La Guerra Civil no empieza en el 32 (Sanjurjada), ni en el 33 (discurso en Don Benito de Largo Caballero), ni en el 34 (Revolución de octubre), ni el 17 de julio (Golpe de Estado en el África español


La Guerra Civil comienza cuando comienza. No antes. Es cierto que desde el mismo inicio de la II República empiezan las conspiraciones derechistas para liquidar el nuevo régimen, que se visibiliza por primera vez con el fracasado Golpe de Estado de Sanjurjo. La izquierda ve como principal enemigo de la II República a la CEDA -coalición de derechas que la izquierda la veía como avanzadilla del fascismo-, y por eso inicia una huelga revolucionaria cuando le dan paso al Gobierno de Alejandro Lerroux a miembros de la coalición conservadora. Una revolución anunciada a bombo y platillo, y que fracasó estrepitosamente y solo tuvo cierto peso en Asturias.

Todo lo anterior es cierto, pero hasta que Mola y sus comilitones no se revelan contra el Gobierno de centro izquierda y fracasa la intentona golpista en medio país, y la II República logra formar un ejército regular no podemos decir que empieza la verdadera guerra. Es decir la Guerra Civil, con frentes claramente delimitados no comienza el 18 de julio sino bastante después. La columna de la muerte poca resistencia tiene en su marcha criminal hacia Madrid. Esta puede ser la realidad.

A pesar de los datos históricos incontestables, desde distintos rincones de Internet nos bombardean con incesantes mentiras. como es el caso del blog Desde mi campanario. En una entrada ya viejuna (2010) escribían que la Guerra Civil había empezado en el 33 con el discurso de Largo Caballero en Don Benito (Badajoz). En dicho blog transcriben literamente el discurso y subrayan ciertas frases en negrita:
 ...No les extrañe que si la historia se repite y es preciso volver de nuevo a un movimiento revolucionario, éste no sea pacífico...
 ...Fuimos a unas Cortes, prematuramente, antes de hacer la revolución, para que luego la hubiera sancionado el parlamento...
...Hay que tener todos los gobernadores socialistas. Hay que tener el Poder judicial, que hoy está en manos de la burguesía. Y todos los medios coercitivos del Estado... 
 ...Mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas, habrá que obtenerlo por la violencia...

...ESTAMOS, DE HECHO, EN PLENA GUERRA CIVIL...

...Vamos legalmente hacia la evolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente...
Evidentemente estas frases están dentro de su contesto pero el autor del blog subraya estas demoledaroras frases para intentar influir en la opinión del lector. La última frase "...Vamos legalmente hacia..." estaba precedida de esta otra frase:
Ya han iniciado los enemigos la guerra, y dicen por boca de Gil Robles que si el Parlamento no les sirve irán contra él. Pues bien. Nosotros respondemos: Vamos legalmente hacia la evolución de la sociedad...
Qué es lo que había dicho anterormente Gil Robres que tanto había soliviantado a Largo Caballero. Gil Robles al que le laman "legalista" en un mitin celebrado el 15 de octubre del 33 (el de Largo se celebró el  El 8 de noviembre de 1933) llegó a decir que:
[…]
Pero, al mismo tiempo, había que dar estructura a las nuevas derechas españolas. Era necesario ir a la reconquista de España.
 [...] con deseo de abrazar a los que vengan a luchar las batallas por Dios y por la Patria.
[…] se quería dar a España una verdadera unidad, un nuevo espíritu, una política totalitaria. [...]
 Nuestra generación tiene encomendada una gran misión. Tiene que crear un espíritu nuevo, fundar un nuevo Estado, una Nación nueva; dejar la Patria depurada de masones, de judaizantes… (Grandes aplausos). [...]
Hemos de hacer de España una gran nación; hemos de someter férreamente a los de arriba y a los de abajo. (Grandes aplausos). [...]
 Hay que buscar la unidad de espíritu, la verdadera unidad nacional; [...] hacer un Estado fuerte que respete las libertades individuales, pero que realice e imponga la armonía con los intereses generales.El Poder sólo cuando venga íntegro. Hay que ir a un Estado nuevo, y para ello se imponen deberes y sacrificios. ¡Qué importa que nos cueste hasta derramar sangre!. Para eso nada de contubernios. No necesitamos el Poder con contubernios de nadie. Necesitamos el Poder íntegro y eso es lo que pedimos. Entre tanto no iremos al Gobierno en colaboración con nadie. [...] La democracia no es para nosotros un fin, sino un medio para ir a la conquista de un Estado nuevo (Aplausos). Llegado el momento el Parlamento o se somete o le hacemos desaparecer.
Que quería decir el "legalista" con “política totalitaria”, “poder íntegro” “masones” y “judaizantes”. ¿Les suena de algo?




Gil Robles, a su regreso del Congreso de Nuremberg y tras una breve estancia en Berlín y en la Casa Parda, de Munich, en 1933, afirmaría: "Insisto. En los movimientos racista y fascista, aparte de ciertas cosas inadmisibles, hay mucho de aprovechable, a condición de amoldarlo a nuestro temperamento y empaparlo de nuestra doctrina".

Según escribión Marta Bizacarrondo en El País:
...hace falta recordar que los antecedentes de Alemania 1933 y de Austria 1934 eran todo menos tranquilizadores; de ahí que fueran juzgados desde la izquierda como pruebas, primero de que la democracia por sí misma era incapaz de resistir a "la voluntad de poder" del fascismo, y segundo, de que el apego a los procedimientos legales de la socialdemocracia llevaba al suicidio al conjunto del movimiento obrero. Acudamos para Alemania al balance establecido por el nada radical Ernst Nolte: "En pocos meses, Hitler llegó a lograr lo que ningún político burgués antes que él había podido hacer: eliminar de la escena política al Partido Comunista, al Partido Socialista y a los sindicatos". En cuanto al canciller Dollfuss en Austria, líder del catolicismo político, desde su llegada al poder en mayo de 1932 había ido desmantelando paso a paso el régimen representativo y las organizaciones obreras, prosiguiendo la labor de lo que se llamó el fascismo clerical, iniciada a fines de los años veinte. La creación de campos de concentración en septiembre de 1933, el gobierno mediante decretos de urgencia y los límites puestos a la libertad de prensa fueron otros tantos hitos en la marcha hacia un régimen explícitamente "autoritario". Resulta inexplicable que un historiador o publicista riguroso ignore esos antecedentes del levantamiento socialdemócrata de febrero de 1934. Con la mira puesta en un ordenamiento corporativo a la italiana, apoyado en la supresión de todo pluralismo, Dollfuss escribía el 22 de julio de 1933 a su mentor Mussolini: "Hemos construido el Frente Patriótico sobre la base del Führerprinzip y yo mismo soy el Führer de ese Frente". Democracia cristiana pura, como apreciará el lector. Ello es compatible con el rechazo de un austriaco como Dollfuss a la hegemonía de la Alemania de Hitler. Por eso le mataron los nazis austriacos.

¿Había motivos para temer que el "jefe" de la CEDA fuera el Dollfuss español, tal y como pensaron muchos socialistas? Demos la palabra a José María Gil-Robles, portavoz como Dollfuss de un catolicismo político opuesto a la democracia. El catedrático de Salamanca había sido elegido en noviembre de 1933 dentro de una "candidatura antirrepublicana" (sic) poco después de regresar de la Alemania de Hitler. Miraba con simpatía la experiencia nazi, aun sin suscribir enteramente una política cuyos supuestos "panteístas" le era imposible compartir, en buen católico. A su juicio, "en el fascismo hay mucho de aprovechable": entre otras cosas, "su neta significación antimarxista, su enemistad a la democracia liberal y parlamentaria", y un "aliento juvenil" opuesto al "desolador y enervante escepticismo de nuestros derrotistas e intelectuales". "Para mí, la necesidad del momento presente es una derrota implacable del socialismo", afirma en octubre de 1933. "Nos hallamos como un ejército en pie de guerra", añade. Objetivo tras la victoria electoral: "El hacer una España nueva, el hacer un Estado nuevo, el hacer una Nación nueva, una Patria depurada de masones, de judaizantes, de separatistas...". "En el mundo entero -juzga- están fracasando el parlamentarismo y los excesos de la democracia". "El elemento unitario para una política totalitaria lo encontramos en nuestra gloriosa tradición", concluía. Franco no lo hubiera dicho mejor, si bien hoy sabemos que el "poder fuerte" exigido por Gil-Robles, enfrentado a la Constitución de 1931 antes y después de octubre de 1934, se detenía en las puertas de la dictadura que en cambio propugnaron muchos de sus seguidores. Sin llegar a ser la CEDA "un auténtico partido fascista", estima el politólogo José Ramón Montero, "su fascistización, inseparable de sus propósitos contrarrevolucionarios, fue superior a un mero contagio ideológico fascista". Y en cuanto a sus juventudes, de nuevo según Montero, las JAP, habría sido "la organización política más fascistizada de cuantas existieron en la II República"....
A pesar de todo esto la guerra empieza cuando empieza y es gracias a los militares y a los civiles que los apoyaron. Todo esto había quedado muy claro en la historiografía que llegó a españa despues de la muerte del tirano. Es lamentable que todavía tengamos que estar recordando tanta obviedad.

Comentarios

  1. Se le olvida usted que la CEDA ganó las elecciones del año 33 y la huelga del 34 no fue un movimiento revolucionario, sino simplemente un golpe de estado contra el gobierno legítimo, porque la izquierda no aceptó los resultados de los comicios.

    La defensa que hace usted de Largo Caballero es sorprendente. Ni los más acérrimos de la República hoy en día se atreverían a poner la mano en el fuego por este extremista. Tampoco expone usted ninguna de los exhaltados discuros de Caballero, como el siguiente:

    “El jefe de Acción Popular decía en un discurso a los católicos que los socialistas admitimos la democracia cuando nos conviene, pero cuando no nos conviene tomamos por el camino más corto. Pues bien, yo tengo que decir con franqueza que es verdad. Si la legalidad no nos sirve, si impide nuestro avance, daremos de lado la democracia burguesa e iremos a la conquista del Poder”.

    Este tipo no tenía nada demócrata. Igual que usted, que volvió a censurar mi anterior comentario en el otro post y seguramente volverá a hacerlo con éste. Por cierto, revise su ortografía de nuevo. Este post que ha escrito está plagado de erratas que escandalizarían a cualquier chaval de 10 años.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.

Entradas populares de este blog

Dejad a la Historia en paz; ¡malditos! Pedro Sánchez no es el nieto de Antonio Castejón

El dinero importa porque es necesario

Naturalmente que los hemos fusilado