Somos víctimas de la prensa


Un amigo dice que "votamos según nos informamos". Hoy en día gracias a Internet hay más información disponible, pero hay que buscar. Aunque nadie esté libre de que se la cuelen doblada, los bulos son fácilmente detectables. el problema es lo que se oculta y las medias verdades.

¿Cuanta gente sabe que Aznar y su mujer también defraudaron a Hacienda igual que Maxim Huerta? En 2015. Un servidor desde este blog, antes de que Montoro investigara las cuentas del matrimonio Aznar, ya lo alertaba. 

Ver enlace:
https://badajozylaguerraincivil.blogspot.com/2015/01/monedero-es-un-chorizo-aznar-un-sabio.html?q=Aznar+Botella
El Mundo o El País son los dos diarios más leídos por Internet y en papel. ¿Informaron correctamente estos dos diarios sobre el fraude de Aznar a Hacienda? Hoy es fácil saberlo. Hagan una prueba, visiten esas dos webs informativas (El País y El Mundo) y rebusquen en la hemeroteca. Tan solo hay que poner en el buscador Aznar y Hacienda.

Esto es lo que hemos encontrado, El Mundo:




El ministro de Hacienda en funciones, Cristobal Montoro, ha admitido este miércoles que mantuvo una reunión con el ex presidente del Gobierno José María Aznar en su ministerio, pero no ha revelado si le multó por irregularidad fiscal, tal y como ha informado OK diario... [subrayamos irregularidad fiscal]




La representación de Aznar considera que la filtración publicada podría ser constitutiva de delitos de infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos, y de descubrimiento y revelación de secretos (...)

(...) En un comentario publicado en su página web el ex presidente lamentó que se haya hablado de él como un presunto defraudador (...).
El País:


(...) La Agencia Tributaria, que controla en última instancia Montoro como ministro de Hacienda, abrió en 2013 una inspección a Famaztella, la empresa familiar de Aznar y su esposa, Ana Botella, sobre el resultado de las declaraciones fiscales presentado por esa firma en los ejercicios de 2009 y 2010. Se efectuó una comprobación, se requirió documentación y más información, Aznar sostiene que la facilitó y que la inspección se cerró en 2014, “de conformidad por las dos partes”, según la versión facilitada por el equipo del expresidente del Gobierno a la noticia publicada el 7 de noviembre de 2014 por EL PAÍS. Es decir, que se complementó lo aportado o se pagó una multa, aunque ese extremo no se quiere precisar ni su cuantía.



 (...) La denuncia se produce una semana después de que Okdiario publicara que la Agencia Tributaria había impuesto a Aznar una multa de 70.403,96 euros. El medio digital señaló que Hacienda había obligado al expresidente a abonar una liquidación complementaria de 199.052,19 euros por diversas irregularidades fiscales cometidas en los ejercicios 2011 y 2012. [subrayemos de nuevo irregularidades fiscales]



Cualquiera diría que siendo José María Aznar del cuerpo de inspectores fiscales conocería al dedillo los límites que no puede traspasar en los apaños fiscales aplicados a sus propias rentas. Tendría que saber, por ejemplo, que si pretende convertirse en persona jurídica para que sus rentas sean gravadas por el impuesto sobre sociedades (más bajo que el de IRPF) tiene que demostrar que la sociedad donde coloca sus ingresos (en este caso Famaztella, Familia Aznar Botella, otro destello de su divertido ingenio) presenta algún rastro de actividad; vamos, que los ingresos no sean personalísimos y hay alguna razón mensurable para separar la actividad de la sociedad de la actividad de la persona. Pues no, Aznar o no lo sabía o no cayó en la cuenta. Cuentan los confidenciales que Hacienda inspeccionó Famaztella y no encontró tal justificación, así que la Agencia Tributaria impuso un correctivo económico al expresidente.

 La comprobación fiscal de Hacienda arrancó durante el ejercicio fiscal de 2013 y se centra en los ejercicios de 2009 y 2010, según consta en los depósitos de cuentas presentados por la empresa del matrimonio Aznar en el Registro Mercantil de Madrid. Un portavoz del expresidente señaló que Hacienda requirió al matrimonio documentación sobre estos dos ejercicios, datos que se facilitaron en su integridad, y que la inspección se cerró "con conformidad", aunque sin aclarar qué cuota adicional correspondió pagar, en su caso.[subrayamos cuota dicional]


 (...)La empresa, cuyos gastos de explotación se reducen a 17.500 euros, no ha repartido dividendos y ha destinado todos sus beneficios a reservas voluntarias. La sociedad fue sometida a una inspección fiscal en 2013 que no ha tenido un “efecto importante” en los estados financieros de la sociedad, según la documentación contable de la empresa. Hacienda no inspeccionó la sociedad en 2014.

Gestionar los derechos de propiedad intelectual a través de una sociedad permite al matrimonio Aznar Botella tributar al tipo de las pymes, un 25%. Si declarasen los ingresos de sus libros o conferencias directamente en el IRPF como actividades profesionales hubieran tenido que cumplir con tipos impositivos cercanos al 50%.

Las palabras fraude fiscal no aparecn por ningún lugar, en su lugar nos encontramos: "irregularidades fiscales". Tampoco hemos leído por ningún lugar sanción o multa en su lugar nos hemos encontrado con un eufemismo: "cuota adicional ". En los titulares tan solo aparecen las "irregularidades fiscales" una vez (en El Mundo, El País ni hace referencia a tal eufemismo en ningún titular)

Ahora bien cuando se trata de rojos perroflauteros la prensa de los borregos apunta mucho mejor y deja de andarse por las ramas. 

Sobre el caso Monedero


El Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) y la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) coinciden en que, al haber presentado una declaración complementaria a Hacienda, el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero ha evitado incurrir en una infracción tributaria en relación con los ingresos que recibió en 2013 por asesorar a Gobiernos latinoamericanos. Además, en todo caso, descartan el delito fiscal (...)
 El presidente de IHE, Ransés Pérez Boga, también opina igual, pero ha subrayado que el de Monedero es "un claro caso de fraude tributario"...

Los malditos rojos bolivarianos si que defraudan. Estos zarrapastrosos comunistas que nos quieren quitar nuestass casas, nuestras carteras y hasta la Semana Santa, Estos si que roban. Lo del PP, no es una trama del PP sino contra el PP.

Maxim Huerta, ha sido un ministro muy criticado, parece que no le han perdonado que presentara un prograa en Telecinco. Tenía razón cuando hablaba de "jauría", porque una jauría fue la que se le tiró a degüello a ver si desgastaban a los socialistas, pero el acoso se mantuvo por las RRSS.

La Vanguardia:



En La Vanguardía sí hablaban de sanción, pero volvía a tirar de eufemismo: ""tributación irregular".

con Maxim Huerta no han sido tan magnánimos:




Maxim Huerta, este sí que sí, fue condenado por "fraude fiscal". Aquí usan todas las letras C-ON-D-E-N-A-D-O y F-R-A-U-D-E. no vaya a ser que los lectores se despisten. sin embargo el caso de Aznar y Maxim Huerta y casi el de Monedero son exactamente igual. Monedero se fue de Podemos (ya no ejerce ningún cargo), Maxim Huerta dimitió al día siguiente: lo "mismito" que en el PP.

El País y El Mundo más de lo mismo:




A Aznar la prensa de los borregos le dispensaban un trato distinto al de Maxim Huerta o Monedero. Aznar fue tan defraudador como Huerta, pero la prensa borreguera parecía no apreciarlo. Teníamos que leer la prensa alternativa para poner algo de claridad:


Según el relato del Aznar, la Agencia Tributaria le realizó en 2013 una inspección sobre sus declaraciones de 2009 y 2010 del IRPF y del Impuesto de Sociedades de Famaztella, S.L, "que se cerró de conformidad en 2014".

Sin embargo, el portavoz de los Técnicos de Hacienda aclara que no es cierto que sea "injurioso", como afirma Aznar, cuando se dice que "defraudó" porque, señala, se le ha puesto una "infracción grave" en aplicación del artículo 191 de la Ley General Tributaria.

En el caso de Aznar, precisa Mollinedo, esta infracción se sancionan con entre el 50 y el 100% de la cuota defraudada, pero añade que al cerrarse el expediente "en conformidad", la sanción se queda en el 26% de la cuota defraudada, que es el "mínimo".

Ni Aznar ni Maxim Huerta cometieron delito, porque para que este se dé, lo defraudado tiene que pasar de los 120.000 euros por año. Obviamente los asesores fiscales saben muy bien lo que se hacen. Pero estos dos mendas defraudar, defraudaron. Monedero ni tan siquiera llegó a defraudar porque el muy tuno hizo una complementaria antes de que Montoro le metiera mano. Pero llevaba todo el camino.

Y Aznar quiere volver para poner orden en el centro derecha. De manicomio:




Comentarios

Entradas populares de este blog

Dejad a la Historia en paz; ¡malditos! Pedro Sánchez no es el nieto de Antonio Castejón

El dinero importa porque es necesario

Naturalmente que los hemos fusilado