La Iglesia y la cadena perpetua

Esto va para todos los capillitas de misa diaria; para los que marcan la x en la casilla del IRPF a favor de la Iglesia católica; a todos los que dentro de unos días os vais a tragar estoicamente horas y horas de pasos de Semana Santa y que estáis a favor de la cadena perpetua, eufemisticamente denominada como Prisión Permanente Revisable. Por cierto, medida que no ha evitado el último asesinato mediático. Por favor leedlo, sabemos que no os va a influir en nada, pero aún es bueno que tengáis en mente esta información que os ofrecemos o que os ofrece El Confidencial.



Un documento de miembros del Departamento de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal rechaza con dureza la prisión permanente revisable por razones vinculadas a la doctrina de la Iglesia católica, constitucionales, legales y de tratamiento de los reclusos y seguridad de los funcionarios con los que trabajan. Así lo explica en un documento de 22 folios fechado el pasado 15 de febrero.
No es un documento oficial de la Iglesia católica, según explica la Conferencia Episcopal, pero sí es un detallado informe de trabajo de miembros del Departamento de Pastoral Penitenciaria, que trabaja diariamente en las cárceles españolas. La carátula tiene por título 'La prisión permanente revisable a la luz del Departamento de Pastoral Penitenciaria', y se inicia con una exposición en la que asegura: "Vivimos en la sociedad justa y justiciera, pero diariamente visitamos las prisiones donde acompañamos muchas vidas rotas y frustradas, que esperan una palabra de esperanza. Pero lo que llega de la sociedad, de los responsables políticos, de los medios de comunicación es una justicia amparada en la dureza de las penas, con fecha de entrada, pero sin fecha de salida. Vidas con pasado, pero sin ningún futuro. La Pastoral Penitenciaria, a pesar de todo lo que se publica en estos tiempos, creemos en la superación de la persona, creemos en la capacidad de transformación, y creemos en la esperanza. Sin estos presupuestos, nuestra presencia en la cárcel sería falsa y sería vacía. La Iglesia está en prisión porque creemos en la persona y en su transformación".
A continuación, hay un repaso de la normativa para asegurar que "el llamado Código Penal de la democracia endureció notoriamente las penas sobre la legislación anterior. Penas que pueden alcanzar los 40 años y, en supuestos determinados, pueden ser incluso netamente superiores". Analiza también la situación en otros países para concluir que no es igual a la implantada en España, porque el plazo para la revisión de la condena es mucho más elevado en nuestro país.
"Lo más habitual en la UE es que sean 15 los años encarcelados antes de solicitar la revisión, como ocurre en Alemania, Austria, Luxemburgo y Suiza, mientras que en Dinamarca y Finlandia se reducen hasta los 12 años. Suecia es de los países que menos tiempo requieren entre rejas para este beneficio, y únicamente exige haber cumplido 10 años. Fuera de la UE, por ejemplo, Noruega establece, según la figura penal, 21 o 30 años", asegura, mientras que en España son 25.

Para sustentar el rechazo, habla primero de "razones desde la palabra de Dios" y "razones desde el catecismo de la Iglesia católica", y se refieren a apartados concretos de la Biblia y la doctrina de la Iglesia. Luego añade "razones desde el magisterio", para incluir citas de tres papas: Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. “Una condena sin futuro no es una condena humana: es una tortura. Toda pena tiene que tener horizonte de reinsertarse de nuevo. Exíjanlo a ustedes y a la sociedad”, es una de las citas que atribuye al actual Papa.
Explica que "el Papa Francisco elimina la cadena perpetua y endurece las penas contra la pederastia, las filtraciones y el blanqueo. Publicó un “Motu proprio” donde eliminaba la cadena perpetua en el Vaticano y era sustituida por una pena máxima de 30 a 35 años. Estas modificaciones entraron en vigor el 1 de septiembre de 2013". Y recoge otras frases del Papa como "la cadena perpetua es una sentencia a muerte escondida".
Tras las "razones constitucionales", añade las "razones para la persona", entre las que, por ejemplo, asegura que "encerrar a una persona bajo la pena de PPR, es matar la esperanza, es romper el horizonte de futuro, pues no puede hacer un proyecto de vida ni un plan de futuro. Su futuro está muy lejos y no dependerá de él, sino de las personas que lo van a evaluar. Se mata la esperanza, el futuro, los proyectos a largo plazo".


"Hay estudios psicológicos que manifiestan que más de quince años en prisión originan en la persona pautas de comportamiento necesarias para sobrevivir en un lugar cerrado que son disfuncionales para vivir en libertad: desconfianza, no respeto, violencia, deshonestidad, ausencia de responsabilidad. Es decir, que cuanto más se adapta a la prisión más se aleja para vivir en libertad y con responsabilidad. Hay sentencias del Tribunal Supremo en las que se manifiesta que un internamiento prolongado en prisión hace muy difícil la recuperación de la persona", asegura.
El siguiente capítulo es de "razones desde el tratamiento penitenciario"y asegura que "la PPR es una condena que centra su contenido más en el castigo que en la reinserción social. Cuando se condena a una persona a la prisión permanente revisable, no se está pensando en su rehabilitación o reinserción, sino más bien en el delito cometido y en la carga de la sociedad que reclama 'venganza' Reclama medidas más punitivas".


Desde su experiencia en las prisiones, señala: "¿Qué medios de tratamiento se establecen para un penado a la PPR? Esta pregunta nos genera una duda importante, y es que para la revisión de la pena debe de haber unos mecanismos de tratamiento, unos programas que ayuden al preso a su evolución, de manera que cuando llegue el momento de la revisión de la pena (a los 25 años) se pueda valorar su progresión y dictaminar un pronóstico favorable a la suspensión de la pena. Luego nos queda una pregunta o quizá mejor una duda, ¿qué programas de tratamiento se van a implementar de cara a 25 años vista?, ¿qué va a trabajar la Administración penitenciaria para que cuando llegue la revisión de la pena pueda valorar si ha habido progresión o no y se pueda suspender la pena? Y así sí que tendría sentido la revisión de la pena, pero si no se ponen los medios para cuando llegue ese momento, ya sabemos el resultado de esa revisión de pena, negativo".
"Por tanto, si por parte de la Administración penitenciaria no se establecen los mecanismos adecuados para llevar a cabo una verdadera 'revisión' de la pena, se podría ver conculcada la prohibición de los tratos inhumanos o degradantes, establecida en nuestra Constitución —art. 15 CE— así como en el art. 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, por imponer una pena inhumana atendiendo a la duración indeterminada de la misma, que no cuenta con un mecanismo real de revisión que posibilite la suspensión de la misma, llegando a la perpetuidad", explica.


"Con la imposición de la PPR se niega la posibilidad de que la persona sea capaz de cambiar, de transformar su vida después de la experiencia de privación de libertad. En el fondo, el Estado no cree en la persona con capacidad para hacer el bien ni para mejorar sus comportamientos anteriores a la comisión del delito. Se aplica una filosofía para definir a la persona como un ser para el mal, con el estigma perpetuo del delincuente sin capacidad de arrepentirse o para cambiar su vida según sus parámetros de la ética y la moral. El Estado se arroga el derecho a dictaminar y determinar la moral de los individuos según el criterio de antropología que dirige el poder legislativo", explica.
Como "razones de seguridad de los funcionarios" incluye que "trabajar en un medio con personas que no tienen una expectativa razonable de salir y para las que sumar más años con nuevos delitos no tiene consecuencia práctica sobre la condena efectiva que van a acabar cumpliendo 'pudriéndose en la cárcel', puede hacer que 'salga gratis' cualquier nuevo delito, incluso contra la vida. Ello torna al medio penitenciario de un plus de peligrosidad para quienes trabajan. Apostar por la efectiva reinserción es el mejor modo de trabajar por la seguridad ciudadana. Y eso es imposible materialmente desde el horizonte de penas extremadamente elevadas y de cumplimiento incierto".

Comentarios

  1. Bah, las mismas estupideces de siempre del catolicismo progresistas. Me cabrea especialmente que se diga que las penas europeas son más blandas que en España. En Alemania hay gente que lleva más de 50 años en prisión, en Suiza existe la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. En Inglaterra también. En Irlanda un condenado por asesinato tiene que cumplir un mínimo de 40 antes de poder tener algún beneficio penitenciario. Es claramente injusto e inadecuado descalificar o despreciar, sin más, la agitación popular sobre esta cuestión como "populismo punitivo". Política y moralmente es un debate legítimo y perfectamente justificado, después de tres decenios de crímenes gravísimos, terroristas o de otro tipo, con cuyo tratamiento penal y penitenciario no está de acuerdo, según las encuestas[41], una amplia mayoría de ciudadanos.

    En un sistema político democrático y en un asunto tan importante, las elites políticas, administrativas y académicas no pueden ignorar o despreciar esta reclamación que es mayoritaria, que no responde a arrebato alguno –pues surge de una larga experiencia–, que no resulta extravagante en el contexto europeo, que tiene a su favor argumentos técnicos respetables y que podría ajustarse a nuestros principios constitucionales.https://www.clublibertaddigital.com/ilustracion-liberal/48/populismo-punitivo-o-reclamacion-razonable-la-cadena-perpetua-principios-utilitarios-y-analisis.html

    ResponderEliminar
  2. El 81% de votantes del PSOE está en contra de derogar la prisión permanente revisable https://www.libertaddigital.com/espana/2018-03-18/el-81-de-votantes-del-psoe-esta-en-contra-de-derogar-la-prision-permanente-revisable-1276615657/ … @libertaddigital

    ResponderEliminar
  3. Hombre....,lo a los de misa diaria,.....en fin. Parece, por las encuestas en la población general, que hay una mayoría a favor de la PPR, y no todos van a ser de misa diaria, ni siquiera creyentes o practicantes...Por otra parte tampoco sabemos qué porcentaje de los de misa diaria y procesiones están a favor o no de esta medida. De misa diaria son los sacerdotes, religiosos y religiosas que van a las prisiones a ayudar a los reclusos, no necesariamente creyentes.
    También van algunos que pertenecen a algún grupo pastoral o parroquial, seglares.
    Lo que dice alfonso...:"las estupideces de siempre del catolicismo progresista"...es todavía peor.
    Y ahora vamos a recordar a Jesús en la cruz, rodeado por otros dos crucificados, uno que le pide que se salve a Él y a ellos y otro que dice...más o menos que ellos están pagando por sus obras (lo establecido en la ley) pero reconoce que Jesús "nada malo a hecho" (según él). Jesús, le dice.."hoy estarás conmigo en el Paraiso"...Esto es la cumbre del cristianismo. Y la Resurreción claro.
    Jesús era muy "progresista" en muchas cosas. Lo mismo también era algo estúpido a los ojos de algunos.
    Si el "buen ladrón" había hecho mal, también debería cumplir en "la otra vida"...al menos algo de purgatorio...,un pelín,...pero el progresista de Jesús, na, al paraiso por arrepentido.
    Podemos creer lo que nos convenga, que esto lo escribió otro que no estaba allí. Y con esto nos creeremos lo que nos convenga respecto a todos los hechos anteriores ...
    También es cierto que no todos los que cometen algunos actos muy violentos son reinsertables con seguridad, pueden tener poca o ninguna empatía con el resto de seres humanos e irán a lo que también, les convenga o deseen. Y puden causar con gran probabilidad, más víctimas. Algunas personas tienen "otra forma de sentir", y no tienen la culpa de ser así, como el daltónico no la tiene respecto a su precepción del rojo/verde...., pero si tienen la culpa de no acatar las normas, -les gusten a no-,cuya transgresión implican sufrimiento a los demás. Y sí saben que hacen daño.
    Para casos extremos debería ser la PPR, que si tiene lo de revisable es que perpetua no es.

    ResponderEliminar
  4. El dia 23 de marzo a las 19'00h se presenta un libro sobre Mons. Oscar Romero en San Carlos Borromeo (Entrevías/Madrid).
    Ya puestos, un mártir de nuestro tiempo. Un valiente.
    Si a alguien le interesa y puede abrir:
    http://www.sancarlosborromeo.org/fotos/image001.jpg

    http://www.sancarlosborromeo.org/

    ResponderEliminar
  5. La izquierda en el laberinto de la prisión permanente, por @ldpsincomplejos http://blogs.libertaddigital.com/enigmas-del-11-m/la-izquierda-en-el-laberinto-de-la-prision-permanente-14854/ vía @libertaddigital

    ResponderEliminar
  6. Corrijo...."nada malo ha hecho"...(Menos mal que no lo habrá visto anony). Alguna otra errata hay...(lo que son las prisas, el enrollamiento y los ojos adultossss)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aviso Legal
Este blog no se hace responsable de las informaciones y estudios que no sean veraces y que aparezcan en estas páginas. Intentamos verificar todo lo publicado para no faltar a la verdad. Esa es la línea que rige este blog, sabemos que nuestro esfuerzo puede no ser eficaz al 100 por 100, por eso en este blog está desabilitada la censura en los comentarios, para que puedan advertirnos de nuestro errores..

Debido a nuestra política de total libertad de expresión, no nos hacemos responsable de las posibles infracciones que puedan cometer nuestros colaboradores y participantes al dejarnos sus opiniones y sus artículos.

Los responsables del Blog Badajoz y la guerra (in) civil podrá estar de acuerdo o no con las opiniones de los colaboradores y de los participantes, debido a esto no se hace responsable de los perjuicios que puedan derivarse de los textos aquí reproducidos y de los comentarios de los usuarios.

Este blog es totalmente privado no dependemos de nadie y jamás no ha movido el ánimo de lucro, por favor se coherente con tus comentarios. Aquí no se ejerce la censura.

Entradas populares de este blog

Dejad a la Historia en paz; ¡malditos! Pedro Sánchez no es el nieto de Antonio Castejón

El dinero importa porque es necesario

Naturalmente que los hemos fusilado