Bárez, entonces de 23 años, entra en la parroquia de Yurre. Sentado junto a sus compañeros, escucha desde el púlpito: "Hasta que no salgan los txakurras no empieza la misa". Salen agarrados a sus pistolas, con miedo a que los linchen.

    "Los curas pasaban la información de todos los movimientos de los guardias a los etarras para que luego pudieran atentar contra ellos", cuenta en Markina Víctor González, hermano de un guardia civil asesinado.

    Negar que la Iglesia vasca apoyara a las víctimas, sostiene el ex obispo de San Sebastián Juan María Setién, es "deformar la historia"." http://www.elmundo.es/pais-vasco/2014/10/12/543a491f22601daa1c8b456e.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los curas vascos son tan mártires como los curas españolistas, que más da el motivo de porque te hayan asesinado. Yo comparo la fe con la ideología, ya que la fe no deja de ser una ideología. Lo que no entiendo es que pinta la ETA en un debate sobre unos curas asesinados en el 37. ¡Ah ya, que todo es ETA!

      Pero a los curas del clero vascuence de ser nacionalistas, eran tan nacionalistas como los curas de Franco.

      Y ya te digo;: llevan años manipulando a la iglesia no se la quería por seguir la doctrina de Dios, sino por seguir los designios del hombre. Os -nos- han engañado y no hay forma de que entréis en razón.

      Eliminar

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.