No hubo golpe de Estado en Cataluña.


El Secretario de Organización del Moviment Socialista de Catalunya, Juan Diego Hernández Valero, apunta un titular muy interesenta en el diario españolista de izquierdas, Crónica Popular: 'El “problema catalán” sólo se arreglará si los nacionalistas pierden las elecciones autonómicas', una verdad de perogrullo; además, para llegar a esa conclusión no hace falta ser ningún leguleyo. Eso es tan verdad como que la extremaderecha -o lo que es lo mismo el fascismo- desaparecería de Europa si los ciudadanos dejan de votarlos. El problema del resurgimiento del fascismo -que siempre estuvo ahí- es que la gente los votan porque ven ellos una tabla de salvación. El FMI y la comunidad europea son los mayores responsables de que, lo que unos llaman populismo, y otros extremaderacha, consigan ganar elecciones y ser principales fuerzas políticas en sus respectivos paises. No es la primera vez que el fantasma fascista recorre Europa.  Hay que parar de una vez las políticas de austeridad antes de que sea demasiado tarde.

En España si se quiere acabar con la secesión de Cataluña, hay que convencer a los votantes -que rondan el 50%- que la mejor opción es seguir como estamos, claro que los artículos como el de Juan Diego Hernández Valero, en Crónica Popular ayudan muy poco. Según este abogado de la Organización del Moviment Socialista de Catalunya, el Gobierno de Rajoy debiera  haber comenzado su deriva autortaria "aplicando el 155 entre el 6 y 7 de septiembre del 2017:
...días en que las fuerzas nacionalistas (ERC,JXC y CUP)  protagonizaron  el golpe de estado blando, o dicho de otra manera: “la acción destinada a romper el orden constitucional por la fuerza” pero no por la fuerza de las armas, como era normal en los siglos XIX y XX, sino alterando el orden democrático y romper la voluntad popular refrendada en las urnas, nos hubiéramos ahorrado muchos sinsabores.
Estamos de acuerdo que los golpes de estado pueden ser blandos, cruentos e incruentos. Un golpe blando se hace, por ejemplo, boicoteando la economía de un país para que el gobierno caíga empujado por la indignación popular, o usando la justicia torticeramente: lo estamos viendo a diario en Latimoamérica. También se puede hacer mediante una revolución o usando al ejército. Puede ser cruento y genocida, 18 de julio, e incuentro, General Pavía o Miguel Primo de Rivera.

Tanto Franco, como los otros generales dieron un golpe de estado con el fin de adueñarse del Gobierno de la nación y controlar todas las instituciones del Estado español: el fin fue hacerse con el Estado (golpe de estado). Por ello es obvio que en Cataluña, al no existir un estado, no podemos hablar de este tipo de golpe, ni blando, ni cruento ni nada de nada. Habrá que sacarse de la manga otro neologismo.

Es más que latente que los independentistas al tratar de proclamar la independencia del Estado español no estaban respetando cierto artículo de la Constitución, pero no hubo tal golpe. Ni tan siquiera rebelión:
“Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes:

...5.- Declarar la independencia de una parte del territorio nacional....
No hubo violencia alguna por parte de los líderes independentistas y cualquier tipo de violencia que se desarrolló posteriormente fue provocada por el propio Estado. Los líderes independentistas tampoco hicieron un llamado público al "pueblo" para que usaran la violencia para declarar la independencia, más bien al contrario.



No podemos hablar pues de rebelión y sí de presos políticos. España se venezualiza sin que Podemos gobierne. 


 Represión estatal durante el referéndum del 1 de Octubre de 2017.

                                                 Visça Catalunya lliure
No soy catalán, nací en Extremadura, con raices andaluzas y extremeñas. No siento ningún tipo de nacionalismo en mi forma de conceptuar la visión geopolítica. Esta proclama final nace de lo repulsivo que se me hace el autoritarismo nacionalista. El Estado español ha conseguido que no me parezca igual de repugnante el nacionalismo regionalista. Problema que la derecha española sabe muy bien como agravarlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dejad a la Historia en paz; ¡malditos! Pedro Sánchez no es el nieto de Antonio Castejón

El dinero importa porque es necesario

Naturalmente que los hemos fusilado