¿Podrá derribar la sociología franquista Pedro Sánchez?


Mediante las RRSS el flamante presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha denunciado que las sedes del PSOE amanecen empapeladas de propaganda fascista. Estos ataques antidemcráticos parecen producirse sin solución de continuidad. Sanchez afirma que los monumentos al franquismo tienen los días contados. ¿Será cierto? ¿De verdad qué Sánchez podrá llevar a cabo todos sus proyectos antifranquistas?

Parece mentira que a Pedro Sánchez se le esté haciendo tan cuesta arriba sacar a un dictador de una tumba que no le corresponde y enviar sus restos para que los custodien sus deudores. Es verdaderamente preocupante. ¿En qué mierda de país vivimos? ¿Qué clase de democracia es esta? Fácil: la democracia de la transición, no hay más vuelta de hoja ni hay que buscar más explicaciones.

Según un juzgado de Gijón "Empapelar una sede de Podemos con carteles de 'fascista' es libertad de expresión":
La magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón, Ana López Pandiella, ha dictado el sobreseimiento y archivo de la denuncia presentada por Podemos Xixón contra lo que la formación morada consideró una agresión "fascista", al aparecer su sede empapelada con pasquines que aludían al dictador Francisco Franco el pasado 18 de julio. El Periódico
Un portavoz de Podemos en Gijón ha dicho que: "Me pregunto si sería libertad de expresión que a la jueza le colocasen un yugo y unas flechas en el pórtico de su casa; si eso lo entendería como libertad de expresión, como agresión o como un adorno". En fin el facherio español es muy libre de empapelar con lo que le salga de los cojones las fachadas que no son suyas porque una jueza dice que eso es libertad de expresión. 

Yo no sé como andarán las odenanzas municipales por estas latitudes, pero si a mi me pillasen poniendo carteles - no ya fascistas sino de cualquier índole- en fachadas que me son ajenas la policía me podría multar.

No es de extrañar que el facherío español estos días ande eufórico y exultante presentando querellas a diestro y siniestro, y consiguiendo que nefastos personajes como Astray, o criminales de guerra como Asensio, sigan teniendo sus respectivas calles. Y es que como el franquismo es sociológico, como dice Pedro Ínsua, pues aquí no pasa nada.



Antes de acabar esta entrada me he dado un paseito por la Red y he descubiero que ayer ha vuelto a ser empapelada la sede de Podemos Xixon con cartelitos fachas. Según cuenta Europapress es la tercera vez que ocurren esto hechos:
Desde Podemos Xixón se ha señalado a Europa Press que en este día acudirán a la Comisaría gijonesa a denunciar estos hechos, pese a lo dicho por el Juzgado, al rechazar que pueda ser un caso de libertad de expresión. "Ha de entenderse que ha de encuadrarse en el contexto de la libertad de expresión que nuestra norma fundamental ampara y garantiza a todo ciudadano", decía el auto de la magistrada. Precisamente el secretario general de Podemos Xixón, Mario Suárez del Fueyo, ya advertía de que esta decisión judicial daba "alas" a la extrema derecha en la ciudad. Cabe recordar que la primera vez que la sede amaneció empapelada con pasquines 'fascistas' fue el 18 de julio, mientras que el pasado día 2 volvieron a empapelar la citada sede con carteles referidos al Valle de los Caídos, en los que llaman al presidente nacional, Pedro Sánchez, "profanador detumbas".

Se están riendo en nuestras propias narices con ayuda de algunos juzgados. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dejad a la Historia en paz; ¡malditos! Pedro Sánchez no es el nieto de Antonio Castejón

El dinero importa porque es necesario

Naturalmente que los hemos fusilado