lunes, 3 de noviembre de 2014

La Guerra Civil no fue una cruzada.



No hay duda al respecto, la masacre de religiosos durante la Guerra Civil denota un odio a todo lo que oliera a incienso. Tras esta masacre, la iglesia española se hace la mártir, como de costumbre, y beatifica a una ingente cantidad de sacerdotes que fueron asesinados durante la Guerra Civil aduciendo que fueron mártires por su fe. ¿Esto es cierto? Mucho empeño hay entre ciertos historiadores y clérigos para que esta afirmación sea creíble. Podría parecer que sí, pero si analizamos lo ocurrido en el país Vasco esta teoría se va al traste y salen a flote las verdaderas razones del anticlericalismo.

La Iglesia fue y es altamente conservadora, en lo moral -naturalmente- y en lo político. Tuvieron que aceptar la República a regañadientes, entre otras cosas porque no tenían más remedio. Durante el Golpe de Estado y la posterior guerra, su posición fue clara. Nos dicen que es normal que se inclinaran con los golpistas, ya que ellos eran defensores de la fe. Carlistas, falangistas, monárquicos, etc, todos eran creyentes, creyentes que no dudaban en sacar el cuchillo para hacer lo mismo que recriminaban a las terribles izquierdas; tampoco dudaron en pasar por cuchillo a 17 sacerdotes vascos.

¿Entonces?, ¿cual fue la posición que hubieran tenido que mostrar los religiosos? Según la doctrina de Cristo: parar la masacre, esto hubiese sido lo coherente; mediar para que los "hijos" de Dios dejaran de matarse entre sí.

Lejos de mediar, pasó lo contrario, legitimaron eso que los neofranquistas siguen llamando "alzamiento nacional" y la posterior dictadura. Los informes que los curas suministraban a las autoridades franquistas, algunos demoledores, servían para, en algunos casos, llevar a un pelotón de ejecución al infortunado del que se pedía información.


Lamentable son las imágenes de los obispos mostrando su adhesión al régimen fascista y militar del golpista Francisco Franco Bahamonde.

Francisco Espinosa y García Márquez respondían en una entrevista:
¿Y la Iglesia cómo víctima? "No fue una víctima distinta a los militares golpistas, Falange, los terratenientes… que, por cierto, tuvieron muchas más víctimas que la iglesia". Como parte "de la misma derecha" afrontó "la violenta contestación popular". Fue "contendiente" y no solo víctima. "Iglesia en este país en 1936 significaba derecha y golpe", resumen. Y obtuvo beneficios que aún ostenta: "Demasiados réditos. Incrementó sensiblemente su poder en los años de la dictadura, a cambio de su apoyo, y esto le permitió extender su influencia política entre las élites de este país". Una atribución "que aún se mantiene y sus sectas son muy operativas". "Que algunos quieran seguir insistiendo en que el Estado es laico, es un mal chiste", concluyen, "no existe en los países de nuestro entorno europeo otra iglesia más intrusa ni con más privilegios"
Para saber más sobre la Iglesia y el Golpe de Estado, aconsejamos leer la obra de Espinosa y Márquez, Por la religión y  la patria.



27 comentarios:

  1. Parafraseando a Espinosa como parte "de la misma izquierda" las víctomas rojas tuvieron que afrontar "la violenta contestación popular".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pudiera parecer, pero había algo más que ·"violenta contestación popular" en el bando franquista, es decir ASESINATOS. Llevas tiempo leyendo el blog y parece que no quieres aprender nada de lo que escribo. ¿Qué pasó en donde no hubo guerra? En Extremadura, tan solo por citarte dos pequeños ejemplos: Villafranca de los Barros y Zafra. Villafranca 0 asesinatos rojos vs. al menos 180 asesinatos azules. Zafra 0 asesinatos rojos vs. al menos 300 asesinatos azules. Estudia que pasó en Galicia o en la Rioja ¿violenta contestación popular?

      Eliminar
  2. Por supuesto que comprare le libro de Paco, pero a los intersados le sugiero un libro de Casanova sobre el mismo tema, muy interesante.
    Y aprovechando la cita si alguna vez pasais por Zaragoza, este historiador asesoro un monumento en homenaje a los asesinados por el franquismo, durantev la guerra civil. Emocianante de visitar.
    Ademas del muro donde fusilaban.
    RBV

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, precisamente el libro de Espinosa cita a Julián Casanova -La Iglesia de Franco-. altamente recomendable. También recomiendo otro del eclesiástico Hilari Raguer, La espada y el incienso

      Eliminar
  3. Para Espinosa es irrelevante que miles de clerigos fueran asesinados, castrados, toreados, quemados vivos y echados vivos a las fieras del zoo por el hecho de serlo, lo que le molesta es que los efectos de la persecución fueran los contrarios a los previsto : restablecimiento de un estado confesional, aparición de nuevos movimientos apostólicos como los cursillos de Cristiandad, Opus Dei, movimiento teresiano, los neocatecumenales fundado por un Kiko Arguello decepcionado con la mediocridad espiritual del nacinalcatólicismo...

    ResponderEliminar
  4. http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/la-persecucion-religiosa-en-espana-3112/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pío Moa, vale venga... Este tiene menos credibilidad que Pinocho. El y todos los que lo han defendido como Payne, que ahora quieren tomar distancias.

      Mira este vídeo te va a encantar:
      http://www.dailymotion.com/video/x28no8y_pio-moa-se-indigna-en-intereconomia-porque-no-es-citado-en-el-libro-de-franco-de-jesus-palacios_news

      Eliminar
  5. "¿Entonces?, ¿cual fue la posición que hubieran tenido que mostrar los religiosos? Según la doctrina de Cristo: parar la masacre, esto hubiese sido lo coherente; mediar para que los "hijos" de Dios dejaran de matarse entre sí." Para empezar, el Vaticano intentó mediar al principio de la guerra civil, lo único que logro fue el exterminio del clero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se mataba a curas, lo mismo que se mataba a monárquicos, fascistas, carlistas, cedistas etc etc. La posición de la iglesia tubo que ser mediadora y de reconciliación. Claro que lo tenían difícil porque tal vez si hubiesen mostrado tibieza en el Golpe de Estado y la Guerra Civil los hubieran tomado como a "rojos". Difícil lo tenían. Pero eso es especular..., la iglesia era parte de la derecha, como lo es ahora.

      Eliminar
  6. Pero dejemos clara una cosa: la ejecución de miles de milicianos que se opusieron con las armas al Alzamiento fue una barbaridad.Pero dejemos clara una cosa: los milicianos usaron las armas contra los militares golpistas y con ellas lo fusilaron. Sabían a lo que se exponían.De la misma forma fueron ejecutados miles de falangistas,carlistas y militares golpistas por los repúblicanos, también en este caso sabían las consecuencias de ser ser capturados vivos. Mas éste no es el caso de los simples borregos, de los sacerdotes degollados como corderos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero dejemos claro una cosa: los milicianos que se oponían a los militares estaban del lado de la ley, por muchos desmanes que se pudieran haber cometido. Los sacerdotes degollados como corderos es lamentable, como son lamentables todos los asesinatos, o es que un cura es más que nadie. Claro que si no lees otra cosa que los tufos de Moa, pues seguirás en la oscuridad historiográfica.

      Resumiendo que nos vamos de la entrada: la Guerra Civil no fue una cruzada y fue provocada por un lamentable golpe de Estado. Fue peor el remedio que la enfermedad.

      Eliminar
  7. Ya que citas a Payne : "«A la izquierda española también la ofendió la política activa de beatificación de mártires por el papa, incluyendo a un número considerable del clero brutalmente asesinado por la izquierda en 1936-37. El gobierno socialista y los intelectuales de izquierda mantenían, por supuesto, sus propias campañas de beatificación de héroes revolucionarios, a menudo presentados falazmente como campeones de la "democracia", si bien en ocasiones se trataba de los mismísimos líderes responsables de la matanza del clero. Esta lucha icónica que reivindicaba a los perseguidores, por un lado, y a los perseguidos, por otro, proseguiría durante años. Los perseguidores, a su vez, se presentaban como víctimas, por haber sufrido y sido castigados por las persecuciones que ellos cometieron»

    ResponderEliminar
  8. Mártir de la guerra y ahora de la manipulación
    Móstoles, 1936. El párroco del pueblo es asesinado vilmente por un autoproclamado Comité Revolucionario. En el crimen participan el alcalde y el maestro. Pero María Antonia Iglesias cuenta en un libro maniqueo que fue el cura el que delató al maestro por un pretendido rencor contra un librepensador.
    http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/martir-guerra-y-ahora-manipulacion

    ResponderEliminar
  9. Los perseguidores, a su vez, se presentaban como víctimas, por haber sufrido y sido castigados por las persecuciones que ellos cometieron» Verbigratia : el asesino y torturador Marcos Ana : Marcial Plaza Delgado, Amadeo Martín Acuña y Agustín Rosado son los tres nombres que revolotean en torno al nombre de este iconos de la izquierda española: Un hombre que pasó veintidós años de prisión durante el franquismo, de mayo de 1939 a noviembre de 1961, y cuya causa, según su versión, tiene que ver con motivos políticos y de conciencia. No obstante, la causa de su internamiento carcelario tendría mucho más que ver con los tres nombres mencionados antes que con sus ideas.

    En el reportaje de Alba, José R. Barros cuenta cómo en el Archivo Histórico de la Defensa hay documentos en los que se señala la participación - "tomó parte directa"- de Marcos Ana en el asesinato de Plaza, Martín y Rosado en los primeros momentos de la Guerra Civil en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Por aquél entonces el poeta era responsable de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) alcalaínas. Más tarde ingresaría como miliciano en el batallón Libertad.

    Los informes señalan que Plaza, de 41 años, era sacerdote. Martín, de 24 años, ejercía como cartero y militaba en Acción Popular. En cuanto a Rosado, de 45 años, era un labrador sin filiación política aunque de probada religiosidad. Esos mismos papeles indican que Macarro fue condenado a muerte en 1943 pero al ser menor de edad en el momento de los hechos se le conmutó la pena por la de treinta años de prisión. El decreto de 12 de octubre de 1945 que indultaba a los encarcelados que no tuvieran delitos de sangre no le afectó. En 1954 el Consejo Supremo de Justicia Militar le negaba otro indulto señalando que "tomó parte en profanaciones, detenciones y asesinatos de personas de derechas".

    Según el reportaje de dicho semanario, no fue hasta 1961 la fecha en que Marcos Ana pudo beneficiarse de una amnistía decretada por Francisco Franco para todos los presos con más de veinte años de condena por hechos relacionados con la Guerra Civil. Su puesta en libertad armó cierto revuelo y pueden encontrarse varios testimonios en la prensa de familiares de los tres asesinados al respecto. http://www.hazteoir.org/noticia/42879-marcos-ana-condenado-tres-asesinatos-premio-derechos-humanos-2011

    ResponderEliminar
  10. El Jurado convocado por la APDHE ha acordado otorgar el Premios Derechos Humanos 2011, en su categoría de Nacional, a Marcos Ana, pseudónimo bajo el que oculta su identidad Sebastián Fernando Macarro, mito de la izquierda por haber sido el preso franquista que más tiempo pasó en la cárcel, pero que con un mínimo de memoria histórica salta en pedazos; sin más, recordar como fue condenado tras la Guerra Civil por tres brutales asesinatos: mató a un cura, a un labrador y un militante de Acción Popular.

    Tomó parte en profanaciones, detenciones y crímenes contra personas de derechas. Estuvo en la cárcel desde los 19 años a los 41. Pero el jurado de APDHE, sin inmutarse ante esta sanguinaria realidad, le premia nada menos que en aludiendo a "su trayectoria vital de compromiso permanente en la promoción, defensa y divulgación de los Derechos Humanos, así como de denuncia permanente respecto a sus vulneraciones. Por su labor en defensa de la libertad y los derechos fundamentales de los presos políticos, de los inmigrantes y a favor de aquellas personas y colectivos más desfavorecidos, alentando la solidaridad y cooperación internacional, así como la justicia social".

    ResponderEliminar
  11. Pues veamos lo que se pensaba en el primer país en separar la iglesia del estado (1791) sobre el tema : El 2 de febrero, Ready (el arzobispo de Baltimore) respondió a Fernando de los Ríos. Además de ser la última, esta carta del Secretario general de la NCWC es la más
    dura de cuántas se cruzó con el socialista español. Ready la comenzó con el recuerdo de los asesinatos de clérigos inocentes: «desafortunadamente, nunca hubo una declaración oficial del Gobierno (carta de

    120 Cf. Copia de la carta de Fernando de los Ríos a Louis Kenedy, Presidente de Keep the Embargo
    Committee, Washington, 9-I-1939, en ACUA, National Catholic Welfare Conference, Box 51 Folder 4.
    121 Cf. Carta de Michael J. Ready a Fernando de los Ríos, 14-I-1939, en ACUA, National Catholic
    Welfare Conference, Box 51 Folder 5; Catholic Cronicle, Toledo, Ohio, 13-I-1939.
    122 «thousands of masons, professors and leftist deputies still alive because they were able to escape from
    rebel territory» (Carta de Fernando de los Ríos a Michael J. Ready, 17-I-1939, en ACUA, National Catholic
    Welfare Conference, Box 51 Folder 5).

    República española] de condena ni el Gobierno adoptó las medidas necesarias para frenar los continuos
    excesos contra la religión».
    Después, Ready añadió que los problemas venían de atrás, desde el momento en el que se aprobó
    la Constitución de 1931 que «negaba a la religión la apreciada libertad de una verdadera democracia».
    Frente a la primera enmienda de la Constitución americana, que declaraba que “el Congreso no hará
    una ley sobre el establecimiento de una religión ni prohibirá el libre ejercicio de la misma”, el artículo
    26 de la Constitución española indicaba que “Todas las confesiones religiosas serán consideradas como
    Asociaciones sometidas a una ley especial”. Este artículo, seguía Ready, era «directamente opuesto al
    principio democrático de libertad enunciado en la Constitución de los Estados Unidos. Usted, Sr.
    Embajador, defendió una doctrina totalitaria dando a la República la autoridad para legislar en todos
    los asuntos concernientes con la religión. Bajo este mandato constitucional, la libertad religiosa se
    sujeta al Estado y no es reconocida como un derecho natural inalienable del ciudadano».124 Lo mismo
    ocurría con la prohibición de enseñanza a los religiosos o la inscripción de los mismos en un registro
    especial dependiente del Ministerio de Justicia: «los epígrafes sobre la educación y los mandatos que
    regulan las órdenes religiosas son ulteriores evidencias del carácter no democrático de la Constitución
    de 1931».125 Se despedía Ready pensando en el futuro de España, futuro en el que los dirigentes de la
    República no estarían presentes: «todos los que aman España rezan por ella, y se alegran por
    establecimiento de la paz y la justicia en un pueblo que ha dado al mundo una herencia incalculable de
    cultura cristiana». La Guerra Civil española y la Conferencia de Obispos
    hispaniasacra.revistas.csic.es/index.php/hispaniasacra/article/.../314/314

    ResponderEliminar
  12. Esto... La entrada ha registrado 40 visitas, pero el vídeo que he subido, tiene solo cuatra vistas. Por favol Alfonso échale un vistazo.

    ResponderEliminar
  13. El lehendakari antisemita, pronazi y salazarista Aguirre es más claro en el video que yo, el frente popular me prometio el estatuto y el oro y el moro, por tanto que mas me da que miles de curas maketos sean crucificados de nuevo (lo de la crucifixión no es metaforico).

    ResponderEliminar
  14. Quizás el PNV nos puedan ilustrar sobre los que sucedieron en el territorio controlado por Aguirre .Estos asesinatos alcanzan la cifra de sesenta o , y a ninguno de ellos le sujetaron a ningún procedimiento jurídico, ni para encarcelarlos ni para matarlos :Fabrián Legorburu Axpe, Coadjutor de Llodio , Llodio 24-7-36. , Ricardo Vázquez Rodriguez, de la Orden Mercedaria, San Sebastián 26-7-36 , Felipe Goena Urquía, Cura ecónomo de Pasajes, Pasajes 27-7-36 , Jose Maria Alcíbar Gorostola, Coadjutor de Iciar, Iciar 10-8-36, José Modesto Churruca, religioso Paúl, San Sebastián 16-8-36 , Pedro Asúa Mendía, Presbítero Valmaseda, Monte Candina Cantabria 29-8-36 , Eulogio Ubacia Burgaña, Sacerdote de Eibar, San Sebastián, 4-9-36, Miguel Ayestarán Uranga, Coadjutor de Irún , Fuerte de Guadalupe, Fuenterrabia 5-9-36, Daniel Esteban y Esteban, Párroco de Fuentemolinos, Baracaldo 12-9-36, Vicente Cabañas, Capuchino, Bilbao 12-9-36 , Jose López Torres, Ecónomo en Ornes, Basurto (Bilbao) 12-9-36 , Matías Lumbreras Zubero, Coadjutor de Galdácano , Cabo Quilates el 12-9-37 , Nicasio Navarrete y Diaz de Mendívil , Ecónomo de Menoyo , Menoyo 17-9-36 , Federico Martínez Uriarte, Capellán de Repelega , Bilbao 25-9-36 , Gregorio Ramírez Murguía, Ecónomo de Luyando, Luyando (Alava) 27-9-36 , Eduardo Leal Lecea , Deán de la Catedral de Plasencia, Enecuri (Bilbao) 29 -9-36 ,Andres Aguirre Respaldiza , Sacerdote de Lezama , Cabo Quilates 2-10-36 ,Víctor Alegría Uriarte, Ecónomo de Maroño, Cabo Quilates el 2-10-36 , Martin Alturana Landajo, Coadjutor de Baracaldo, Cabo Quilates 2-10-36 ,Faustino Armentia Aguado, Coadjutor de Valmaseda , Cabo Quilates 2-10-36 , Raimundo Castaños González, Dominico Quejana, Cabo Quilates 2-10-36 , Rufino Ganuza González de San Pedro, Párroco de San Salvador del Valle, Cabo Quilates el 2-10-36 ,Serapio Gómez de Segura Zúñiga, Ecónomo de Lacuadra, Cabo Quilates 2-10-36 ,Gabino Gutiérrez Barquín, Coadjutor de San Vicente, Cabo Quilates 2-10-36, Glicerio Maison Ibáñez de Garayo, Ecónomo de Ibáñez, Cabo Quilates el 2-10-36 . Manuel de Miguel Alava, Ecónomo de San Esteban, Cabo Quilates el 2-10-36 ,Andrés Ranero Múgica, Ecónomo de Aedo Carranza, Cabo Quilates el 2-10-36, Francisco Ugarte Arberas, Ecónomo de Respaldiza, Cabo de Quilates el 2-10-36, Ángel Urriza Berraondo, Canónigo de Ciudad Real, Cabo Quilates 2-10-36 , Ramón Vila, misionero Oblato, Bilbao 5-10-36 , Jose Zabala Arana, del Corazón de Maria, Guernica, x-11-36 ,

    ResponderEliminar
  15. Pedro Díez Delgado, parroquia de San Roque, Ciérvana 18-11-36 ,Carlos Acha Aldecoa, Ecónomo de Albizu, e 4-1-37 , Zoilo Aguirre Elorduy, Sacerdote de Sestao, el 4-1-37, Ángel Allende Castaños, Coadjutor de Güeñes , en el asalto a las cárceles el 4-1-37 ,Fidel Arrien Guerequiz, Ecónomo de Olarte-Orozco, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Juan Antonio Aizpiri Iriondo , Coadjutor de Éibar , en el asalto a las cárceles el 4-1-37, Félix Basozábal Arruza-Zabala , Coadjutor de Ortuella , en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , José Eligio Calleja González, Hermano religioso Camilo, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Francisco Carrera Azcarreta , Buen Pastor de San Sebastián , en el asalto a las cárceles el 4-1-37, Doroteo Doulo Irujo, Capellán de los Duques de Granada, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Martín Echeverria Olabarría, arcipreste de Orozco, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Fermín Huertas Lara, Marista, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Juan Miota Garionandia, Ecónomo de Ibarruri, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Luis Orbea Gorostiaga, ecónomo de Llodio, en el asalto a las cárceles el 4-1-37, Miguel Unamuno Ereñaga, capellán de Durango, en el asalto a las cárceles el 4-1-37 , Benito Atucha Aguirreleceaga, Párroco de Ceánuri, Ceánuri el 7-4-37 , Vicente Ocerin-Jauregui Uría, Franciscano, Ceánuri el 7-4-37 , Melquíades de San Juan de la Cruz, Carmelita, Gallarta el 18-4-37 , Simeon de Jesus y Maria, Carmelita Descalzo, Gallarta 18-4-37 , Tomás Bermejo, Agustino, Busturia 20-4-37, Severiano Zallo-Echeverría Zarandona, Sacerdote de Múgica, Múgica 30-4-37 , Jose Miguel de Jesus y Maria, Carmelita, Rigoitia 30-4-37 , Clemente Iza Barrenechea, Ecónomo de Gorocica, Gorocica 1-5-37 , Gumersindo Soto, Oblato, Las Arenas 10-5-37 , Fermín Gorostiza Iturrarte, Coadjutor de Yurre, Usánsolo 23-5-37 , Victorino Martín Mancebo, Oblato, Bizcargui 31-5-37 , Víctor Moreno Grijalba, Presbítero de Bilbao, Bilbao 14-6-37 , Alejo Fernandez, de los Sagrados Corazones, Guernica en fecha desconocida. (Sacados de Carlos Mª Olazabal).

    ResponderEliminar
  16. http://euskalherria.foroactivo.com/t418-los-mitos-del-nacionalismo-vasco-por-jose-diaz-herrera
    Una ambivalencia del nacionalismo vasco se remonta ya a la Segunda República y la Guerra Civil. Tras el fracaso de la negociación con el primer gobierno republicano para conseguir un estatuto, pactan con el General Orgaz la organización de un golpe de estado que al final no llega a intentarse. Ya en plena Guerra Civil logran la aprobación del Estatuto, que Díaz Herrera considera ilegal, ya que “es aprobado con el voto de cincuenta diputados de la Cámara, cuando se necesita un quórum de dos tercios de un Parlamento de 450”. Poco antes había estado negociando con Franco, aunque las conversaciones acaban en fracaso. Ya durante el conflicto, el comportamiento del PNV no sería en absoluto leal a la República, según el autor. Y es que “durante los tres primeros meses de la Guerra Civil no hicieron nada”. Más tarde, cuando el PNV había “facilitado la caída del frente norte frente a Franco”, Aguirre y Prieto pactan que los nacionalistas contribuyan en la defensa de Cantabria, mientras el ejército republicano lanza una ofensiva en Belchite con el objetivo de distraer las fuerzas nacionales y detener el avance de Franco en el norte, lo que permitiría llegar al invierno, cuando los avances son más costosos.

    La batalla de Belchite se libró, con 32.000 bajas por parte del ejército republicano. Pero los nacionalistas vascos no cumplieron su parte. Estuvieron negociando con los italianos, que avanzaban hacia Santoña, donde estaban las fuerzas vascas. Cuando llegó el CTV enviado por Mussolini, los vascos se rindieron, en una nueva contribución a la caída del frente norte ante los nacionales. A este episodio dedica José Díaz Herrera un capítulo de los 26 que forman el libro. Con ello quiere destruir “el mito de los valientes vascos que lucharon con arrojo para defender la democracia”, que en cualquier caso ya había sido destruida por ambos bandos. Una vez acabada la Guerra Civil, el PNV se plantea llegar a un acuerdo con los carlistas navarros, que se habían sumado como un hombre al bando nacional, “porque creían que estaban ya en contra de Franco y se volvían a centrar en el foralismo”. También quiere desmontar “el mito de que los vascos fueron siempre víctimas, nunca verdugos”, incidiendo en que, por ejemplo, si bien el bando franquista mató a quince curas, los nacionalistas acabaron con la vida de 45 sacerdotes.

    ResponderEliminar
  17. "La posición de la iglesia tubo que ser mediadora y de reconciliación." Desgraciadamente la experiencia méxicana enseñó al cardenal Goma que esta actitud, aparte de igualar a perseguidores y perseguidos, era suicida para el católicismo y sólo servía para continuar la persecución : "La historia de los Arreglos alcanzados en junio de 1929 es tan triste que haremos de ella una referencia muy breve, ateniéndonos sobre todo a la documentada información que López Beltrán ha dado recientemente del asunto. Mons. Ruiz y Flores, Delegado Apostólico ad referendum, escogió como secretario para negociar a Mons. Pascual Díaz y Barreto, el «único Obispo que había mostrado decidido empeño en lograr una transacción con los callistas» (Lpz. Beltrán 499).

    Ambos fueron traídos de los Estados Unidos a México, incomunicados en un vagón de tren, por el embajador norteamericano Dwight Whitney Morrow, banquero y diplomático, protestante y masón, cómplice de Calles y del presidente Portes Gil. Ya en la ciudad de México continuaron incomunicados en la lujosa residencia del banquero Agustín Legorreta. No recibieron ni a los Obispos mexicanos ni a un enviado de la Liga. Tampoco quisieron recibier al Obispo Miguel de la Mora, secretario del Subcomité Episcopal, que mandó aviso a Mons. Flores de que «tenía grandes y urgentes cosas que comunicarle, y que no fuera a pactar nada sin antes oírlo». Las puertas de aquella casa, en esos días, sólo estuvieron abiertas «para Morrow, para los sacerdotes extranjeros: Wilfrid y Parsons y Edmundo Walsh, S.J. [experto en política internacional de la universidad de Georgetown], para Cruchaga Tocornal, el embajador de Chile, y para otros extranjeros. Para los extraños. No para los mexicanos» (Lpz. Beltrán 516).

    Puede afirmarse, pues, que los dos Obispos de los Arreglos con Portes Gil no cumplieron las Normas escritas que Pío XI les había dado, pues no tuvieron en cuenta el juicio de los Obispos, ni el de los cristeros o la Liga Nacional; tampoco consiguieron, ni de lejos, la derogación de las leyes persecutorias de la Iglesia; y menos aún obtuvieron garantías escritas que protegieran la suerte de los cristeros una vez depuestas las armas.

    Sólamente consiguieron del Presidente unas palabras de conciliación y buena voluntad, y unas Declaraciones escritas en las que, sin derogar ley alguna, se afirmaba el propósito de aplicarlas «sin tendencia sectaria y sin perjuicio alguno». Así las cosas, los dos Obispos, convencidos por el embajador norteamericano Morrow de que no era posible conseguir del Presidente más que tales Declaraciones, y aconsejados por Cruchaga y el padre Walsh, que las «creían suficientes», aceptaron este documento redactado personalmente en inglés por el mismo Morrow:

    «El Obispo Díaz y yo hemos tenido varias conferencias con el C. Presidente de la República... Me satisface manifestar que todas las conversaciones se han significado por un espíritu de mutua buena voluntad y respeto. Como consecuencia de dichas Declaraciones hechas por el C. Presidente, el clero mexicano reanudará los servicios religiosos de acuerdo con las leyes vigentes. Yo abrigo la esperanza de que la reanudación de los servicios religiosos [expresión protestante, propia de Morrow, su redactor] pueda conducir al Pueblo Mexicano, animado por un espíritu de buena voluntad, a cooperar en todos los esfuerzos morales que se hagan para beneficio de todos los de la tierra de nuestros mayores. México, D.F. Junio 21 de 1929.-Leopoldo Ruiz, Arzobispo de Morelia y Delegado Apostólico» (Lpz. Beltrán 527).

    http://www.fluvium.org/textos/historia/his18.htm#14

    ResponderEliminar
  18. " si bien el bando franquista mató a quince curas, los nacionalistas acabaron con la vida de 45 sacerdotes".

    Esto sencillamente ES UNA MENTIRA COMO UNA CATEDRAL. Los nacionalistas vascos evitaron quema de conventos y el asesinato de infinidad de religiosos.En la mayoría del país Vasco las iglesias fueron respetadas y no se interrumpió el culto.

    El alcalde de Zafra evitó el asesinato de monjitas arriesgando su vida.

    ResponderEliminar
  19. Después de los Arreglos

    El capellán de los cristeros de Colima, padre Enrique de Jesús Ochoa, en Los cristeros del volcán de Colima, cuenta que «lloró de verdad el mismo Señor Ruiz y Flores cuando se vió burlado, cuando miró el fracaso de aquellos Arreglos, "si arreglos pueden llamarse", según él mismo dijo, escribiendo de su puño y letra (el 1º de agosto de 1929)».

    Y añade: «Yo mismo he visto llorar al Papa [Pío XI] cuando trata el asunto de los arreglos de México: L’ho veduto piàngere, decía el Cardenal Boggiani al vicepresidente de la Liga Nacional, don Miguel Palomar y Vizcarra; y al que esto escribe, en Roma el año 1930» (+Lpz. Beltrán 517).

    La verdad es que los dos obispos de los Arreglos, y especialmente Mons. Pascual Díaz, sufrieron mucho en los años posteriores, y al menos por parte de algunos sectores, padecieron un verdadero linchamiento moral.

    Recientemente publicaba la revista «30 días» (1993, n.66) una entrevista con la pintora mexicana Dolores Ortega, de 85 años, que vivió de cerca la Cristiada con su marido, Carlos Díez de Sollano, uno de los responsables de la Liga Nacional. A la pregunta ¿por qué los obispos firmaron los acuerdos?, responde: «Estaban confundidos y los engañaron. Después de los arreglos, convidamos a cenar a monseñor Díaz, arzobispo de México. Estábamos comiendo y mi esposo le dice: "Oigame, Ilustrísima, ¿qué me dice usted de los arreglos?" Bajó los ojos, casi se le saltaron las lágrimas y le dice: "Mira Carlitos, ese asunto no me lo toques, me causa mucho dolor. Nos engañaron"». Y continúa el periodista: También ustedes cayeron en el engaño. A lo que contesta la señora Ortega: "No, de ningún modo. Nosotros sabíamos que era una trampa, que el Gobierno no respetaría nunca los arreglos. Lo sabíamos todos, los de la Liga y los cristeros". Sabían ustedes que era un engaño, que entregando las armas y dejando la clandestinidad la muerte era segura. ¿Por qué lo hicieron, entonces? "Porque lo mandaba la Iglesia. Por fidelidad, por obediencia a la Iglesia"».

    ResponderEliminar
  20. El sacerdote Jorge López Teulón, postulador de la causa de canonización de los mártires de Castilla-La Mancha, coincide con Vicente Cárcel: «Está bien recordarlos en la oración, siempre que no se les llame mártires». «Habría que estudiar sus vidas para declarar si fueron santos o no pero, desde luego, no se puede hablar de martirio, porque no murieron por la fe, sino por su postura favorable al separatismo», subraya.
    http://www.larazon.es/noticia/los-obispos-vascos-homenajean-a-los-14-curas-fusilados-por-franco
    El Papa evitó más muerteEl sacerdote Jorge López Teulón, postulador de la causa de canonización de los mártires de Castilla-La Mancha, coincide con Vicente Cárcel: «Está bien recordarlos en la oración, siempre que no se les llame mártires». «Habría que estudiar sus vidas para declarar si fueron santos o no pero, desde luego, no se puede hablar de martirio, porque no murieron por la fe, sino por su postura favorable al separatismo», subraya.
    El Papa evitó más muertes
    Según Andrés Martínez, profesor de Historia de la Iglesia en la facultad de Teología San Dámaso de Madrid, «en los archivos vaticanos se recoge que Franco sólo abrió causas penales contra los sacerdotes que tenían delitos de sangre». En el caso de los vascos, fue el general Mola quien los ajustició porque «todos ellos habían participado como soldados en las trincheras y por ser nacionalistas». «El Vaticano trató de evitar sus muertes, y logró que otros muchos no fueran ejecutados», agrega.
    s
    Según Andrés Martínez, profesor de Historia de la Iglesia en la facultad de Teología San Dámaso de Madrid, «en los archivos vaticanos se recoge que Franco sólo abrió causas penales contra los sacerdotes que tenían delitos de sangre». En el caso de los vascos, fue el general Mola quien los ajustició porque «todos ellos habían participado como soldados en las trincheras y por ser nacionalistas». «El Vaticano trató de evitar sus muertes, y logró que otros muchos no fueran ejecutados», agrega.

    ResponderEliminar
  21. Los franquistas asesinaron mas maestros que los republicanos religiosos.
    ¿La vida de un maestro tiene menos valor que la de un clerigo?
    RBV

    ResponderEliminar

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.