No se puede aplicar la memoria histórica a los franquistas asesinados

Tal día como hoy, pero en 1936, finalizó el asalto al Cuartel de la Montaña. Al amanecer del día 20, se inició el cañoneo del Cuartel de la Montaña. Cuando utilizaron la aviación contra los sitiados, el cuartel capituló, se rindió. La entrada de las milicias rojas se tradujo en la muerte inmediata de la mayor parte de los alzados, tras haberse rendido, repetimos. El número de muertos durante la batalla superó los 500; de ellos, se estima que la cifra de prisioneros asesinados tras la rendición fue superior a 130. (FNFF)

La Fundación de Franco quiere aplicarle la memoria histórica a los asesinados en el cuartel de la Montaña. ¿Esto es posible? La memoria histórica no es un caso exclusivo de España. Se da en lugares donde han habido procesos traumáticos politicosociales que han acabado en terribles dictaduras (golpes de estado, guerras civiles). Es un intento por recuperar la memoria de las víctimas de esos procesos traumáticos. Desaparecidos y  víctimas en general de esas guerras y de los golpes de estado. "En Latinoamérica y Caribe existe una red de 40 espacios memorialistas en 12 países, como la ex ESMA en Argentina, el Memorial para la Concordia de Guatemala o la Red Colombiana de Lugares de Memoria". (eldiario.es)

Las víctimas de los republicanos ya fueron debidamente recuperadas y recordadas por el Estado:


En Madrid, precisamente, existe un monumento a esas víctimas del cuartel de la Montaña. Existe una placa conmemorativa en el parque  del Cuartel de la Montaña. En recuerdo de esas víctimas. El parque fue inaugurado el 20 de julio de 1972, y en recuerdo de los hombres que murieron en su defensa se erigió un monumento realizado por Joaquín Vaquero Turcio. Está compuesto por una figura de bronce que representa el cuerpo de un hombre mutilado, colocada en el centro de un paredón construido en forma de sacos terreros.

No es pues entonces aplicable, bajo ningún concepto, la memoria histórica a las víctimas de la represión republicana. Esta realidad la pretende obviar la derecha española. No quiere hablar de memoria histórica ni nada por el estilo porque dicen que eso es reabrir heridas que ya estaban cerradas.

¿Qué herida se puede reabrir por retirar símbolos del franquismo y recuperar restos óseos de miles de fosas comunes? Sería más bien al revés, ¿no?

Qué la FNFF tenga esos  planteamientos entra dentro de la normalidad de un grupúsculo que trata de exaltar la memoria del dictador. Ya no está tan dentro de lo normal que esos que se han adueñado del constitucionalismo (PP y Ciudadanos) sigan negándose a condenar el franquismo. Al menos esto es lo que sucede en Extremadura:




Como ya se ha realizado en diferentes parlamentos autonómicos, y además aprovechando que el Pleno recaía en la simbólica fecha del 18 de julio, la coalición Unidas por Extremadura (Podemos-IU-Extremeños-Equo) presentó este pasado jueves al resto de grupos parlamentarios una declaración de condena de la dictadura franquista. En este sentido, cabe que recordar que las declaraciones institucionales requieren acordarse por unanimidad entre todos los grupos parlamentarios antes de ser aprobadas en el Pleno de la Asamblea.
 En dicha declaración institucional se instaba desde la Asamblea a la Junta de Extremadura, entre otras cuestiones, a “condenar el golpe de estado militar ilegítimo, realizado contra una República democráticamente constituida” y “mostrar la solidaridad con quienes padecieron persecución, violencia, muerte o internamiento por razones políticas, ideológicas, de creencia religiosa o por su condición sexual durante este periodo, así como reconocer la labor desarrollada por las asociaciones y colectivos que hoy representan a estas personas”. 
Por otro lado, se llamaba a “proseguir con las acciones dirigidas a recuperar y dignificar la memoria de las víctimas de la represión ejercida en la Guerra Civil y durante el franquismo, eliminar los símbolos, las denominaciones y las referencias franquistas de calles y edificios públicos, así como a colaborar en la identificación de las personas desaparecidas y enterradas en fosas comunes durante la dictadura franquista” e impulsar, desarrollar y dotar económicamente a la Ley 1/2019, de 21 de enero, de memoria histórica y democrática de Extremadura, que entra en vigor el próximo 24 de julio de 2019. 

Por último, la declaración proponía “convocar, cada 18 de julio, un minuto de silencio en sesión plenaria, o en su caso, ante las puertas de dicha institución parlamentaria, en homenaje a las víctimas de la guerra civil y del franquismo”. 


La negativa de los partidos de la derecha a tratar y aprobar esta declaración institucional se hace llamativa teniendo en cuenta que en otros parlamentos autonómicos se han venido aprobando por unanimidad de todos los grupos parlamentarios declaraciones similares a la presentada en Extremadura. Así, por ejemplo, se aprobaron, aprovechando la fecha del 18 de julio en Galicia y en las Cortes valencianas, ambas en 2016, y en Canarias en el año 2017. Leer más...👇

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dejad a la Historia en paz; ¡malditos! Pedro Sánchez no es el nieto de Antonio Castejón

El dinero importa porque es necesario

Naturalmente que los hemos fusilado