jueves, 19 de noviembre de 2015

El revisionismo pierde a uno de sus puntales, Ricardo de la Cierva y Hoces


Hoy toda la prensa se ha hecho eco del fallecimiento del revisionista español más famoso de todos los tiempos. Como es natural, el día de su muerte la prensa no está siendo dura con la figura de don Ricardo y con su obra.

En Infovaticana, en un escueto artículo destacaban que: "Su ingente labor ha sido premiada con los premios periodísticos Víctor de la Serna [1975] concedido por la Asociación de la Prensa de Madrid y el premio Mariano de Cavia [también en el año 1975] concedido por el diario ABC". En La Gaceta tiraban de la Wikipedia, y El País destacaba que don Ricardo era "de ideología franquista", añadiendo a continuación que "De la Cierva dedicó buena parte de sus esfuerzos a defender a lo largo de su vida una tesis alternativa que interpretaba la dictadura como un régimen casi democrático". En El Mundo más de lo mismo: "De la Cierva fue uno de los pioneros en la interpretación de que el franquismo y la Guerra Civil fueron los pasos necesarios para la restauración de la democracia en España, en los años 70". Pero más adelante añaden que "De la Cierva era también un autor amable dentro de la familia de escritores que salieron del Régimen para defender su historia". Sobre esa supuesta amabilidad habría que preguntarle a Herbert R.Southworth que fue el blanco de las iras de don Ricardo.

Que descanse en Paz, son nuestros deseos. Pero también queremos recordar algunas lindeces que dejó para la posteridad. En una entrevista que concedió a La Gaceta en 2011, eliminada pero disponible en otras webs podíamos leer cosas como estas:

  • No, no creo. Querrán hacerlo [sacar a Franco del Valle de los Caídos], pero posiblemente habría un movimiento militar. Está el ejército muy desmoralizado, pero ante que saquen a Franco del Valle de los Caídos, están demasiado hundidos ellos (PSOE) como para hacer algo así. Han apostado todo a lo de ETA. Está muy bien hecho, tratar con ETA, aunque son unos cafres… Pero yo creo que a Franco no lo sacan, no es que no quieran, claro que quieren”.
  • En Paracuellos [fueron asesinadas], 4.000. Para todo Madrid, Salas Larrazábal da la cifra de 16.000, basándose en las muertes violentas anotadas en el Registro Civil. El general Casas de la Vega, poco antes de morir, me dijo que tenía ya listas con 10.000 nombres. José Manuel Ezpeleta, de la Asociación de los Mártires de Paracuellos, habla de 26.000. Entre esas cifras andamos.
  • Pero es que el Gobierno [de la II República] no era legítimo. Eso no era una democracia. Un Gobierno que permite el asesinato del jefe de la oposición no es un Gobierno legítimo. No hay por qué conceder a unos señores, porque hayan perdido la guerra, que por eso tengan razón. Suele ser al revés.
  • El problema es que los rojos, los republicanos como se quieren llamar ellos, aunque no lo eran, perdieron la guerra y ahora la quieren ganar. El señor Zapatero está convencido de que los rojos ganaron la Guerra Civil. Es terrible que un Gobierno formado por gente seria, con educación y con experiencia política, esté convencido de que ganaron la guerra y de que la Memoria Histórica les favorece a ellos

Don Ricardo de la Cierva descansará en paz, ese es nuestro deseo, pero la historiografía no lamentará tan irreparable pérdida.

Sacar a Franco de Cuelgamuros no debe de provocar ningún tipo de ruido de sables, si así fuera, es que la España de Franco sigue vigente en el Ejército. En las matanzas de Paracuellos del Jarama fueron asesinadas no más de 2.500 personas, una cifra terrible, pero lejos de las 4.000 de las que habla don Ricardo. Para todo Madrid la cifra es demoledora, sí, pero nada de 10.000, 16.000 ó 26.000. Según los registros actualizados y depurados alrededor de 8.000 personas fueron asesinadas en Madrid. Cifra altísima, como para añadirle más muertos extra. Las cifras exactas de Salas Larrazábal hace tiempo que fueron desmentidas.

El Gobierno de la II República que sufrió el atentado golpista fue legal y legítimo. Torticeramente se le ha querido y se le quiere involucrar en el asesinato de Calvo Sotelo, político éste que jamás fue el jefe de la oposición -¿Entonces qué fue Gil Robles?- sino un segundón con poca influencia en la política de la II República.

Bien sabe Zapatero quien ganó la Guerra Civil. El sr. Zapatero no quiere ganar ninguna guerra, como se ha llegado a decir. Las guerras se ganan y se pierden en su tiempo. Ni antes ni después. Esa metáfora es esgrimida por el neofranquismo para cargar contra la Ley 52/2007. Ley chapucera donde las haya que todo aquel que quiera se la puede pasar por el arco del triunfo.



Él, como católico que es y seguro que creía en el cielo y en el infierno, seguro que hoy se podrá encontrar -en alguno de esos dos lugares-  con su añorado e idolatrado Caudillo. RIP.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.